¿Y ahora, que pasa con Khan? Que es mandatorio WBC welter

Tras el brutal KO sufrido el pasado sábado 7 de mayo, muchos son quienes consideraron que la carrera de Amir Khan 31(19KO)-4(3) podría estar definitivamente rota. Y es que después de que pasasen tantos años desde que disputase su último combate ante una figura del boxeo volvía a ser contundentemente batido, dando muestras nuevamente de sus puntos débiles y, sobre todo, de su cuestionable capacidad de encaje, que ahora se podría ver más afectada aún. Cabe recordar sus derrotas ante Danny García (4º Round) y Breidis Prescott (1º Round), para saber que esto es uno de los aspectos que más ha condicionado su carrera.


Es cierto que subir dos divisiones para enfrentar a un peso medio bajo era un pésimo error, al que se vio movido simplemente por ambición, ya que tras no poder enfrentar ni a Manny Pacquiao ni a Floyd Mayweather, Khan deseaba con todas sus fuerzas pelear por la posición de estrella del boxeo mundial enfrentando a un top libra por libra y a una de las grandes figuras mediáticas de este deporte. Con todo, el KO resultaba incontestable y sus errores estratégicos al aceptar este combate en desventaja no pueden ser justificados por su deseo de prestigio y dinero.

En cualquier caso, la trayectoria de Khan en el boxeo activo no ha terminado, porque él mismo no lo desea y porque no se le han acabado las grandes oportunidades, algo en lo que se ve ayudado por la WBC, que cada día se muestra más corrupta. Como premio por ser noqueado, el presidente Mauricio Sulaimán ha conservado al británico en la condición de retador mandatorio al título mundial WBC del peso welter que posee Danny García 32(18KO)-0, campeón que se coronó en un movimiento sumamente irregular por parte del Consejo, que decretó un torneo que, finalmente, sólo fue una descompensada pelea por el cetro vacante. Todo esto sucede poco después de que el máximo dirigente de la WBC hiciese  unas declaraciones en las que afirmaba que siempre había que aplicar el reglamento para compensar el abuso de poder que intentan generar los boxeadores más destacados aprovechando su posición, frase que resulta una paradoja al ser pronunciada por una persona que ha permitido que el cinturón mundial del peso medio no se defienda en las 160 libras (su límite oficial) ¡desde el año 2013!


Por otro lado, cabe recordar que el prospecto superligero Amir «Young Master» Imam perdió su condición de retador mandatorio WBC, ganada en eliminatoria ante Fernando Angulo, cuando fue batido por KO Técnico en ocho rounds ante Adrian Granados. Así, se podrían recordar muchísimos casos similares que contradicen esta actuación del Consejo, que además es una burla a boxeadores como, por ejemplo, Jorge Heiland, que lleva como número 1 más de un año sin que ni siquiera se amague con darle una oportunidad.


Dejando de lado esta polémica más que mancha un recorrido reciente de la WBC nada brillante (no se debe olvidar la inmediata reafirmación de Vargas como campeón tras un positivo por Clenbuterol, misma sustancia que mantiene en vilo la carrera de Lucas Browne), lo cierto es que Khan ya ha solicitado a Al Haymon, con el que tiene un contrato firmado al igual que Danny García, que realice los trámites necesarios para asegurarle su próximo asalto mundialista y duelo de revancha ante el invicto campeón WBC welter. Ante éste, Khan, que cree incomprensiblemente que tras su derrota ante «Canelo» se ha afianzado como una estrella mundial, tratará de reconstruir su carrera y desquitarse de su derrota de 2012, a la vez que inicia la recta final en su carrera boxística, que él mismo ha afirmado que se prolongará 3 o 4 peleas más. En ellas, tratará de pasar a la historia del peso welter con grandes victorias ante los oponentes más destacados posibles, aunque ahora mismo, sin poder negar sus enormes cualidades, esto sólo resulta un reafirmación sumamente osada y especulativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *