Cecilia Braekhus – Erica Farías (9/6/2017)

Fortaleza de Bergenhus, Bergen, Noruega.

Campeonato mundial WBA, WBC, WBO e IBF del peso wélter. Quinta puesta en juego de las cuatro coronas conjuntas por parte de la monarca Braekhus


Una vez más, un combate esperado durante bastante tiempo y muy aclamado antes de su realización, por enfrentarse en él dos top libra por libra, resultó una pelea decepcionante sobre el ring y ofreció un boxeo bastante pobre. Con repetidas entradas en clinch, escasos golpes de poder, bajo ritmo y un desarrollo muchas veces embarrado, el encuentro Braekhus-Farías no cumplió con lo esperado del que se presumía era el mejor duelo femenino del año.

En el inicio, aunque peleó de forma mucho más desordenada de lo que es habitual en su boxeo, Farías llegaría con alguna combinación poco clara y algún cruzado diestro, lanzados en ofensivas bastante precipitadas. Así, quizás se hizo con los primeros dos asaltos ante una Braekhus muy expectante. Con todo, desde el tercer asalto, si bien la argentina se mostró más agresiva aún, Braekhus usaría con mucha contundencia su uppercut de derecha a la contra junto al gancho zurdo enlazado con directo para contener a su oponente y ponerse por delante en las cartulinas.


La excepción a esta tónica llegó en el sexto asalto, en el cual los rectos de Farías tuvieron cierto éxito ante una Braekhus que, a pesar de su ventaja en altura y alcance, no tuvo un uso efectivo del jab. Los golpes que sí imponía por su longitud de brazos fueron contados ganchos zurdos, directos y ciertos uppercuts diestros que terminaron, desde el séptimo asalto hasta el final, por certificar su triunfo. La puntuación de Bastión Boxeo es de 97-93 a favor de Braekhus


Respecto a los jueces, estos dieron un doble 99-91 excesivo y un 98-92 más razonable para que la local Cecilia Braekhus 31(8KO)-0 se hiciese con una victoria unánime, retuviese todas las coronas del peso wélter femenino y se consolidase como número 1 de todos los pesos al batir a una de sus máximas rivales en la hegemonía mundial. De todos modos, Braekhus puede ser considerada número 1 libra por libra por estar invicta, por poseer todas las coronas de su categoría y haber superado a casi la totalidad de retadoras destacadas del peso wélter, pero no porque su boxeo sea el mejor de toda la modalidad femenina ni por haber superado a rivales de mayor nivel. En ese sentido hay que mencionar que monarcas como Amanda Serrano, Christina Hammer o Eva Wahlström poseen un boxeo mucho más plástico y más completo, y otras como Jessica Chávez han superado a un número infinitamente superior de boxeadoras de la élite. Porque hay que recordar que Braekhus domina una categoría con poca cantidad de púgiles y con sólo un pequeño puñado de boxeadoras de nivel alto, mientras que Chávez reina en el peso mosca, una de las divisiones con más nivel del boxeo femenino (con más del doble de integrantes que el peso wélter), y tras haber batido a rivales como Ibeth Zamora, Esmeralda Moreno, Arely Muciño, Naoko Fujioka, Melissa McMorrow, Yésica Bopp o Simona Galassi.


Sea como sea, Braekhus seguirá siendo considerado por la mayoría de críticos como la mejor púgil de la actualidad, aunque ella misma sabe que manteniéndose en el peso wélter no puede encontrar más retos que los que le suban desde el peso superligero. Así, Braekhus está considerando la posibilidad de ascender al peso superwélter o incluso al medio, rumoreándose que podría apuntar a un encuentro ante una de las más prometedoras boxeadoras de la actualidad, la doble oro olímpica Claressa Shields. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *