Milan Melindo – Teeraphong Utaida/ Fahlan Sakkreerin Jr. (26/11/2016)

Cebu Coliseum, Cebú, Filipinas.

En juego el título interino IBF del peso minimosca.


Como la altura y envergadura de Utaida le hacían un objetivo difícil, más aún cuando éste utilizaba su 1-2 o su jab, Melindo recurriría a una actitud bastante agresiva, realizando arremetidas con hooks combinados para sorprender a su oponente, algo que lograría en el primer asalto, en el que lo estremeció ligeramente. De todos modos, a pesar del éxito parcial o momentáneo de Melindo con el 1-2, el filipino se vería alcanzado por los largos rectos y por los potentes ganchos a la contra de Utaida. Así, la pelea se desarrollaba muy igualada, con la iniciativa oscilando pero con el visitante Utaida impactando los golpes más claros o los que más podían impresionar a los jueces.

Aunque en el cuarto episodio Melindo mostraría que su éxito pasaba por el contraataque, debería esperar hasta el sexto episodio, después de un quinto round en el cual encajó una potente serie de hooks al final, para poder hacerse con el control de la contienda. Desde la mitad, «El Metódico» calmaría sus precipitadas ofensivas y, a la vez que tendería a ceder la iniciativa de forma constante, elegiría mucho mejor los momentos de ataque y lanzaría sólo sus rapidísimos 1-2 o 1-2-hook en los momentos más oportunos. Por su parte, Utaida, ahora que era quien avanzaba, no sabía aprovechar su ventaja en estatura, siendo esto debido a que los contragolpes de Melindo empezaron a llegar con mucha potencia, tanto que le estremecieron en el séptimo asalto con un gancho zurdo repetido abajo y arriba.


Además de ese buen boxeo ofensivo, desde el punto de vista defensivo el local estaba haciéndolo realmente bien, equilibrándose y coordinándose perfectamente en sus entradas y salidas y realizando esquivas de cabeza y cintura que dejaron pegando al aire a su contrincante. Con calma, un uso del jab excelente, fuertes y cortos combos de hooks y repitiendo de forma espléndida su mano zurda, por ejemplo, en uppercut-gancho, Melindo no sólo dominaba sino que dañaba a su oponente, que se vio obligado a retroceder en varios momentos. Acercándose el final, Utaida tiraría de valentía, frecuencia y ritmo para, aumentando notablemente su presión, llegar con sus manos de forma continuada, logrando ponerse a un paso del empate. Pero Milan «El Metódico» Melindo 35(12KO)-2 en el doceavo asalto respondería con mucha más precisión en los cruces de golpes que se produjeron, asegurándose el triunfo. 


Los jueces con un doble 115-113 y un excesivo 117-111 le otorgaron a Melindo la victoria unánime, siendo su actuación muy buena a pesar de lo ajustado del enfrentamiento. La puntuación de Bastión Boxeo es de 115-113 a favor de Melindo. Es cierto que tanto al inicio como al final, el filipino no pudo controlar la situación, pero esto no fue culpa suya. Al comienzo intentó compensar su menor altura con agresividad, logrando resultados desiguales ante un boxeador apreciablemente hábil, además de más alto. En la conclusión, en cambio, después de haber dominado, tuvo que soportar una intensa ofensiva final por parte de Utaida 31(16KO)-5-1 (también llamado Fahlan Sakkreerin Jr.), aunque, aún así, logró resistir y reaccionar a tiempo. Por lo demás, la actuación de Melindo fue muy buena, por momentos magnífica, utilizando todas sus cualidades y realizando los ajustes adecuados, por lo que, si bien en el pasado reciente merecía críticas por su actitud y rendimiento, es justo decir ahora que en su combate ante Utaida supo estar más que a la altura y logró su mejor triunfo en dos años.


La pregunta es ¿Podrá Melindo sostener este rendimiento en su próximo asalto mundialista ante Yaegashi? y ¿Será suficiente su mejor versión para imponerse al japonés? Son preguntas difíciles de contestar, ya que ninguno de los dos es un ejemplo de regularidad, pero, ante la duda, parece evidente que los superiores recursos y la versatilidad y velocidad de Yaegashi deberían servirle para retener su cinturón, aunque no se puede descartar la victoria de Melindo si logra boxear con tanta astucia y aprovecha tan bien sus armas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *