Dereck Chisora – Dillian Whyte (10/12/2016)

Manchester Arena, Manchester, Reino Unido.

Eliminatoria final WBC del peso pesado.


Chisora sabía perfectamente que no se podía permitir una nueva mala actuación si quería continuar siendo considerado un aspirante de gran nivel y si quería mantenerse al alcance de las mayores peleas, así que, ante un rival duro pero no tan complicado como sus últimos oponentes, se lanzó a por todas. Así, desde el inicio, presionaría con muchísima intensidad con tenaces combinaciones de hooks arriba y abajo que no podían ser detenidas por los intentos de Whyte de establecer el jab o de tirar el 1-2. De todos modos, aunque su avance era muy fuerte, Whyte contragolpearía muy pronto con uppercuts y ganchos potentes, tornándose la pelea tan igualada que seguramente los jueces estaban desando que hubiese un knockout para no tener que dar su veredicto.

En cualquier caso, hasta la mitad de la pelea, en líneas generales, Chisora sería quien se anotaría más asaltos y encontraría más éxito en sus acciones. Su superior frecuencia y sus fortísimas manos de poder en gancho diestro, que movieron a su adversario en algunos momentos, le permitieron cada vez hacer más sólido su dominio a pesar de la enorme resistencia de Whyte, que cometía el error de aceptar los intercambios en corta de manera constante pero que usaba su destreza para conectar excelentes curvos también. Avanzando tras su doble o triple jab Chisora siempre terminaba encontrando la manera de entrar y de descargar puños con todas sus fuerzas, algo que le llevó en el quinto asalto a ponerse a un paso del triunfo por KO.

Con ganchos zurdos brutales, cruzados diestros durísimos y combinaciones gancho de derecha abajo-gancho de izquierda arriba, Chisora pondría en grandes apuros a Whyte que, a pesar de verse muy tocado y contra las cuerdas, terminaría resistiendo y pasando al ataque aprovechando el cansancio de su adversario. Después del excelente round, un Whyte recuperado increíblemente tomaría la iniciativa e impactaría el 1-2 y hooks que llegaron claro contra Chisora, que se mostraría cansado hasta el final del combate por el sobreesfuerzo del quinto asalto. Aun así, antes de que el desgaste le hundiese, «Del Boy» todavía anotaría buenas manos en el séptimo round y en el octavo volvería a poner al borde de la derrota a Whyte, al impactar contra él terribles ganchos que lo dejaron sumamente tocado.


Igualmente, Whyte resistió una vez más, evidenciando también una excelente capacidad de recuperación entre rounds, por lo que, desde el noveno episodio controlaría la pugna ante un Chisora que tenía problemas para mantener los brazos en alto. Los golpes enlazados hook-uppercut, un buen uso del jab y algunas derechas le permitieron capturar asaltos claros hasta el doceavo, en el que un gancho diestro al cuerpo lo estremeció y le obligó a sacar fuerzas de flaqueza para aguantar la última ofensiva. Concluida la magnífica pelea, estaba claro que iban a haber problemas para decidir a un vencedor estando el choque tan contendido e igualado. Con todo, y aunque, puede ser perfectamente justificable un resultado de victoria de Whyte o un empate, para Bastión Boxeo, Chisora 26(18KO)-7(2) pareció hacerse con el triunfo por 116-112. En cambio, para los jueces, si bien hubo uno que vio el triunfo de Chisora por 115-114, quien se hizo con la victoria dividia fue Whyte 20(15KO)-1(1) por 114-115 y 113-115, convirtiéndose en retador mandatorio WBC de Deontay Wilder.


Ciertamente, Chisora es muchas veces uno de esos púgiles que no saben comportarse ni dentro ni fuera del ring, pero no se puede negar que, después de haber ofrecido malas actuaciones en peleas trascendentales, en esta ocasión ofreció una excelente actuación y pareció hacer suficiente para merecer el triunfo. Sea como sea, y a pesar de la derrota, su prestigio se verá aumentado y no cabe duda de que su promotora le conseguirá una buena oportunidad pronto. Por otro lado, Whyte lo hizo bien también en este enfrentamiento que puede ser uno de los mejores del año en el peso pesado, aunque durante la mayor parte de la pelea sus méritos residieron más en saber sufrir y contestar que en parecer dominador. Igualmente, no es ni mucho menos una locura considerarlo como vencedor, como si lo es el movimiento del Consejo que, no aprendiendo de otras experiencias pasadas, establece un nuevo mandatorio a pesar de que, antes que éste pueda acceder al mundial, el titular interino que salga del Povetkin-Stiverne deberá enfrentar a Wilder en la primera mitad del próximo año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *