Gabriel Ledesma – Carlos Aquino II (6/1/2018)

Club Social y Cultural “El Cruce”, Malvinas Argentinas, Argentina.

En juego el título WBO Latino del peso wélter.


Cuando se acomete una revancha, el resultado que mejor soluciona las dudas es una victoria aún más amplia de quien se impuso la primera vez. Esto fue precisamente lo que sucedió en el duelo de desquite que disputaron Ledesma y Aquino, en el cual el primero consiguió un espléndido triunfo.


Mostrando una elevada velocidad de manos y piernas, así como un gran dinamismo, Ledesma no intentó acortar los espacios con su oponente, que poseía ventaja en altura y alcance, sino que le jabeó con rapidez a la espera de conectar su directo diestro a la contra. Dicho puño tuvo una enorme trascendencia en el resultado de la pugna, ya que Ledesma anotó derechazos que, por su precisión y efectividad sostenida, desdibujaron a Aquino y le pusieron en el camino de la derrota antes del límite.

Los astutos jabs de Ledesma, que lanzados en el momento oportuno truncaron ofensivas de su rival, y su agilidad para eludir los heterodoxos curvos de su contrincante, forzaron a Aquino a presionar más y a tomar mayores riesgos, produciéndose cruces de golpes en los que este último salió peor parado por la velocidad del “Pitbull”. Finalmente, tras haber conectado muchas veces su derecha a la contra con infinita claridad, Ledesma impactó un directo en el cuarto round que dejó tocado a Aquino, que caería tras nuevos rectos y algún gancho zurdo. Poco después de la reanudación otro puño diestro de Ledesma sacaría el protector bucal de Aquino y le estremecería, de modo que, sin llegar a tocar la lona, el árbitro realizaría una cuenta de protección.


Dejando de lado que su protector bucal cayó muchas veces antes del final, un par de veces también el de Ledesma, Aquino debería haber usado su ventaja física para moverse y lanzar golpes disuasorios que le permitiesen pasar los peores momentos, pero no fue así, realizando amagos de avance apoyados en desordenados golpeos a la vez que su rival encontraba instantes para castigarlo de forma eficaz. Así, alcanzado el quinto round se precipitó el final. Otra derecha a la contra, seguida por un nuevo golpe en la misma trayectoria, llevó a que Aquino recibiese la tercer cuenta, que sería sucedida por una cuarta tras nuevos rectos en la reanudación. Finalmente, aunque el combate ya debería haber sido parado, una última andanada de uppercuts, ganchos y directos llevarían de nuevo a la lona a Aquino, optando el árbitro por detener al fin el encuentro.


Ante un Aquino 17(13KO)-4(3) que no aprovechó su ventaja física, que no pudo neutralizar la movilidad de su contrincante y que gestionó inadecuadamente sus momentos de apuro, a Gabriel Ledesma 12(6KO)-1 sólo le bastó apoyarse en su velocidad, en su precisión y en su sensacional directo para imponerse en todo momento y lograr una fenomenal victoria. Dado que sólo cuenta con trece peleas y milita en una división tan compleja como la del peso wélter, Ledesma tendrá ir con cuidado a la hora de elegir próximos rivales, no debiéndose dejar llevar por el entusiasmo que le provocará su gran victoria y, lo que es más importante, su excelente rendimiento. De todos modos, acumulando rounds en peleas de desarrollo bien elegidas, Ledesma parece un candidato a tener en cuenta en la lucha por la corona nacional argentina.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios