Nuri Seferi – Firat Arslan (17/9/2016)

EWS Arena, Göppingen, Alemania.

En juego el título WBO europeo del peso crucero.


Viendo a ambos toscos y veteranos púgiles sobre el ring podría costar de creer que Seferi y Arslan estaban peleando por un puesto en el top 5 WBO, sobre todo si se acababa de visualizar el combate entre los excelentes Usyk y Glowacki, también pertenecientes al peso crucero. Aun así, el combate resultó bastante entretenido por la voluntad combativa de los dos y por los intercambios de cierta dureza que se produjeron.

En el inicio, Arslan, como siempre con su guardia alta y herméticamente cerrada, recibiría sin ofrecer a penas respuesta ganchos zurdos arriba y hooks al cuerpo junto a alguna combinación de gancho y uppercut, pero pronto reaccionaría e impactaría fortísimos uppercuts zurdos que llegaron con enorme claridad contra Seferi. Como tantas veces en el pasado, resultaba difícil de creer que con un boxeo tan simple Arlsan pudiese haber sido un campeón mundial con destacadísimas actuaciones ante rivales de la élite, pero su método de aguantar las ofensivas para esperar su momento de tomar la iniciativa volvía a dar resultados, esta vez ante un púgil con menos pegada y precisión.


En algunos instantes, como en el cuarto round, el rígido Arslan sería movido ligeramente (aunque sin bajar por ello los brazos) por los puños de Seferi, pero la gran mayoría de las acciones de «Albanian Tyson» eran bloqueadas o erradas por los pasos atrás del alemán del origen turco. Desde el ecuador de la contienda también tendrían notable importancia los gestos chulescos de Seferi, que bajando los brazos repetidamente y durante largos periodos se expuso absurdamente, primero a directos flojos pero claros y posteriormente a 1-2 de considerable dureza. De todos modos, aunque no hubiese cometido este enorme error, provocado por considerarse superior boxísticamente cuando en realidad no lo era, Seferi hubiese sido superado igualmente por Arslan, que posteriormente apoyaría sus manos de poder con un firme jab antes inexistente.


Estando bastante por detrás en las cartulinas, Nuri Seferi 37(21KO)-8(1) intentaría realizar arremetidas arriesgadas, pero éstas no tendrían casi ningún resultado positivo, empezándose a notar además una gran diferencia en cuanto a preparación física, con Arslan mostrándose muchísimo más fresco que su rival. Por todo ello, cuando terminó la contienda los jueces le otorgaron la victoria por decisión unánime a Firat Arslan 38(23KO)-8(3)-2, aunque con puntuaciones demasiado ajustadas de doble 115-113 y un más acertado 118-111. Sea como sea, el caso es que dos años después de que disputase su último campeonato, Arslan vuelve a ponerse, con una victoria muy importante ante un adversario duro, a sólo unos pasos del mundial. Y es que, con el número 1 Usyk coronado como campeón WBO crucero, con el número 3 Mairis Briedis siendo el mandatorio WBC y el número 4 Damir Beljo desposeído de su título menor de la Organización (cinto WBO europeo que ahora posee Arslan), es obvio que Arslan, con casi 20 años de carrera en el boxeo profesional, se situará junto al joven e imbatido Noel Gevor en la pugna por alcanzar la eliminatoria final de 2017. Puede que ante rivales de la élite actual como Usyk, Glowacki o Briedis, no tuviese opciones de victoria, pero ante un Gevor con poca pegada o contra otros rivales del top 15 con no demasiadas cualidades técnicas, Arslan parece sobradamente capacitado para imponerse por su rocoso boxeo y alcanzar un último mundial antes del retiro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *