Dmitry Kudryashov – Santander Silgado (3/12/2016)

Megasport Arena, Moscú, Rusia.

En juego el título WBC Plata del peso crucero.


Cuando el temible pegador Kudryashov (con 100% de knockouts) sufrió una inesperada derrota ante Olanrewaju Durodola en dos rounds en noviembre del pasado año le llovieron las críticas. No porque hubiese sido derrotado por un mal púgil (Durodola es un top 5), por haber caído en pocos rounds o por algún otro motivo similar, sino por la forma en que fue batido. Y es que el ruso, que tiene un boxeo basado en la pegada y en la solidez y en eso debe insistir en el combate, boxeó ante el nigeriano de una forma completamente errónea, intentado pelear recurriendo a un estilo más técnico de lo que resultaría propio para su boxeo. Así, intentaría bajar su mano izquierda y cubrirse los golpes con el hombro adelantado (algo que haría con malos resultados en peleas anteriores), recurso que puede ser útil de ser bien ejecutado pero, que de no hacerse perfectamente, puede conllevar recibir golpes de poder claros sin respuesta que pueden conducir, como le pasó, a un KO Técnico.

Aunque esa escena grotesca en la que intentaba bloquear con el hombro repetidamente y esquivar las manos de su rival sin éxito alguno le granjeó duros reproches, parece que Kudryashov ha aprendido de sus errores y vuelve a boxear con la demoledora simpleza que le había hecho un hueco en la parte alta de las listas mundiales y le había hecho surgir como una figura emergente en la división. Así, en su segundo combate desde que perdiera su invicto, lograría una espléndida victoria. 


Llevando la guardia bien cerrada, con ambas manos arriba, Kudryashov presionaría y perseguiría a su oponente, el colombiano Silgado, que se desplazaba por el exterior del ring buscando el contragolpe. El local mantendría la calma, usaría el jab al cuerpo y al rostro, buscando también el cruzado zurdo, hasta que llegaría el momento adecuado para conectar la terrible mano de poder que, como siempre, rompería a su favor el combate. Después de un potente derechazo, Kudryashov alcanzaría al visitante con un terrible cruzado de mano adelantada que lo derrumbó aparatosamente. Silgado se puso en pie, pero era evidente que no iba poder resistir mucho después de tan duro puño. Así, en la reanudación, un nuevo curvo de izquierda de Kudryashov dejó tendido al exretador mundial de espaldas a la lona, llegando de esta forma un espectacular KO que finalizó la contienda en el round inicial.


Es evidente que Silgado 27(21KO)-4(3) no está en su mejor momento. De hecho, está muy lejos del nivel que tenía años atrás, cuando estaba invicto y era parte de los aspirantes destacados, logrando incluso aguantar los 12 asaltos contra una de las mejores versiones de Rakhim Chakhkiev. Aun así, la victoria de Kudryashov 20(20KO)-1(1) no deja de ser meritoria, puesto que después de una desmoralizante perdida del record invicto con un rápido y evitable knockout, encadenaba su segunda abrumadora victoria antes del límite, esta vez en el primer round, demostrando una vez más que su pegada es brutal (como pocas hay en el boxeo actual) y que ha comprendido cuáles son sus errores y ha entendido cómo debe actuar para volver a ser apreciado como una terrible amenaza para cualquier boxeador del peso crucero. Y es que, si no vuelve a recurrir a su inefectivo shoulder roll, mantiene su guardia bien cerrada, establece el jab firmemente y se apoya en su cruzado o su hook zurdo y en su derecha, quizás su boxeo sea previsible pero será solidísimo, dificilísimo de superar y tendrá siempre una oportunidad de batir a cualquier oponente por knockout gracias a su espléndida pegada.


Sin duda, en el próximo gran evento que organice la poderosa promotora rusa World Boxing, quizás a mediados o en el último cuarto del próximo año, con el retorno a los rings de Lebedev y Troyanovsky, quién sabe si combinado con el mundial pesado entre Povetkin y Wilder, Kudryashov podría combatir en el mayor duelo de su carrera. Siendo 4º WBC antes de hacerse con el título Plata de este organismo, Kudryashov sólo tendrá que esperar a que el campeón Bellew se mida a David Haye el 4 de marzo y que el ganador posteriormente se enfrente al mandatorio Mairis Briedis para poder acceder al campeonato del Consejo, tiempo que se podría ver acortado si es que Haye gana a Bellew y deja vacante su título. En este último caso, Kudryashov podría medirse a Briedis por el cinturón vacante. Si se impusiese Bellew a Haye y el campeón se mantuviese como monarca, en el tiempo en que el titular se enfrenta a Briedis, probablemente se podría disputar una eliminatoria en la que Kudryashov tendría todos los números de participar enfrentado a Marco Huck, Krzysztof Wlodarczyk o Ilunga Makabu, nuevo duelo en la élite que marcaría su futuro de forma duradera y definitiva.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios