Juanma López – Wilfredo Vázquez Jr. (29/10/2016)

Coliseo Roberto Clemente, San Juan, Puerto Rico. Peso superpluma, peso pactado a 129 libras o 58,5 Kg.


Después de años de espera de los aficionados puertorriqueños, al fin la rivalidad entre López y Vázquez se materializaba en una pelea trascendental para ambos, que fue bastante interesante sobre el ring pero que tuvo un final muy controvertido. López cedería la iniciativa al inicio, pero esta táctica fue claramente errónea, dado que Vázquez era mucho más veloz y conectaba su directo al cuerpo entrando y saliendo con gran habilidad. Poco a poco, Juanma trataría de permanecer en el centro del ring pero su falta de rodaje conllevaría una gran lentitud en sus acciones, sobre todo en los breves e imprecisos cruces de golpes que se produjeron. Además, López erraba una gran cantidad de directos y hooks, mientras que su rival conectaba bien el jab y contragolpeaba con el gancho zurdo.

Después de que la rivalidad entre ambos dejase unos golpes antirreglamentarios durante un clinch, incluso cuando el árbitro trataba de separarlos, desde el cuarto asalto López recuperó el terreno perdido. Buscando el golpeo en variación de altura para lograr entrar en la corta, el noqueador conseguiría impactar algunos rectos, uno de los cuales, en el quinto round, dejaría tocado a Vázquez, que tuvo que agarrarse para pasar el mal momento. En cualquier caso, López estaba llegando con su directo zurdo con mucha más constancia que antes, por lo que su adversario tuvo que reaccionar.


Así, Vázquez en el séptimo round usaría el gancho de izquierda con gran dureza y dejaría algo afectado a López, que tuvo que resistir también los 1-2-hook zurdo que su rival conectaba, en alguna ocasión incluso saliendo después por la diagonal. El enfrentamiento se emparejó, con Vázquez teniendo un acierto superior en los intercambios con sus hooks pero con su rival sacudiéndolo con el directo. Igualmente, el choque tendió a estabilizarse con un aumento de la presión de López y una mayor lentitud de Vázquez, aspecto que pareció entonces jugar un papel decisivo. Una vez que ya no podía eludir la pegada de su adversario, en el onceavo round Vázquez sería llevado a las cuerdas y alcanzando por una serie de ganchos, una combinación directo abajo-hook diestro arriba y posteriormente por un aislado directo zurdo. De este modo, Vázquez sería puesto de nuevo de espaldas al ensogado y sería derribado por una combinación de curvos.


El árbitro de forma claramente precipitada, puesto que debió realizar cuenta de protección y ni siquiera la inicio, decretó el KO Técnico, algo que motivó que cayese algún que otro objeto sobre el ring y que, después de que celebrase brevemente su triunfo, López se enzarzase en un intercambio de puñetazos con uno de los miembros del equipo de Vázquez. Sin duda, esta fue una pésima forma de terminar una buena pelea, que superó bastante las expectativas y que era el final de la carrera de Wilfredo Vázquez 24(19KO)-7(2)-1. Y es que este excampeón, que se coronó derrotando al imbatido Marvin Sonsona, que realizó dos defensas, que posteriormente ofreció duras actuaciones a Arce y Donaire y que al final incluso batió al muy competente Jonathan Oquendo, señaló que se retiraría tras esta pelea fuese cual fuese el resultado, acompañando estas palabras con grandes reproches hacia varios de los más altos responsables del boxeo. Sea como sea, Vázquez deja para el recuerdo algunas buenas actuaciones que superaron las proyecciones que de su carrera se hacían y cerró su trayectoria ofreciendo una meritoria pelea con un buen boxeo, ante su público y con las cartulinas igualadas en el momento de la detención.


Por otro lado, López 35(32KO)-5(5) se hizo con una importante aunque polémica victoria, resurgiendo su nombre como posible rival de algunos de los componentes de la élite del peso superpluma. En cualquier caso, al fin y al cabo, no brilló casi nada durante el combate. Si bien su destreza con los golpes aislados y la potencia de su pegada permitieron mantener emparejado el choque, su lentitud y falta de eficacia se mostró de forma inequívoca, y aunque quizás con un mayor rodaje pueda compensar estos defectos, no parece posible que pueda medirse con garantías de éxito a púgiles como Lomachenko, Vargas, Walters o Miura, por citar sólo unos pocos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *