Erick De León – José Salinas (27/1/2017)

Sportmen’s Lodge, Studio City, Estados Unidos. Peso Superpluma.


Teniendo en cuenta que Salinas sólo había sumado una derrota reciente de forma muy ajustada ante un prospecto como Billel Dib y que en su último combate había batido a un buen rival como Dardan Zenunaj, parecía un reto más que exigente para el prometedor De León. Pero lejos de lo que se podía esperar, el imbatido no tuvo rival y logró un triunfo contundente y bastante rápido que sólo hace que ensanchar su proyección. 

Capturando el centro del ring y portando la guardia cerrada, De León no perdería tiempo y desde el inicio buscaría atacar a su rival, produciéndose algunos cruces de directos en los que llegaría de forma clara con su izquierda. Además, para superar el sistema defensivo de su contrincante, usaría ataques en variación de altura, como directo al cuerpo-cruzado diestro, para sorprender a un Salinas que en sus ofensivas también se veía contragolpeado. Si bien «Shorty» le ponía voluntad y ni mucho menos se dejó llevar o dejó de intentarlo, De León desde el segundo asalto controlaba cada vez más las acciones, imponiendo su 1-2 y sus ganchos al cuerpo. Esto sólo se vio ligeramente modificado en el tercer round, cuando Salinas usó su directo aislado para sorprender a su rival, pero el favorito no tardó en recuperar el control con el gancho zurdo y su propio recto.


Las efectivas esquivas del tres veces campeón de los Golden Gloves como amateur también dieron grandes resultados para desdibujar a Salinas, aunque sería el insistente trabajo al cuerpo realizado por De León 15(9KO)-0 el que pondría las bases de su triunfo. Con combinaciones de ganchos abajo o con puños aislados, rápidamente empezó a mermar a Salinas 10(5KO)-3(2)-1 que, finalmente, en el cuarto round, recibiría una combinación directo al rostro-recto zurdo al cuerpo, cuyo segundo golpe lo derribaría y lo dejaría sin respuesta a la cuenta del árbitro. 


Así, por KO en el cuarto round se ponía punto y final al enfrentamiento, evidenciándose de forma innegable que a De León le hacen falta pocos rodajes más (o ninguno) antes de empezar a enfrentar oposición de mayor relieve, en duelos a 10 asaltos y con el objetivo de buscar la clasificación mundial. Y es que no mostrando defectos de importancia y habiendo podido superar de forma muy convincente a un oponente muy competente, al que se impuso en la distancia larga, en la corta, al contragolpe y con una buena variedad de recursos, De León no sólo demuestra que necesita mayores pruebas sino que está perfectamente capacitado para formar parte del top 15 y quién sabe si en el futuro, y con el debido desarrollo, llegar a coronarse campeón mundial.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios