César Barrionuevo – Adrián Verón II (20/1/2018)

Polideportivo Fray Mamerto Esquiú, San Fernando del Valle de Catamarca, Argentina. En juego el título de Argentina y el WBC Latino del peso wélter.


La revancha entre Barrionuevo y Verón tuvo un desenlace tan rápido como contundente, zanjando el primero su competencia ante éste a la vez que dejaba claro que está listo para un trascendental combate internacional.

Verón salió muy fuerte lanzando directos y un hook abajo, haciendo que Barrionuevo se agachase. Cuando se alzó, “La Joya” conectó un gancho diestro a la contra que impactó con brutal potencia, arrojando a la lona a Verón, que se levantó aun así instantáneamente. De todos modos, en la reanudación el derribado no tardó en mostrar signos de merma, puesto que, tras algunos aislados ganchos diestros de ambos boxeadores zurdos, una mano derecha curva de Barrionuevo dejó algo tocado a su rival, que después de recibir un uppercut de izquierda enlazado con un hook de mano adelantada intentó acentuar su desplazamiento, aunque sin éxito. Y es que pocos segundos más tarde se vio desequilibrado por un directo de izquierda, sucedido por una series de ganchos y algunos rectos, que fueron el preludio de la conclusión. Con un zurdazo acompañado por un nuevo gancho diestro, Barrionuevo tiró a la lona aparatosamente a Verón 21(13KO)-3(3), que intentó alzarse, y lo logró con mucho esfuerzo, pero no estaba en condiciones para seguir combatiendo, deteniendo por ello el tercer hombre el encuentro todavía en el primer round.


Al margen de lo efectivo y potente que se mostró, de la defensa de su cetro nacional o del avance potencial en la lista del Consejo por un cinturón menor de este organismo en juego, lo que Barrionuevo 34(24KO)-3-2 mostró en esta victoria es que ha llegado la hora de que afronte una prueba de fuego. La última derrota que sufrió fue en 2013, en un contendido combate ante Ramón de la Cruz Sena, habiendo logrado desde entonces una racha de diez victorias. Además, si saltásemos el citado tropiezo, no encontraríamos en el récord de Barrionuevo más derrotas desde 2010, en su sexto combate como profesional, debiéndose recordar que ahora posee 39 peleas disputadas. Dado que los números no son ni mucho menos lo más importante, hay que destacar que ha batido a rivales de mucho nivel competitivo como Verón, por dos veces, Cristian Romero, Ramón de la Cruz Sena, por dos veces también, o Azael Cosio, habiéndose alzado hasta el 6º puesto del ranking WBC del contendidísmo peso wélter.


Muchos pensarán que en una división con boxeadores como Thurman, García, Porter o Pacquiao, por citar al campeón del Consejo y sólo a tres púgiles ranqueados en la lista WBC, la empresa es poco menos que imposible, pero no toda la clasificación está compuesta por boxeadores de ese nivel y cualquier éxito o actuación esforzada y meritoria combatiendo ante un rival de la cúspide podría llevarle a establecerse en una posición fantástica en cuanto a bolsas y oportunidades. Así, aunque todavía podría disputar interesantes combates ante la élite argentina de la categoría, quizás ha llegado la hora de que Barrionuevo, aprovechando su posicionamiento mundial, tome un riesgo decisivo, compensando la ganancia potencial una posible derrota.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios