Erkan Teper – Christian Hammer (15/10/2016)

G 18-Halle, Hamburgo, Alemania.

En juego el título WBO Europeo del peso pesado.


Nunca se podrá estar seguro de ello al 100%, pero parece más que evidente que Teper logró alzarse hasta la cumbre de los rankings recurriendo a las trampas y que una vez que no ha estado bajo el influjo de las sustancias dopantes, que se encontraron en su organismo y en su posesión, ha pasado a ser un boxeador claramente por debajo del nivel del top 15. Nunca poseyó grandes desplazamientos, técnica o una buena condición física, pero sí una potente pegada que ahora parece haberse disuelto relegándole a una plaza menos que secundaria en la división.

El rumano Hammer (su apellido real es Ciocan), un boxeador muy sólido, que sabe enlazar bien sus manos, que maneja adecuadamente la distancia y que cuenta con la experiencia de haber enfrentado al exnúmero 1 Tyson Fury, no encontró rival en Teper, que fue desdibujado en todo momento durante los 12 asaltos. En el arranque Teper, aunque se mostró bastante lento, buscó la sorpresa con agresividad, pero Hammer no tardó en frenar el empuje con buenos contragolpes en gancho. De esta forma desaparecieron las opciones de victoria de Teper, que presionando sin firmeza no podía acortar la distancia de forma prolongada con su adversario, que descargaría su 1-2 o su 1-2-hook para mantener fuera del alcance al imbatido.


En algunos momentos Teper probó un aumento de su intensidad salteadamente, pero la superior precisión de Hammer siempre se imponía, hasta tal punto que con un gancho diestro llegó a mover a su rival en el tercer asalto. Igualmente, aunque no poseía la suficiente tensión en el golpeo o el adecuado ritmo combativo, Teper aguantaba muy bien el castigo, por lo que el enfrentamiento se hizo por su parte una prolongada persecución sin éxito. La movilidad de Hammer, que a veces sólo se apoyaba en su hook de mano adelantada para controlar el choque, sería demasiado para Teper, que erraría un porcentaje elevadísimo de sus puños. Así, Hammer incluso se atrevió en algunos momentos a dejar destellos de calidad como rápidos ganchos seguidos por salidas por la diagonal.


Aunque su falta de efectividad y su continuo golpeo al aire le habían abocado a la derrota, Teper 16(10KO)-1 intentaría en el final algunas ofensivas decisivas pero, contando con un estado de forma muy inferior al de su oponente, no lograría éxitos ni mucho menos decisivos, recibiendo en cambio algunos duros contragolpes en uppercut. Finalmente, el enfrentamiento llegaría a las cartulinas de los jueces, pudiéndose esperar una victoria abrumadora de Christian Hammer 20(11KO)-4(3), que si no capturó todos los asaltos pocos se le pudieron escapar. Pero, los jueces vieron una pelea bastante más ajustada, dando un 117-112 y un 116-112 para Hammer y un bochornoso 113-115 para Teper, que de ningún modo mereció siete rounds, de hecho ni siquiera mereció tres. Sea como sea, y aunque de forma dividida, el boxeo hacia justicia y el dopado Teper sumaba su primera derrota, que le pondrá en una situación complicada, dado que desaparecerá de los rankings al haber caído ante uno de sus componentes con menos prestigio. Por su parte, Hammer volverá a integrarse en varias de las clasificaciones, pudiendo rozar el top 5 WBO ahora que su título se encuentra vacante y la lista sufrirá bruscos movimientos. El rumano afincado en Alemania podría haber tenido más éxito como crucero, porque no tiene ni la suficiente altura ni pegada para el peso pesado actual. Con todo, su excelente elección de los golpes, su facilidad para conectar su magnífico 1-2-hook zurdo en casi cualquier circunstancia y sus apreciables cualidades técnicas le hacen un boxeador capaz de sorprender a varios de los top 15 lentos y sin recursos que se pueden encontrar en las cuatro listas mundiales. 

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios