Unificación crucero Lebedev-Ramírez, confirmado duelo pesado Ortiz-Dimitrenko

Siendo el deseo de los críticos y el de los aficionados que sólo haya un campeón por división, algo que todos los boxeadores y promotores afirman querer también (aunque a algunos de ellos realmente les espanta la idea), son muchísimos los rumores levantados por los púgiles y sus compañías respecto a constantes duelos de unificación de los cuales casi ninguno termina por materializarse. 

Así, entre la nube de supuestas unificaciones, el pasado noviembre el campeón crucero WBA Denis Lebedev 28(21KO)-2(1), tras su victoria ante Kayode, reiteraba su deseo de medirse a uno de los otros tres monarcas. Esta opción tomó más verosimilitud cuando hace varios días se informaba desde diversos medios de las conversaciones para una pelea entre el citado Lebedev y el monarca IBF Víctor Ramírez 22(17KO)-2-1. Finalmente, el promotor del ruso, Andrey Ryabinsky, dirigente de la poderosísima compañía World Boxing, ha señalado que el contrato ha sido ya firmado y que la pelea Lebedev-Ramírez se disputará sin género de dudas en Rusia en el mes de abril.


De este modo, surge la sensacional noticia de una interesantísima unificación que dejará al ganador situado como número 1 de la categoría del peso crucero, división sumamente interesante pero minusvalorada desde muchos sectores. Además, según ha señalado el manager de Lebedev, Vadim Kornliov, el doble monarca unificado salido del cruce podría medirse después al ganador del choque entre Glowacki y el retador mandatorio Oleksandr Usyk, otro sensacional combate que debería tener lugar antes de agosto y que, junto al Drozd-Makabu de marzo, va a terminar de dejar la categoría en uno de sus momentos más interesantes de los últimos años.



Por otro lado, y subiendo de categoría hasta la del peso pesado, cabe mencionar una confirmación oficial del siguiente oponente del titular interino WBA Luis «King Kong» Ortiz 24(21KO)-0, que el 5 de marzo en el DC Armory de Washington, Estados Unidos, se medirá al ruso afincado en Alemania Alexander «Sascha» Dimitrenko 38(24KO)-2(1). Éste buen combate, que se producirá en el mismo evento del Jessie Vargas vs. Sadam Ali y que será televisado por HBO, ha sido interpretado como un intento por parte de Ortiz y de su equipo de comprobar su rendimiento ante un boxeador muy alto y en cierto modo competente como Dimitrenko, que mide 2 m. (6′ 7″) y cuenta con un alcance de 2, 11 m. (casi 7′). 


Respecto a la larga trayectoria del aspirante, que debutó en 2001 a los 18 años, cabe destacar su reinado como titular europeo y la disputa de dos duelos decisivos para el acceso al mundial ante Kubrat Pulev y Eddie Chambers, cayendo en los dos derrotado, siendo por otro lado sus victorias más destacables las obtenidas ante los retadores mundiales Albert Sosnowski y Luan Krasniqi.


Así, Dimitrenko parece un oponente relativamente asequible para un Ortiz que se cuenta entre los 3 mejores aspirantes mundiales de la actualidad, aunque lo suficientemente exigente por técnica y características físicas como para poder evaluar con mayor exactitud los recursos que deberá hacer valer el cubano en el torneo WBA pesado. Cabe recordar que después de este combate voluntario de Ortiz ante Dimitrenko, el ganador deberá enfrentarse de forma mandatoria a un más alto aún Alexander Ustinov 33(24KO)-1(1) en los cuartos de final del citado torneo de la Asociación, siendo el oponente en semifinales el vencedor del cruce Tyson Fury vs. Wladimir Klitschko II. Por ello, Ortiz, que intenta ser explotado televisivamente por su espectacular boxeo, pasará un último test antes de participar en dicho proceso en el que se batirá a rivales con notable ventaja en altura aunque mayoritariamente más lentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *