Adam Braidwood – Eric Martel Bahoeli (24/2/2017)

Centre Videotron, Quebec, Canadá. Peso Pesado.


En el semifondo de la eliminatoria final WBC del peso semipesado entre Eleider Álvarez y Lucian Bute, se produjo un combate de peso pesado en el cual se vieron las caras el novato Braidwood y el más experimentado Bahoeli, duelo que pese a estar desordenado y no tener las mejores muestras de táctica y técnica fue una entretenida preparación para el combate de fondo.

Con ambos atacando de forma bastante desorganizada, pero contando con notable pegada, era evidente que cualquiera de los dos podía visitar la lona en cualquier momento, más aun cuando en el segundo asalto los dos cruzaron golpes con enorme peligro. De todos modos, Bahoeli, siendo el púgil con menos pegada y mejor técnica, intentó enfriar la pelea con desplazamientos laterales por el exterior del ring a la espera de encontrar el momento del contragolpe. Pero esto no le dio resultados, ya que su precisión y su frecuencia no fueron las adecuadas, recibiendo en cambio directos y ganchos zurdos que, sin ser muy claros, superaron por mucho su trabajo.


A pesar de que el inicio fue relativamente calmado, la pelea desembocaría en un round de intensísima acción en el cuarto asalto, en el cual Braidwood impactaría una fuerte derecha recta y lanzaría una temible combinación de hooks contra su encerrado rival, que igualmente contestaría con firmeza. En una absurda muestra de irracionalidad, Braidwood bajaría los brazos y se reiría pidiéndole a su oponente que lanzase más golpes a la vez que Bahoeli conectaba hooks con toda claridad, pero estos puños no hicieron mella en el extravagante boxeador, que pasó al ataque con otra serie de ganchos que dejaron en muy malas condiciones a su oponente. Bahoeli quedaría en en el ensogado totalmente desarbolado, recibiendo durísimos pero poco ortodoxos golpes de poder, aunque el árbitro, en un pésimo error, no intervendría para detener las acciones.


Finalmente, fue la campana la que salvó al púgil, que igualmente caería a la lona aunque no recibiría cuenta, ya que el tercer hombre también se equivocó al no señalar el final de round, de modo que el golpe que provocó la caída estaba fuera de tiempo. Tras este decisivo asalto, en el quinto sólo había que esperar que Braidwood lograse el knockout, pero estaba tan cansado por el gran despliegue ofensivo realizado que a penas podía perseguir a su contrincante. En ese momento Bahoeli pareció restablecerse un poco y conectó algunas manos, que resultaron peligrosas por el gran desgaste de Adam Braidwood 7(6KO)-1(1), pero éste realizó un último esfuerzo y derribó dos veces a su rival, decidiéndose al fin el árbitro a parar el encuentro y a dar la victoria por KO Técnico a «The Boogeyman». Con ello, Braidwood se hacía con la mayor victoria de su carrera hasta la fecha, en la que batió a un boxeador mucho más experimentado y con más destreza a base de potencia bruta y apoyándose casi exclusivamente en su gran fortaleza física. 


Está claro que sólo con fuerza Braidwood no podrá llegar demasiado lejos, necesitando mejorar su técnica y su defensa muchísimo para poder ser considerado un boxeador capaz de entrar en el top 15. Y no sólo eso, puesto que si se sobreexpone tanto no tardará en sufrir nuevas derrotas antes del límite. Aun así, por su estilo agresivo resulta complicadísimo que sus peleas no sean muy entretenidas, por lo que probablemente en el futuro próximo aparezca encuadrado en algún buen cruce.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios