Naoya Inoue – Karoon Jarupianlerd (4/9/2016)

Sky Arena, Zama, Japón.

Campeonato mundial WBO del peso supermosca.


Aunque su temible pegada hizo aparición ya en el primer asalto, estremeciendo al retador con una derecha, Inoue no arrancaría el choque con su habitual desborde por agilidad y velocidad, optando repetidas veces por permanecer cerrado buscando el contragolpe. Este error táctico le supondría entrar en peligrosísimos intercambios y recibir duros hooks tanto al cuerpo como al rostro, especialmente en gancho diestro. Lo peor de todo es que cuando el japonés decidía que ya había cruzado suficientes golpes y reanudaba su movilidad, sus 1-2-hook o 1-2-uppercut junto a un excelente uso del jab le permitían controlar casi totalmente las acciones con un riesgo bastante bajo.

El mejor momento de Inoue en la contienda llegaría en el tercer asalto, cuando, utilizando entradas y salidas, amenazaría con desdibujar totalmente a Jarupianlerd, que no podía alcanzar al monarca por sus plásticas y precisas esquivas, siendo además alcanzado por poderosas combinaciones de directo-hook zurdo. El tailandés seguiría buscando los ganchos al cuerpo presionando con intensidad, pero los contragolpes del local en este round y en el posterior sólo hicieron que agravar la situación. Con todo, a partir del quinto asalto la pelea volvió a emparejarse, puesto que innecesariamente Inoue aceptaría de nuevo el intercambio de golpes después de haber cometido el error de alardear bajando los brazos y haber encajado unos cuantos puños.


Si bien Inoue se imponía en los intensos cruces de golpes que se producían usando su superior técnica, no podría evitar sufrir fuertes puños como un hook diestro que lo movió en el sexto asalto. Tras oscilar del intercambio (que le dio resultados moderados) al boxeo exterior (con el que dominó) y volver a cometer el incomprensible error de dejarse alcanzar al bajar los brazos, Inoue parecería optar definitivamente en el noveno episodio por un estilo combativo dinámico, en el cual sólo le bastaba su uso del jab para controlar a su oponente. Así, centrando su boxeo y aprovechando el desgaste sufrido por Jarupianlerd, en el décimo asalto el campeón lanzaría una intensa ofensiva que rompería la resistencia del aspirante.


Combinando primero directos y posteriormente hooks, Inoue estremecería a Jarupianlerd que, a pesar de intentar contestar valientemente, recibiría una multitud de puños sin respuesta, algo que finalmente desembocaría en un knockdown al recibir un par de derechas rectas seguidas. El visitante logró levantarse pero en muy mal estado, por lo que el tercer hombre detuvo las acciones decretando la victoria por KO Técnico de Naoya Inoue 11(9KO)-0. Teniendo en cuenta el dispar recorrido de ambos boxeadores, parecía a priori que el japonés no debería tener ninguna dificultad para imponerse en esta defensa mandatoria de su cinturón, pero al contrario el choque se hizo muy complicado. Esto fue debido a dos factores: que Jarupianlerd 38(18KO)-8(2)-1 mostró una tenacidad magnífica y buscó la sorpresa lanzando todo lo que tenia en la mayoría de sus puños; que Inoue cometió el error de combatir en la distancia corta durante demasiado rato, pudiendo dominar fácilmente la pelea boxeando con espacios.


Es posible que Inoue decidiese generar algo de espectáculo tratando de demostrar que es más que un púgil veloz y ágil, pero si no quiere empezar a ver su imagen de imbatibilidad disminuida le convendría de ahora en adelante utilizar su fenomenal juego de piernas y no insistir en unos intercambios en los que es mucho más vulnerable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *