Tras innumerables críticas, la WBA pone orden en el peso pesado con un «torneo»

El grado de complejidad en el que la Asociación ha sumergido algunas de las categorías con su política de triples monarcas le ha llevado no sólo a recibir duras críticas sino a que muchos analistas y aficionados se pierdan en la maraña de titulares y obligaciones, terminando por rendirse al tratar de entenderla. Uno de los casos más complejos podría ser el del siempre lleno de atención e interesante peso pesado, en el cual la situación era bastante complicada:

El supercampeón Fury tiene que hacer una revancha ante el extitular Klitschko, estando a su vez obligado en una fecha indeterminada a una defensa mandatoria contra uno de los restantes titulares. El primer candidato es el campeón regular Ruslan Chagaev, que debe realizar dos defensas mandatorias: una ante el 2º ranqueado Lucas Browne y otra ante un Fres Oquendo al que un tribunal ordinario le exige una revancha, aplazada por lesión del aspirante. Finalmente, encontramos a un titular interino Luis Ortiz que despunta como uno de los mejores aspirantes de la actualidad y que por ello exige un combate mundialista que estará bloqueado durante muchos meses. Todo ello, sin olvidar que Ortiz está obligado a una defensa mandatoria contra Alexander Ustinov, cuyo equipo hizo una reclamación formal por la designación del combate por titulo interino entre Ortiz y Vidondo.

Así, esta maraña, densa e incomprensible, ha llevado a la cúpula de la WBA (muchos de cuyos componentes deben tener dudas de la situación y que deben sufrir complicaciones a la hora de desempeñar su trabajo), a organizar un torneo para simplificar la situación. Según informó en su página web la WBA «se decidió reducir la cantidad de campeones de la división del peso pesado», frase ambigua que tanto puede tener unas consecuencias definitivas (y dejar un único campeón como tanto desean todos los críticos y aficionados) o sólo momentáneas (reanudar el sistema de triples titulares cuando la situación se asiente). En cualquier caso, y aunque el torneo simplemente es una plasmación de los requerimientos de cada monarca y una aclaración del estado de la división, parece una buena solución y un paso en la buena dirección para reducir el caos en dicho organismo. Esperemos que la iniciativa sea exitosa y conduzca a una solución similar en las restantes divisiones.


Respecto al torneo, que pese a ser una simple aclaración tiene una formulación convencional con eliminatorias desde cuartos de final, los cruces son los siguientes:


Cuartos de final

Primera rama:

-Tyson Fury vs. Wladimir Klitschko.

-Luis Ortiz vs. Alexander Ustinov


Segunda rama:

-Ruslan Chagaev vs. Lucas Browne


Semifinal

Primera rama:

-El ganador del Fury-Klitschko contra el vencedor del Ortiz-Ustinov

Segunda rama:

-El ganador de Chagaev-Browne contra Fres Oquendo


Final

Enfrentamiento entre los ganadores de los cruces de ambas ramas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *