Jermall Charlo – Julian Williams (10/12/2016)

Galen Center, Los Angeles, Estados Unidos.

Campeonato mundial IBF del peso superwelter. Tercera puesta en juego de su cinturón por parte del titular Charlo y primera defensa mandatoria.


Muchas eran las preguntas que generó la actuación de Charlo en su combate ante Trout, en el cual el mucho más experimentado excampeón quizás mereció la victoria. Por ello, cuando le llegó una dificilísima defensa mandatoria ante un destacado prospecto como Williams la tensión para su carrera era máxima. Con todo, Charlo respondió a la perfección y ofreció su mejor versión para hacerse con un triunfo contundente y convincente que ha cambiado drásticamente la visión que desde hace unos meses se tenía de su trayectoria.

Contando ambos con buena defensa, gran velocidad y magnífica movilidad, el combate fue táctico desde el inicio, aunque ni un ápice de lo cauteloso que se podía esperar o de lo que lo fue el Charlo-Trout. Williams realizó espléndidas esquivas dinámicas y de cintura, pero el monarca, con una rapidez de manos asombrosa y mucho más agresivo que en su anterior combate, alcanzaría al retador con jabs secos, 1-2 y hooks zurdos. Alcanzado el segundo asalto, Charlo anotaría uno de sus contundentes jabs al contragolpe para, como hizo ante Bundrage, anotarse un knockdown. Dado que es un pegador peligrosísimo pareció posible que venciese por knockout, pero la precipitada ofensiva que lanzó tras el conteo resultó inefectiva, siendo sus puños errados y recibiendo contragolpes en gancho de mano adelantada y directo que le frenaron.


A pesar de los apuros pasados y del riesgo que suponía su oponente, Williams se mostraría más activo en el tercer round, su mejor asalto en la pelea. Mostrándose muy astuto en la elección del momento de ataque y del golpe seleccionado, Williams anotaría con claridad el jab y la derecha recta al ataque y a la contra, aunque también se vería ligeramente movido por un hook zurdo del campeón. La pelea estaba sumamente abierta, aunque, tras el primer knockdown, no cabía duda de que la superior pegada de Charlo podía marcar la diferencia. Igualmente, ambos realizaban entradas y salidas efectivas, anotaban sus directos de ambas manos y el gancho de izquierda, por lo que la pelea podía ir perfectamente a una ajustada decisión. Pero entonces, en el quinto asalto, Charlo rompería el combate con un aumento de su presión.


Anotando el uppercut-hook y otras cortas combinaciones, Jermall Charlo 25(19KO)-0 llevaría la pugna a una distancia más corta que le beneficiaba. El presionado Williams trataría de hacerse espacios con el 1-2, pero sería contragolpeado por un tremendo uppercut diestro que lo tumbó de forma aparatosa. Había llegado el momento de finalizar el combate y el titular lo sabía, de modo que en la reanudación lanzó una ofensiva final, primero con directos y luego con hooks, que llevó por tercera vez a la lona a Williams 22(14KO)-1(1)-1 y obligó al árbitro a detener el enfrentamiento. Entonces, por la tensión acumulada y dejándose llevar por una nefasta actitud chulesca, Charlo haría exagerados aspavientos al celebrar su victoria y, sobre todo, rechazaría la felicitación del derrotado Williams. Posteriormente, el campeón pidió perdón y justificó su injustificable actitud alegando las faltas de respeto recibidas por su rival antes del combate, pero ya había empañado absurda e innecesariamente la mejor victoria de toda su carrera. Y es que, aunque ese arrebato fue pésimo, Charlo ofreció una excelente actuación ante un formidable oponente que, si bien quizás era más técnico o astuto que él e igual de veloz, vio truncado su record invicto por la agresividad del noqueador, que incluso tras recibir golpes claros buscaba demoledores contragolpes.


No cabe duda de que Charlo, por su planteamiento combativo, no quería dejar lugar a dudas y que por ello se mostró mucho más decidido, no como ante un Trout que, quizás por ser zurdo, le incomodó muchísimo. Sea como sea, pocos esperaban que ahora y ante un rival de tanta entidad Charlo pudiese resolver el reto de forma tan solvente, aunque así fue, por lo que se reivindica como un boxeador con enorme proyección y surge como un excelente oponente para cualquier púgil de la élite. Parece que afortunadamente, y tras un periodo con falta de combates interesantes, el peso superwelter se prepara para magníficas peleas, puesto que los hermanos Charlo, Andrade y Lara y otros buenos boxeadores más están intentado asegurarse la posición de número 1 en la división y preparar un asalto al top libra por libra, para lo cual estarían dispuestos a enfrentar al campeón WBO Canelo o incluso ascender al peso medio y buscar a Gennady Golovkin, de modo que difícilmente 2017 ofrecerá un decepcionante año para la categoría de las 154 libras o 69.9 Kg.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios