Lucas Browne vuelve a dar positivo en antidopaje, la división del peso pesado ahonda su crisis

Por segunda vez en un año, el excampeón regular WBA del peso pesado Lucas Browne 24(21KO)-0 ha dado positivo en un control antidopaje, en esta ocasión por ostarina, un elemento que de forma indudable sirve para mejorar el rendimiento. Así, no sólo su pelea mandatoria por el cinturón mundial regular de la Asociación ante Shannon Briggs será cancelada sino que perfectamente la carrera de Browne podría llegar a su final. Y es que, después del positivo ante Chagaev en marzo, sólo ha transcurrido algo más de medio año hasta que ha vuelto a dar positivo en un nuevo control. Quizás Browne lo niegue y asegure que es todo una manipulación, pero igualmente, en el caso de que lo fuese, parece que ya no tiene sentido que siga combatiendo, siendo por otro lado evidente que si reconoce el uso de la sustancia debería renunciar a seguir manchando la imagen del boxeo.


En un año se ha pasado de hablar de que estaba emergiendo una nueva era dorada en el peso pesado a poder hablarse de que la categoría ha entrado en una nueva crisis, con su número 1 (Tyson Fury) bajo tratamiento psicológico, su exnúmero 1 (Wladimir Klitschko) sin crédito, con los restantes campeones (Wilder y Joshua) evitando a los rivales más difíciles y con el torneo WBA terminado en un sonoro fracaso, no produciéndose casi ninguna eliminatoria, con Chagaev conducido al retiro y ahora con Browne posiblemente suspendido durante un largo periodo. 


Quizás para algunos quede la esperanza de mirar en el top 15 para encontrar aspirantes de gran calidad, pero el panorama es desolador, casi deprimente, siendo el nivel medio bajísimo, nefasto en algunos casos, con púgiles como Chisora o Charr que no pueden dar nada ya al boxeo y prospectos sin futuro como Washington o Martin. De hecho ni siquiera en el nivel de la élite hay motivos para el optimismo, algo de lo que da muestra que un Stiverne que también dio positivo en control antidopaje (y que fue arrollado por Wilder) se mida por un título interino WBC a Povetkin, que también dio positivo en antidopaje, o que el mundial WBO vacante lo disputen dos flojísimos púgiles como el casi vapuleado en eliminatoria Joseph Parker o un Andy Ruiz con sobrepeso crónico… mientras tanto, quizás el campeonato regular WBA pueda ser disputado por el veteranísimo Briggs ante Ustinov, Oquendo o David Haye. Por ello, se puede concluir que la situación difícilmente podría estar peor en otra categoría en la actualidad, en las que al menos se pueden destacar media docena de púgiles de gran calidad en cada organismo, algo que ahora mismo en el peso pesado no se puede hacer.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios