Christina Hammer – Maria Lindberg II (1/4/2017)

Westfalenhalle, Dortmund, Alemania.

Campeonato mundial unificado WBCWBO del peso medio femenino. Primera puesta en juego de las coronas conjuntas de la titular Hammer.


Habiendo sumado una clara victoria en 2011 ante esta misma rival, no parecía posible que Hammer tuviese problemas para lograr, ahora que su boxeo ha progresado, un nuevo triunfo ante Lindberg, previsión que se cumplió a la perfección. Y es que la alemana nacida en Kazajistán controló la contienda de principio a fin.

Teniendo mejor técnica, bagaje reciente de mucha mayor calidad y ventaja en altura, Hammer no tuvo problemas para, desplazándose lateralmente, imponer su jab y eventuales 1-2 para controlar a una Lindberg voluntariosa pero sin los recursos o la agresividad suficientes para superar a la monarca. Los eventuales golpes de poder en cruzado o hook de ambas manos terminaron por asentar el dominio de la local, que llegaría a empujar brevemente hacia las cuerdas a la retadora. La sueca no paró de buscar acortar la distancia en todo momento, pero su jab se quedaba muy corto ante la mayor envergadura de su oponente, exponiéndose también a las contras en uppercut y cruzado de Hammer.


Cuando su derrota era ya prácticamente un hecho, Lindberg logró aumentar su presión y alcanzar la distancia corta, anotando algún hook, pero sus golpes resultaron poco claros en los enmarañados cruces que se produjeron antes de inevitables entradas en clinch. Finalmente, Hammer neutralizó estos poco amenazadores ataques y terminó cerrando solventemente el combate, dándole los jueces, terminados los diez asaltos, la victoria por decisión unánime y cartulinas triples y máximas de 100-90.


Dado que Lindberg era una de las pocas boxeadoras de nivel en el peso medio, Christina Hammer  21(9KO)-0 afianzó todavía más su condición de número 1 de la división, algo que no se verá en peligro a no ser que se mida a la excelente prospecta Claressa Shields, púgil de brillante carrera amateur y formidable rendimiento profesional que es la mayor amenaza a su continuidad como monarca. Al margen de esta boxeadora, hay tan pocas aspirantes en la categoría y éstas son mayoritariamente tan asequibles que Hammer no tendría problemas para batir a cualquiera de ellas, por lo que las únicas peleas trascendentales que podría disputar las tendría que buscar en otras categorías, por ejemplo, ascendiendo al peso supermedio para enfrentarse a la número 1 Nikki Adler, o esperando a que una de las más destacadas peso superwélter, como Hanna Gabriels o Ewa Piatkowska, suba de peso para retarla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *