Dmitry Bivol – Samuel Clarkson (14/4/2017)

MGM National Harbor, Oxon Hill, Estados Unidos.

En juego el título interino WBA del peso semipesado.


Después de tantearse ambos con directos, Bivol impactaría un gancho zurdo seguido por una derecha al cuerpo que obligó a retroceder a Clarkson hacia las cuerdas, donde recibiría un hook de izquierda que lo derribó cuando sólo habían transcurrido unos treinta segundos. Con ese pésimo inicio del local y siendo el titular interino un boxeador con mucha pegada, era de esperar que Clarkson fuese batido pocos instantes más tarde. Más aun cuando volvió a sufrir un knockdown al recibir una dura derecha. Pero el estadounidense logró resistir a base de voluntad y a pesar de que el ruso-kirguiso le alcanzó repetidamente con entradas y salidas con fortísimos 1-2-hook que enrojecieron su cara.

Recuperado parcialmente del exigente round inicial, Clarkson intentaría en el segundo y en el tercer episodio lanzar golpes disuasorios en directo o gancho, pero las fugaces ofensivas de Bivol, que eran tan veloces como contundentes y bien ejecutadas, siguieron imponiéndose de forma constante y a bajo riesgo. Finalmente, se alcanzó un cuarto episodio en el cual Clarkson 19(12KO)-4(2) trató de despegarse de las cuerdas pero recibió una derecha a la contra que lo tiró al tapiz por tercera vez en el choque. De nuevo se levantó, pero en muy malas condiciones, obligando con ello al tercer hombre a detener el enfrentamiento y a dar la victoria por KO Técnico en el cuarto asalto a Dmitry Bivol 10(8KO)-0.


Con cerca de 300 peleas como amateur, modalidad en la que logró importantes éxitos (como el oro en los nacionales rusos o el oro en los mundiales en categoría cadete), cuando debutó como profesional ante rivales con más de 20 peleas y se impuso a ellos convincentemente y antes del límite, Bivol ya demostró que iba a ser un nombre a seguir en la categoría del peso semipesado. Pero el titular interino WBA en sus dos últimas peleas ha evidenciado una gran evolución en su boxeo, por lo que ahora parece incluso capacitado para medirse con garantías de éxito a la élite de la división. Esto no ha pasado desapercibido para su equipo que, aprovechando la posesión de un título WBA y del proceso de reducción de campeones en dicho organismo, ha reclamado formalmente que Bivol pueda pelear ante Nathan Cleverly, campeón regular WBA. Dado que éste, según se afirma, podría combatir el 20 de mayo ante Erik Skoglund o Badou Jack, quizás Bivol deba esperar para hacer valer su derecho como retador obligatorio, pero a más tardar en el último cuatrimestre del año debería pelear en el mayor combate de su carrera, ante el monarca superior y en una prueba de fuego que le brindaría el reconocimiento necesario y le pondría al alcance del supercampeonato WBA que disputarán Ward y Kovalev.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *