Cedric Vitu – Isaac Real (21/1/2017)

Palais des sports Marcel Cerdan, Levallois-Perret, Francia.

Campeonato de Europa del peso superwelter.


En el arranque el zurdo Vitu tomaría la iniciativa, aprovechando su ventaja en alcance y altura para usar su directo de izquierda y su jab. Mientras, Real, que caminaba cercano a las cuerdas, aguardaría la oportunidad para conectar a la contra su directo y algunos hooks al cuerpo entre las series de su rival. La táctica del español daba ciertos resultados, puesto que en el segundo round anotaría una buena derecha que obligaría a retroceder a su adversario, hostigado posteriormente por algunos curvos. Con todo, Vitu contragolpearía con gran acierto con su uppercut y su cruzado para compensar los anteriores apuros. Igualmente, en el tercer asalto, el campeón de Europa pasaría por las dificultades más críticas de la pelea, ya que, después de avanzar semiagachado detrás de un jab, Real conectaría una derecha que tumbaría aparatosamente sobre la lona al local.

Si no hubiese terminado el asalto tras la cuenta, el aspirante seguramente podría haber sacado grandes réditos del knockdown pero, al no haber tiempo para aprovechar la situación, Vitu pudo recuperarse e incluso anotarse los siguientes dos asaltos. Y es que el visitante presionaría con más intensidad y empujaría contra el ensogado a su oponente, pero, aunque lograría conectar ganchos arriba y abajo, sus golpes no tenían el suficiente recorrido, siendo contestados por Vitu con precisos uppercuts, hooks y cruzados, junto a alguna tenue serie de directos, que le permitían capturar los rounds. De todos modos, en el sexto y el séptimo episodio, «Chaca» volvería a igualar las puntuaciones con su potente directo y un acertado uso del hook, destacando una derecha conectada en el séptimo asalto que al alcanzar desplazándose a Vitu lo desequilibró.


Entonces el enfrentamiento llegó muy parejo a los rounds decisivos, siendo el octavo y el noveno asalto anotados a su cuenta por el titular gracias a una superior claridad de golpeo, materializada especialmente al contraataque cuando Real, que seguía presionando y conectando curvos, se sobreexponía o detenía una combinación sin conectar manos contundentes. Si bien nuevamente Vitu se ponía por delante en las cartulinas, la reacción de Real no tardó nada en llegar, estando a punto de ser definitiva, puesto que el desgaste del francés comenzaba a ser muy notable. En el décimo round Real ya se mostraría superior, pero en el onceavo episodio las complicaciones para Vitu llegarían a ser muy graves, mostrándose muy tocado a la vez que intentaba huir de los hooks en corta de su contrincante, que también cansado por la temible batalla, con constantes intercambios, no lograría anotar la mano decisiva.


Finalmente, el choque alcanzaría un doceavo episodio con enormes cambios de tendencia, dado que inicialmente Real pondría en apuros a su oponente con un repetido gancho diestro arriba y varias derechas rectas hasta que Vitu contragolpeó con un hook que dejó tocado al retador, aprovechando el campeón para cerrar mejor el round. Así terminaba una emocionante pelea muy igualada y en la que ambos habían llegado a estar cerca de la victoria antes del límite. En cualquier caso, en los momentos clave la superior claridad de golpeo de Vitu decantó a su favor los asaltos igualados, por lo que la puntuación de Bastión Boxeo es 114-113 a su favor. Del mismo modo, los jueces vieron la victoria de Cedric Vitu 45(18KO)-2 por 115-113, 115-112 y 117-111, reteniendo así por tercera vez su corona EBU del peso superwelter, siendo lo más importante que ahora podría alcanzar una eliminatoria WBC. En dicho organismo Vitu es 4º, virtualmente 2º, puesto que el 1º (Andrade) peleará por la WBA contra Culcay y el número 2 (Hatley) combatirá en febrero contra el campeón Jermell Charlo, quedando así el francés sólo por detrás de Vanes Martirosyan. 


De este modo, Vitu podría llegar a disputar una eliminatoria final en los próximos meses, que quizás sea de dificultad insalvable, pudiendo aspirar también a una eliminatoria IBF ante Tony Harrison o Jarrett Hurd (si es que estos no llegan a un acuerdo) igual de complicada o incluso más. Por ello, sus posibilidades de acceder al mundial resultan realmente bajas. Por su parte Real 16(9KO)-2-1, que al igual que ante el actual campeón regular WBA Jack Culcay (al que también derribó) se quedó sólo a un paso del triunfo, vuelve a demostrar con esta meritoria actuación que perfectamente puede combatir con garantías de éxito ante los top 15 mundiales, aunque quizás le falte capacidad para ser decisivo y para romper los combates de forma definitiva.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios