Breves del peso pesado: negocian Browne-Oquendo, se atasca Ortiz-Ustinov, posible gran respaldo para defensa de Joshua

El interesantísimo peso completo ha dejado en los últimos días una serie de importantes noticias, que ahora resumimos, y que pueden resultar trascendentales para la situación de la división de cara a los próximos meses.


Primero, cabe mencionar que el cinturón regular WBA del peso pesado vacante ya tiene nuevos coaspirantes. Y es que, después de que Chagaev renunciase a volver a los rings tras su anuncio de retiro (primero desmentido y luego reafirmado), el australiano Lucas Browne 24(21KO)-0 y el retador mandatorio Fres Oquendo 37(24KO)-8(2) han iniciado negociaciones para enfrentarse en una pelea por la corona sin dueño. Cabe recordar que Browne poseyó este cinturón hasta que un supuesto dopaje (aunque un tanto cuestionable) le obligó a renunciar a su título, ordenándose un enfrentamiento de revancha Chagaev-Oquendo que nunca tendrá lugar. Así, quizás intentando resarcir a Browne por su posible inocencia en el dopaje, la WBA, según se afirma, le habría dado a éste una nueva oportunidad tras una breve suspensión, enfrentando a un Oquendo que tenía derecho, incluso judicialmente hablando, a su acceso al mundial de la Asociación. El ganador del choque entre Browne y Oquendo (y por lo tanto de la segunda rama) debería pasar a la final del torneo WBA pesado, enfrentando al ganador de la primera rama.


Respecto a la primera rama del torneo, el duelo Ortiz-Ustinov parece volver a entrar en un punto muerto, puesto que según se ha informado, el cubano habría rechazado firmar el contrato. Dejando de lado las posibles causas de esta decisión (se dice que podría ser porque Ustinov se negaba a aceptar el testeo de la VADA), e incluso la verdad de la misma (Ortiz asegura que ha firmado), el caso es que se añade un capítulo más a esta enmarañada historia de negociaciones incompletas, malentendidos y confusión. Habrá que esperar varios días para comprobar quién dice la verdad y quién no en esta ocasión, pero la WBA debería empezar a barajar la posibilidad de quitarle la oportunidad a uno u otro contendiente para reanudar su torneo del peso máximo, que se está prolongando mucho más de lo que se había programado por causas, en muchos casos, absurdas.


De este mismo torneo forma parte el Fury-Klitschko II, cuyo ganador debe medirse al vencedor del Ortiz-Ustinov, magnífico duelo de revancha que pareció venirse abajo semanas atrás cuando el ucraniano afirmó que estaba dispuesto a ir a los tribunales contra el campeón, que en teoría habría requerido una modificación del contrato. En cualquier caso, parece que ambas partes estarían en camino de llegar a un acuerdo, algo respaldado por el hecho de que hace unos días se anunciaba como semifondo del evento la participación del primo de Tyson Fury, Hughie Fury 20(10KO)-0, en una formidable eliminatoria final WBO ante el prospecto imbatido Andy Ruiz 28(19KO)-0. Sea como sea, todavía no hay nada definitivo ni en cuanto a las disputas ni en cuanto a los acuerdos, por lo que sólo queda esperar unos días para ver si esta velada programada para el 29 de octubre se diluye o se afianza.


Por último, aunque hay otras noticias destacables en la categoría (como las complicaciones en las negociaciones entre Povetkin y Stiverne) hay que mencionar un posible evento que se está intentado configurar para el 26 de noviembre. En éste, el campeón IBF Anthony Joshua 17(17KO)-0 podría medirse al excelente retador mundial Kubrat Pulev 23(12KO)-1(1), con quien las conversaciones han avanzado notablemente. Con todo, lo que hace más interesante aún la velada es que podría estar acompañada por otros dos grandes duelos de la categoría. En uno de ellos, el primer retador mandatorio de Joshua, el prospecto Joseph Parker 20(17KO)-0, podría medirse a un David Price 20(17KO)-3(3) que intenta recuperar su carrera tras haber sufrido dos derrotas ante púgiles dopados. Por otro lado, los británicos Dereck Chisora 25(17KO)-6(2) y Dillian Whyte 18(14KO)-1(1) podrían enfrentarse en una formidable pelea de la cual podría salir el próximo rival de uno de los boxeadores de la élite. En cualquier caso, estos combates de la velada son bastante complicados de cerrar, por lo que no se debe descartar una modificación en los componentes de algunos de los choques.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios