Carlos Díaz – Samuel González (3/9/2016)

Deportivo Morelos, Cuajimalpa, México. Peso Ligero.


Tras un cambio de rival de última hora, se esperaba que un Samuel González de record nada espectacular no pudiese ofrecer una elevada oposición a un top 5 WBO como el imbatido Carlos Díaz, pero el combate superó por mucho estas impresiones previas. Con todo, durante los tres primeros asaltos los pronósticos sí se cumplieron, con el mexicano siempre bien posicionado de piernas y equilibrado alcanzando a su rival sin dificultades con el 1-2, el jab y asilados y abiertos hooks zurdos y cruzados diestros. González se mostraba sólido, sin generar facilidades defensivas, pero Díaz era simplemente superior técnicamente, por lo que podía entrar y salir o pegar marchándose por un ángulo, estableciendo un control poco cuestionable. 

En el tercer asalto este dominio se volvió incluso amenazante al empezar Díaz a realizar breves combinaciones de uppercut y hook, coincidiendo este aumento de la intensidad con una gran inflamación en el pómulo derecho de González (probablemente por cabezazo). Quizás este fue el hecho que motivó que el venezolano optase por un cambio de estrategia y decidiese presionar con mucha más intensidad, creando así unos intensos cruces de golpes en el cuarto asalto en los que Díaz pareció ceder. Esta impresión se volvió certeza en el quinto round, en el cual «Chuko» se vio inmerso en verdaderos apuros al ser llevado a las cuerdas y alcanzado por directos, uppercuts y ganchos diestros que le dejaron tocado y no le permitieron generar una adecuada respuesta.


Aunque Díaz tuvo que caminar el ring para pasar los malos momentos, en el sexto asalto lanzaría una ofensiva un tanto desesperada que no tendría más resultado que desgastar algo a su rival y provocar una disminución del ritmo de la pelea. Habiéndose convertido el choque en uno mucho menos intenso, el boxeo de Díaz se vio favorecido, sobre todo aprovechando su ventaja en alcance. Así, desplazándose por el exterior del ring y apoyándose en golpes aislados ante un González menos agresivo, pudo recuperarse y dominar las acciones en líneas generales durante los rounds cercanos al final. González realizaría algunas buenas acciones salteadas, cerrando, por ejemplo, muy bien el octavo round. Pero, de todos modos, ni esto ni una mayor combatividad en el último round pudieron evitar su derrota.


Y es que Carlos «Chuko» Díaz 21(10KO)-0 se hizo con un triunfo unánime con cartulinas de triple e idéntico 97-93 que le servían para conservar su record invicto y afianzar su posición en la parte más alta del top 15 WBO. A pesar de ello, su imagen no fue la mejor, puesto que ante un rival a priori muy asequible pasó muchas más dificultades de las esperadas, sufriendo un pésimo quinto round que empañó su victoria en gran parte. Por esto es necesario mencionar que Díaz todavía no parece estar ni mucho menos preparado, pese a estar situado 5º WBO, para los mayores retos en la división ligera o en la inmediatamente superior o inferior, pudiendo sufrir reveses importantes si no mejora rápidamente sus puntos débiles y pasa algunas pruebas de fuego. Por otro lado, cabe mencionar la buena actuación ofrecida por un González 11(8KO)-4(1) del que se esperaba muy poco o casi nada y que por su pegada, su excelente condición física y su boxeo simple pero voluntarioso supo no sólo estar a la altura sino incluso amenazar con una mayúscula sorpresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *