Fabio Turchi – Demetrius Banks (1/12/2017)

Strand Ballroom and Theater, Providence, Estados Unidos. Peso Crucero.


Además de su debut en Estados Unidos, el prospecto de buena carrera amateur Turchi disputaba, ante la mirada de su promotor Evander Holyfield, el mayor test de su carrera hasta la fecha ante un Demetrius Banks fogueado y capaz. De todos modos, dado que éste había combatido un par de semanas atrás en un duelo a ocho asaltos ante el prometedor Adam Balski, la pelea resultó menos contendida de lo que debería haber sido en circunstancias ideales, haciendo evidente una vez más que la promotora dirigida por el campeón del peso pesado necesita, aunque debe proteger sus inversiones, tomar riesgos algo más elevados.

En cualquier caso, Turchi cumplió con su cometido perfectamente, presionando con firmeza a un rival que se desplazaba cercano a las cuerdas con cierta agilidad y usaba los directos y abiertos curvos como medida disuasoria. No obstante, otro factor que jugó en contra de Banks fue que el cuadrilátero era visiblemente pequeño, cosa confirmada por los comentaristas de CBS, por lo que no tenía espacio para desenvolverse con su boxeo dinámico y Turchi encontraba evidentes facilidades para cortar el ring. Así, después de unos cuantos minutos en los que el italiano no tuvo un acierto demasiado elevado, Banks comenzó a desgastarse bajo los directos zurdos, ganchos al torso y crochés enlazados con hooks.


El punto de inflexión decisivo llegó en el tercer asalto, en el cual un gancho de izquierda estremeció totalmente a Banks, siendo perseguido y hostigado por su adversario. Finalmente, aunque por su experiencia consiguió alcanzar el cuarto episodio, Banks estaba muy cansado, por lo que unos cuantos directos y ganchos al hígado en dicho episodio conllevaron que en el siguiente descanso optase por abandonar.


Con ello Fabio Turchi 13(10KO)-0 se hacía, sobre el papel, con la victoria más importante de su trayectoria pero en unas condiciones que le favorecían plenamente. Aun así, mostró que su boxeo podía añadir todavía algo más de interés a una división que pasa por una época dorada. Y es que es un boxeador físicamente fuerte, que presiona sin complejos y que tiene una buena pegada, siendo su estilo, salvando las diferencias, un tanto similar al de Murat Gassiev, de modo que podría, tras unas cuantas peleas de desarrollo, convertirse en un top 15 capacitado para ofrecer buen espectáculo y lograr grandes victorias.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios