Hoy unificación DeGale-Jack y mundiales Pedraza-Davis y Serrano-Rivas

Si bien ya se han disputado algunos combates de no excesiva entidad en diversas partes del mundo y ayer incluso tuvo lugar un mundial, la temporada 2017 se puede dar por iniciada oficialmente este sábado con tres mundiales más y un pequeño grupo de interesantes peleas que ponen fin a la inactividad del periodo vacacional.

Entre todos los combates que se disputan hoy, no cabe duda de que el más esperado e importante será el que estelarizará la velada del Barclays Center de Nueva York, Estados Unidos, televisada por Showtime, siendo este duelo la unificación de coronas IBF-WBC del peso supermedio entre los monarcas James «Chunky» DeGale 23(14KO)-1 y Badou «The Ripper» Jack 20(12KO)-1(1)-2. Si se es objetivo, tampoco es que este combate sea tan bueno como se está diciendo, dado que ambos han mostrado un rendimiento reciente sumamente irregular e incluso malo en ocasiones, siendo ayudados en sus peleas por la corrupción de los jueces. DeGale, en su último combate en abril fue claramente vencido por Rogelio Medina, a quien le fue totalmente robada la victoria por los jueces. Y no sólo eso, puesto que ante Bute sufrió mucho más de lo esperado y ante Andre Dirrell sólo se impuso de forma ajustada y polémica también. Por su lado, a Jack también le ha perseguido la controversia desde su coronación, siendo cuestionable su triunfo ante Anthony Dirrell, más aún el obtenido ante Groves y habiendo logrado en su último duelo un empate ante el mismo Lucian Bute.


Relatados los antecedentes recientes de ambos, ni por asomo este es un duelo por el acceso al top libra por libra, quizás ni siquiera por el número 1 de la categoría, aunque innegablemente la posición de titular unificado le dará una primacía teórica en la división al vencedor. Aun así, y pese a que ambos son sumamente inconstantes en sus peleas, carecen de tenacidad o capacidad de resolución y no hubiesen llegado a donde están sin los jueces, los dos parecen estar a un nivel casi equivalente, por lo que, siendo igual de mediocres, se puede esperar una pelea pareja y con cierta emoción. Y es que es preferible un combate entre dos rivales con el mismo número de defectos que un enfrentamiento entre un gran boxeador y un mal púgil. En cualquier caso, parece que DeGale, más habilidoso, heterodoxo y variado en su boxeo, será ligero favorito, resultando evidente que si combate a su máximo rendimiento, aquel que sorprendió a los críticos en 2014, debería sorprender repetidamente a un Jack rígido y sin recursos ni variedad. Por otro lado, si boxea de forma tan desacertada como ante Medina o Bute, DeGale podría verse superado con sencillez incluso aunque Jack se limite a trabajar ligeramente y a arrastrarse por el ring. Sea como sea, al titular unificado le esperará una pelea posteriormente en la que perfectamente podría ser destronado, ya que se tendrá que enfrentar al mandatorio WBC Callum Smith.

Como respaldo, el DeGale-Jack será acompañado por otro mundial, el que disputarán en el peso superpluma el campeón IBF José «Sniper» Pedraza y el aspirante voluntario Gervonta Davis 16(15KO)-0. En principio el combate resulta interesante por un simple motivo, porque todavía no se conoce si el imbatido prospecto Davis podrá estar a la altura en los combates ante la élite a pesar de los excelentes números de su record y de lo mucho que espera de él su equipo y los expertos. Hasta ahora ha logrado todas sus victorias menos una antes del límite, ostentando un 94% de knockouts, pero ni uno sólo de sus oponentes ha sido de nivel medio-alto (pocos ni siquiera de nivel medio) así que, no habiendo peleado tampoco nunca en el décimo asalto, puede resultarle complicado adaptarse de golpe al boxeo de un púgil técnico, de buena defensa, con mayor altura y alcance que él, con 100 rounds más de experiencia y que, si no comete el error de pelear en corta, es un complicadísimo rival con el boxeo con espacios basado en golpes aislados. Por todo ello, Pedraza parece favorito para imponerse, aunque ante un pegador que no ha mostrado brechas nada se puede dar por sentado. Al vencedor le esperará un duelo ante el mandatorio Liam Walsh, aunque se especula con que, de ganar Pedraza, éste podría subir al peso ligero para enfrentar al campeón IBF Easter.

El tercer y último mundial del evento del Barclays Center no será masculino sino femenino, pero es un cruce realmente formidable, ya que en éste se enfrentarán la top libra por libra y campeona en dos divisiones (actualmente monarca WBO supergallo) Amanda «The Real Deal» Serrano 30(23KO)-1-1 contra una destacadísima excampeona en dos divisiones (gallo y supermosca) con nueves defensas exitosas en dos reinados distintos como Yazmín «La Rusita» Rivas 35(10KO)-9-1. Dejando de lado el hecho de que es una excelente oportunidad para ambas y para el boxeo femenino formar parte de una importante cartelera en Nueva York, el choque debería ser extraordinario y muy emocionante teniendo en cuenta lo agresivas que suelen mostrarse ambas. Con todo, la velocísima y explosiva Serrano parece estar en un mejor momento, habiendo logrado sus últimas cinco victorias antes del límite, todas sin pasar del cuarto round y tres de ellas en el asalto inicial. Por su parte, Rivas pasa por una relativa crisis, habiendo cosechado en sus tres combates de 2016 una derrota ante Catherine Phiri (perdiendo su cinturón mundial), un empate por decisión técnica ante Ana Lozano y una victoria dividida ante Jessica González. Igualmente, «La Rusita» es una boxeadora solidísima y mucho más exigente que las que ha enfrentado Serrano en más de cuatro años y dieciséis peleas, por lo que la diferencia de bagaje al máximo nivel podría desempeñar un papel crucial e igualar mucho más de lo esperado la contienda. Según informa el Consejo, en el choque estará en juego también su cinturón Diamante, cosa que debería conllevar que la ganadora será mandatoria para realizar una unificación con la monarca WBC Fatuma Zarika.


A parte de los tres mundiales, el evento contará con otras dos buenas peleas pero sin título en juego. La más importante es la que disputarán en el peso medio los invictos Ievgen «The Ukranian Lion» Khytrov 14(12KO)-0 e Immanuwel Aleem 16(9KO)-0-1, que se jugarán el acceso al torneo WBC medio anunciado en la Convención para decidir al retador obligatorio de Gennady Golovkin. Y es que el agresivo Khytrov, que será clarísimo favorito, es 2º WBC, de modo que un triunfo muy probable ante el cuestionado Aleem debería certificar su acceso a una enorme oportunidad. También se puede destacar el duelo que ofrecerán en el peso pesado Adam Kownacki 14(11KO)-0 y Joshua Tufte 19(9KO)-1, ambos un tanto prometedores aunque lejos de estar en perfectas condiciones físicas, que deberían ofrecer buenos intercambios en un choque que será un punto de inflexión hacia mayores retos para el ganador.



Sin duda el evento estadounidense centrará la atención por sus excelentes pugnas, pero se puede hacer mención también de otros tres escenarios. Uno de ellos es México, donde, televisado por Tv Azteca, el 7º IBF del peso welter Carlos Ocampo 20(12KO)-0 intentará dar un paso importante en la búsqueda de la eliminatoria final de 2017 y en su desarrollo como púgil midiéndose al noqueador Daniel «Tocado» Echeverría 19(17KO)-3(1), que pasa por una crisis de resultados con tres derrotas en cuatro combates.


Por otro lado, en Japón, el peso pesado Kyotaro Fujimoto 15(8KO)-1(1) intentará convertirse en campeón OPBF y acceder al top 15 WBC (es 18º actualmente) venciendo al modesto australiano Willie Nasio 10(9KO)-1(1) en campeonato por el cinturón vacante.


Finalmente, se puede mencionar el choque televisado por TyC Sports que se disputará en Argentina, en el cual el 10º WBO del peso welter Adrián Verón 18(12KO)-1(1) intentará, ante el fogueadísimo e irregular pero competente Ramón de la Cruz Sena 22(13KO)-16(2)-2, cosechar su quinto triunfo consecutivo, escalar posiciones en la contendidísima división y rodarse de cara a una mayor pelea. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *