Antonio Orozco – Keandre Gibson (1/4/2017)

Cosmopolitan of Las Vegas, Las Vegas, Estados Unidos. Peso superligero.


Siendo Gibson un boxeador muy móvil y de buena técnica y habiéndose Orozco preparado muy bien esta pelea, el planteamiento táctico del mexicano estuvo basado desde el inicio en buscar el golpeo al cuerpo para disminuir la velocidad de desplazamiento de su rival. Esto tenía un inconveniente obvio, puesto que mientras trabajaba con los hooks al torso se exponía a los veloces y precisos contraataques de Gibson, que llegaría con el gancho zurdo en corta y, durante los primeros minutos, lograría hacerse espacio con el jab e incluso el 1-2 mientras se desplazaba.

Quizás, otros boxeadores podrían haber dudado de la conveniencia de mantener la estrategia, puede que el mismo Orozco lo hubiese hecho en otras circunstancias, pero confiando en que esta táctica le llevaría a la victoria, “Relentless” siguió atacando a la zona media de su oponente que, finalmente, quedaría en el segundo asalto estático en las cuerdas. Así, Orozco pudo lanzar y conectar series de ganchos arriba y abajo que a penas tuvieron respuesta y que pusieron de manifiesto que la ruptura del combate podría estar cerca. Después de un tercer episodio en el cual el creciente hostigamiento se mantuvo, ahora además acompañado de grandes esquivas rotatorias, se llegó a un cuarto round que sería el definitivo, ya que Orozco impactó dos jabs enlazados con una derecha que derribó a Gibson. Éste se levantó, pero no contestó afirmativamente a la pregunta de si quería seguir combatiendo, por lo que el árbitro detuvo las acciones y decretó el KO Técnico.


No cabe duda de que Gibson 16(7KO)-1(1)-1, con esta decisión, falló al mostrar el coraje y la tenacidad necesarias para hacerse un hueco en la cumbre, ya que no había recibido el suficiente castigo como para que renunciase a seguir combatiendo tras una primera caída no demasiado dura. Sea como sea, su buena técnica es perfectamente suficiente por sí sola como para que pueda hacerse un hueco en el top 15 en el futuro e incluso lograr algún buen triunfo ante rivales no tan agresivos. Todo ello, en cualquier caso, no resta méritos al triunfo obtenido por Antonio “Relentless” Orozco 26(17KO)-0, que subió al ring dispuesto a demostrar mejora y a disipar la críticas y lo consiguió con una espléndida actuación. Quizás se le pueda reprochar que, nuevamente, se mostró demasiado fácil de alcanzar al contragolpe, pero se apoyó en una firmeza ofensiva y estratégica que fue la clave para hacerse con un triunfo que debería ponerle a un paso del mundial. Y es que, no sólo es un top 5 WBO, sino que es un nombre reconocible en una división con boxeadores muy destacados pero con no demasiado nivel medio en la parte alta de las clasificaciones. Así, es posible que pronto pueda recibir la oferta de medirse a un Terence Crawford que intenta ascender al número 1 libra por libra y que quiere demostrar inequívocamente que es el mejor superligero antes de ascender al peso wélter. 

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios