Alberto Machado – Carlos Morales (18/8/2017)

Complejo Ferial, Ponce, Puerto Rico.

En juego los títulos WBA NABA y WBO NABO del peso superpluma.


Al fin, una de las grandes promesas del boxeo puertorriqueño actual afrontó una prueba de verdadera dureza en la que demostrar su potencial, pelea en la que logró finalmente una victoria importantísima, ya que le llevará al top 3 mundial del peso superpluma, pero que dejó algunas dudas.

En el round inicial la pelea parecía prometer un notable grado de igualdad, dado que ambos se tantearon activamente, Machado utilizando su jab y su directo zurdo a la vez que Morales intentaba contragolpear con su cruzado de mano adelantada y probaba suerte con su directo. De todos modos, tan pronto como en el segundo asalto, Morales dejó de pugnar por el centro del ring, grave error ante un noqueador que se tradujo en un knockdown tras ser alcanzado en las cuerdas por un dura izquierda precedida por ganchos al cuerpo.


A pesar de la caída y de un posterior hostigamiento por parte de la izquierda del local, Morales no pasó por grandes apuros y pronto pudo rehacerse. Es más, desde el ecuador de la contienda logró reaccionar y conectar algunas manos claras contra su rival, que estaba en clara disminución en su actividad. De hecho, con una combinación al cuerpo Machado se inclinó y pareció tocar con su guante la lona, aunque el árbitro no contabilizó un knockdown. 


Sea como sea, el repunte del visitante no duró mucho ni fue demasiado consistente, dado que Machado terminó imponiendo de nuevo su jab y su potente izquierda para recobrar el control. A pesar de ello, en el tramo final el puertorriqueño pareció acusar un cierto desgaste físico que, en otras circunstancias, ante un oponente en mejores condiciones o de más calidad, habría podido ser determinante, aunque esta vez no lo fue y pudo cerrar satisfactoriamente el enfrentamiento.


Las cartulinas de los jueces de 99-90 doble y 98-91 favorables a Alberto Machado 18(15KO)-0 le otorgaron una victoria merecida, pero con puntuaciones algo excesivas. En cualquier caso, en su primera prueba de fuego en la lucha por ascender los últimos peldaños que conducen al mundial, Machado cumplió con un triunfo en el que, de nuevo, mostró la potencia de sus izquierdazos y la solidez técnica de su boxeo. Dicho esto, y si bien derrotó a un boxeador en una gran racha y de gran dificultad, Machado mostró elementos mejorables, especialmente al no poder sentenciar el combate tras la caída de su oponente y en el bajón de rendimiento del tramo final, por lo que, en definitiva, aunque es cierto que su recorrido resulta prometedor, no lo es tanto como algunos aseguran y no es más brillante que el de otros púgiles que pasaron por la misma situación antes de coronarse. Así, si bien puede ser valorado como un top 15 superpluma a tener en cuenta, no parece hoy por hoy que tenga el rendimiento necesario para enfrentarse a campeones como Gervonta Davis, Miguel Berchelt o, ni mucho menos, a Vasyl Lomachenko.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *