Resultados de los mejores combates del viernes (30/9/2016)

En la eliminatoria final WBA del peso ligero entre Michael «The Artist» Pérez 24(11KO)-2(2)-2 y Petr «Zar» Petrov 38(19KO)-4(1)-2 no hubo tanta igualdad como se esperaba, puesto que el segundo de ambos dominó la contienda y se impuso por abandono en el sexto asalto, aunque en un duelo lleno de cortes por choques de cabezas. Sea como sea, Petrov confirmaba con este triunfo su condición de top 5 mundial de la categoría y se convertía en retador mandatorio de Jorge Linares, aunque tendrá que esperar a que el campeón realice su revancha ante Crolla y la unificación mandatoria ante Zlaticanin para poder acceder a un mundial en el que no serán pocas sus opciones de triunfo.


Como era evidente, el campeón regular WBA del peso supergallo Nehomar Cermeño 25(15KO)-5(1)-1 fue muy superior al inexperimentado Anurak «Nop Kratingdaenggym» Thisa 17(5KO)-1(1), tanto fue así que incluso el aspirante cayó noqueado en el tercer round. De esta forma, Cermeño realizaba la primera defensa de su título y se consolidaba en su acceso a un combate mandatorio que, según el proceso de reducción de campeones en la WBA, podría ser tanto ante el supercampeón Guillermo Rigondeaux como ante el titular interino Moisés Flores.


En la que puede ser considerada la mayor sorpresa del año en la división, el top 5 Alejandro «Payasito» Hernández 31(16KO)-12(2)-2 fue noqueado por el joven Emmanuel «Veneno» Domínguez 19(13KO)-5(1)-2. Y es que, aunque se podía esperar que Hernández tuviese que trabajar muy duro y era evidente que se vería inmerso en intensos intercambios (algunos esperaban erróneamente una sencillísima pelea para «Payasito»), no era de prever que Domínguez venciese por KO en el cuarto round. En cualquier caso, mientras Hernández se verá notablemente alejado de un mundial que ya rozaba, Domínguez confirma la línea ascendente de su rendimiento y logra la mayor victoria de su carrera, que le llevará al top 15 de algún organismo además de a alguna importante pelea.


Como señalamos en la previa, el duelo entre Hanzel «Rude Boy» Martínez 23(18KO)-3(1) y Erik Ruiz 16(6KO)-5-1 estaba mucho más igualado de lo que parecía y el favorito no se podía descuidar si no quería verse sorprendido. Pues bien, finalmente, un Martínez bastante por delante en las apuestas cayó derrotado ante el fogueadísimo Ruiz, que aprovechó la experiencia de ring adquirida en dificilísimas peleas ante rivales del top para imponerse por decisión mayoritaria con cartulinas de 98-92, 97-93 y 95-95. Con ello, Ruiz, que debería entrar en el top 15 WBA, empieza a dejar atrás definitivamente su mala racha, ya que en cuatro peleas sólo ha sumado una derrota ante Alexis Santiago, compensada por dos victorias ante prospectos como Roy Tapia y Hanzel Martínez, además de un empate ante un púgil mucho más consolidado como Horacio García. Así, si bien Ruiz no puede ser tenido como un púgil de la élite, y podría caer de nuevo ante los rivales de la máxima dificultad, se ha convertido en un boxeador peligrosísimo para cualquier rival de nivel medio-alto, cuando hace unos meses sólo era considerado una asequible piedra de toque.


En la misma velada, también se resolvió por decisión mayoritaria la pelea entre Juan Antonio «Tony» López 11(4KO)-1 y Stephon «Showstopper» Young 14(6KO)-0-3, en la que el segundo de ambos venció con puntuaciones de 97-93, 96-94 y 95-95, adquiriendo el título vacante WBA-NABA del peso gallo. En virtud de esto, Young podría aparecer en el ranking WBA en próximas actualizaciones pero, con un puñado de resultados muy ajustados a sus espaldas, deberá trabajar notablemente en la forma de ser decisivo antes de encarar peleas demasiado exigentes.


En una división del peso superpluma llena de combates interesantísimos y con una extensa élite de boxeadores, el chino Xu «Monster» Can 10(0KO)-2 dio un nuevo paso adelante para ser incluido en una gran pelea, puesto que se impuso a Ramiro Blanco 14(7KO)-1-3 por decisión unánime y amplias tarjetas de 117-111 y doble 118-110. De todos modos, si bien este triunfo podría llevarlo a medio plazo al top 3 WBA, su falta de experiencia y su flojísima pegada evitarán que pueda ser tenido en cuenta como un rival peligroso para cualquier oponente de la cumbre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *