Arnold Barboza Jr. – Johnny Rodríguez (27/1/2017)

Sportmen’s Lodge, Studio City, Estados Unidos. Peso Welter.


Si algo demostró Barboza en su combate ante Rodríguez es que tiene capacidad de respuesta bajo presión, puesto que su oponente le ofreció una pelea verdaderamente complicada, mucho más de lo que su corto récord podría sugerir aparentemente. «The Punisher» Rodríguez presionaría desde el inicio con mucha intensidad, llevando a las cuerdas a su rival ya en el primer round y descargando contra él combinaciones de curvos y directos, destacando el gancho zurdo al rostro. Así, Barboza se vio obligado a contragolpear con el uppercut diestro y con series de rectos para contener a su agresivo rival.

Esta situación se prolongó durante los tres primeros rounds, logrando el invicto prospecto soportar la presión y dar la adecuada respuesta en los dos iniciales mientras que en el tercero pareció llevarse la peor parte, ya que Rodríguez seguía avanzando y atacando con los combos de ganchos sin importar que recibiese contragolpes claros. Finalmente, Barboza pudo ordenar su boxeo en el cuarto round y, manteniéndose más móvil también, pudo hacer valer su mayor altura y alcance, así como su mejor técnica, para imponer el 1-2, el 2-1 y el 1-2-hook.


Con todo, en el quinto round Rodríguez explotaría una ligera falta de resolución mostrada por su rival para volver a hostigarlo con ganchos al cuerpo y derechas rectas. Quedaban entonces tres asaltos y si se descuidaba Barboza podría caer derrotado, pero entonces, el invicto prospecto reaccionaría de forma decisiva para asegurarse el triunfo. A la vez que su contrincante mostraba signos de cansancio por el enorme esfuerzo realizado, Barboza pudo, apoyándose en su superior precisión y técnica y su ventaja física, imponer sus directos o limitarse a jabear. Con todo, antes de que terminase el enfrentamiento tendría que aguantar una última ofensiva de su adversario que, si bien que en gran medida manotearía, también impactaría algunos duros hooks.


Con los ocho asaltos a los que estaba pactado el choque concluidos, los jueces le otorgaron el triunfo unánime a Arnold Barboza 15(5KO)-0 con tarjetas de 78-74 y 79-73 doble, puntuaciones estas últimas que parecen demasiado amplias y que no reflejan el desarrollo del cruce a pesar de acertar en el ganador. La puntuación de Bastión Boxeo es de 77-75 a favor de Barboza. Quizás ahora el imbatido prospecto pueda recibir inmerecidas críticas por no haber podido ser más contundente o por dejar ver algunas brechas, pero sin duda este parece el tipo de combate adecuado para que un boxeador prometedor pueda evolucionar, mejorar y desarrollarse, siendo evidentemente inútil que un púgil acumule decenas de victorias abrumadoras ante rivales modestísimos y sin verse exigido en lo más mínimo. Puede que en el futuro, si no logra avanzar, las críticas sean fundadas, pero ahora mismo parece más que posible que Barboza pueda hacer progresar su boxeo en gran medida gracias a la experiencia de calidad adquirida ante el agresivo Rodríguez. 


Por otro lado, la imagen del californiano no fue mala, ya que, si bien recibió algunas combinaciones duras y en algunos momentos le faltó resolución, supo aprovechar sus cualidades y su claridad de golpeo para, usando su mayor eficacia en los cruces, adaptarse al combate planteado por su rival y lograr una victoria que seguramente será sucedida por unas cuantas peleas más a ocho asaltos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *