El increíble torneo World Boxing Super Series sigue acumulando estrellas

Ya es oficial que el campeón mundial WBO del peso crucero Oleksandr Usyk 12(10KO)-0 será parte del torneo World Boxing Super Series, en el cual ya están inscritos también el monarca WBC, Mairis Briedis 22(18KO)-0, y el titular IBF, Murat Gassiev 24(17 KO)-0. Así, aunque el campeón WBA Denis Lebedev permanecerá al margen de este proceso, el vencedor del torneo en la modalidad del peso crucero quedará situado como número 1 indiscutible de una de las categorías más interesantes y más llenas de nivel en su top 15, todo ello a la vez que se ofrecen peleas excepcionales y se le da a los aficionados y expertos lo que desean: que lo mejores peleen contra los mejores.


Recordemos que el torneo WBSS comprenderá dos categorías, peso crucero y peso supermedio, participando en todo el proceso 16 boxeadores, ocho en cada división, que combatirán en eliminatorias de cuartos de final, semifinal y final, pudiendo embolsarse el ganador una cifra superior a 10.000.000 de euros, repartiéndose entre todas las eliminatorias más de 50.000.000. Esta iniciativa, que está organizada por Sauerland y Richard Schaefer, quiere rendir un homenaje a Muhammad Ali, por lo que el vencedor recibirá un trofeo en su honor. En cualquier caso, el proceso tiene como intención unir en un único torneo a los mejores boxeadores de una división para dirimir quién es el mejor.


Regresando al peso crucero, al margen de la firma de los tres campeones arriba citados y del extitular mundial Krzysztof Wlodarczyk 53(37KO)-3-1, que también se inscribió semanas atrás, ha sido confirmado que el exmonarca Marco Huck 40(27KO)-4(2)-1 y el actual titular regular WBA, Yunier Dorticos 21(20KO)-0, serán otros dos de los participantes. 


Si bien tras su derrota ante Briedis muchos pueden pensar que Huck nada tiene que hacer en el proceso, es un púgil con renombre y numerosos logros que dará más solidez a la iniciativa, pudiendo llegar a ofrecer, como hizo ante Glowacki, estupendas contiendas. En cuanto a Dorticos, éste tremendo noqueador imbatido es un púgil con enorme proyección que el pasado año generó una de las mejores peleas de la temporada ante Youri Kalenga, por lo que su firma sólo hace que aumentar aun más el interés del torneo. Además, a falta del supercampeón WBA Lebedev, que perdió su último combate ante Gassiev pero que conservó su cinturón con una artimaña, los organizadores de las World Boxing Super Series han querido contar con un titular de la Asociación.


Con dos puestos por designar para poder conocer a los ocho participantes de los cuartos de final en la división del peso crucero, y a falta de unos días para la gala inaugural y el sorteo de los enfrentamientos, que se hará en directo en un show televisado desde Mónaco el próximo sábado, han habido bastantes rumores sobre quiénes serán los últimos integrantes, señalándose que podrían ser Krzysztof Glowacki, Dmitry Kudryashov o Mike Pérez. De todos modos, sean estos púgiles u otros de menor nivel los últimos boxeadores en firmar, ya no cabe duda de que la rama del peso crucero será un excelente entretenimiento y una inmejorable iniciativa para demostrar que se puede llegar a la situación ideal de un campeón por división, pudiendo ser considerado el torneo con más nivel medio en la historia del boxeo, contando por el momento con cuatro titulares y dos excampeones, todos ellos actualmente considerados entre los 10 mejores boxeadores de la división.

Por lo que se refiere a la modalidad del peso supermedio, los éxitos del torneo no están siendo, ni pueden ser, equivalentes. Por el momento el único gran nombre que ha firmado es George Groves 26(19KO)-0, campeón WBA, pero por lo demás los restantes monarcas se han mantenido al margen. James DeGale (IBF) está, presuntamente, lesionado. Gilberto Ramírez (WBO) no va a recibir un permiso para colaborar en un evento en el que su promotor, Bob Arum, no tenga control absoluto. Por último, el cinturón WBC está vacante, y uno de los coaspirantes, Anthony Dirrell se ha negado a participar en las World Boxing Super Series, obligando a su rival, el también coaspirante Callum Smith, a quedarse fuera del torneo por ello.


Así, y teniendo en cuenta que uno de los organizadores es Sauerland, se han observado primeramente los intereses de esta promotora, alineándose en el proceso Jürgen Brähmer 48(35KO)-3(1), que descenderá del peso semipesado para participar en el torneo, el prospecto Erik Skolgund 26(12KO)-0, que también bajará de la división superior, y el británico Jamie Cox 23(12KO)-0. Por ello, comparando el torneo con el del peso crucero, en el cual Briedis, Gassiev y Usyk pondrán tres cinturones mundiales en juego en esperadísimas peleas, el peso supermedio palidece enormemente. Y es que, Skolgund y Cox son en gran parte desconocidos para el gran público, mientras que Brähmer no es bien valorado por todos al ser considerado por algunos un boxeador sobreprotegido.


De este modo, sólo queda esperar que el anuncio de los cuatro últimos participantes haga reflotar el torneo en esta categoría, algo que parece difícil. Quizás se pueda incluir a Avni Yildirim, a Chris Eubank Jr. o a los coaspirantes al titulo interino IBF José Uzcátegui y Andre Dirrell, entre otros, pero igualmente no se podrá alcanzar de ninguna manera el potencial del peso crucero. Sea como sea, se debe mencionar que en una época repleta de boxeadores-diva que evitan los retos a toda costa incluso antes de estar en el top 15, que haya clasificados mundiales que acepten enfrentarse sin condicionantes a adversarios de gran nivel es un buen síntoma para el pugilismo. Por otra parte, aunque del torneo no salga el número 1 indiscutible del peso supermedio, quien logre vencer la final aumentará su consideración notablemente, pudiéndose ver por el camino duelos muy interesantes que seguramente superen las expectativas, por lo que tampoco resulta justo tildar el torneo WBSS en su categoría de los 76,2 kg o 168 lb de fracaso, como algunos hacen, menos aún a falta de que se conozcan cuatro participantes.


En cualquier caso, para los aficionados y expertos que reclamaban un cambio en el boxeo materializado, primero, en una disminución de campeones y, segundo, en un cambio de actitud de los púgiles para mostrarse dispuestos a afrontar cualquier reto, el torneo WBSS resulta una idea verdaderamente maravillosa que esperemos que sea realmente exitosa y pueda depararnos nuevas temporadas, unificaciones totales de las categorías y, sobre todo, sensacionales enfrentamientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *