Stamp Kiatniwat – Gregorio Lebrón II (9/2/2016)

Krungthep Thonburi University, Bangkok, Tailandia.

En juego el cinturón interino WBA del peso mosca.


Con un desarrollo general marcado por la igualdad y con asaltos tan sumamente emparejados que eran tremendamente difíciles de puntuar, la revancha entre Kiatniwat y Lebrón se encaminó desde el inicio a una nueva decisión ajustada y, por ello, en cierto modo, inevitablemente controvertida. Al margen de la igualdad en las acciones, la pelea se dividiría también a grandes rasgos en dos periodos de dominio, uno controlado por cada púgil, aspecto que contribuiría aún más a la imposibilidad de decidir una ganador de forma indiscutible. Durante los primeros seis rounds, aproximadamente, fue Kiatniwat el que podría tomar considerable ventaja en las cartulinas, puesto que su intensa presión y su buen acierto en cuanto a los golpes de poder le permitieron superar en la mayoría de rounds a su oponente, que de todos modos ofrecía férrea resistencia con contragolpes curvos, sobre todo en uppercut.

Además, la agresiva y muchas veces precipitada búsqueda de la distancia corta por parte del tailandés provocaría habitualmente que la pelea se embarrase en desordenados cruces de golpes en los que Lebrón no podría hacer valer su mejor técnica. A pesar de que el dominicano tuvo que soportar también un corte en torno a su ojo izquierdo desde el primer asalto, no cedería ni se daría por vencido, sino que a base de frecuencia incluso lograría superar en el cuarto episodio a un Kiatniwat que se vería casi desbordado. Con todo, el insistente trabajo al cuerpo realizado por parte del local junto a sus clarísimos pero eventuales puños en directo y hook al rostro llevaron a que el titular interino estuviese, llegado al séptimo asalto, muy cerca de la victoria.


Pero a partir del citado episodio el visitante comenzaría a llevar la pelea a la distancia larga, algo para lo que se apoyó crecientemente en un gran juego de piernas y en brillantes esquivas que dejaron varias veces a Kiatniwat golpeando al aire. Así, eludiendo los peligrosos ataques del tailandés, que un tanto cansado no parecía contar con tanta acometividad como al inicio, Lebrón pudo comenzar a anotarse rounds uno tras otro gracias a certeros contragolpes en uppercut y gancho, en ambos casos principalmente de derecha, que junto a un simple pero efectivo y constante jab neutralizaron gran parte del empeño ofensivo del local. De este modo, se llegó a unos últimos asaltos que deberían ser decisivos para decidir al vencedor pero que se desarrollaron incluso más igualados que el resto del enfrentamiento, con Kiatniwat tratando de compensar con potentes manos la superior frecuencia de Lebrón.


Finalmente, después de un onceavo asalto en el que Lebrón cayó a la lona tras una derecha pero no recibió cuenta y un doceavo round en el que ambos se empeñaron a fondo para lograr la victoria, se procedió a la lectura de cartulinas. Éstas, como no podría ser de otro modo, fueron muy ajustadas y parejas, dando un 114-114 empate, un 115-114 y un 115-113 que le sirvieron a Stamp Kiatniwat 15(6KO)-0 para capturar por decisión mayoritaria la victoria y retener su cinturón. Nuevamente, el resultado probablemente no contente a todos, algo realmente difícil en una pelea tan competida e igualada, pero al menos en esta segunda ocasión las tarjetas fueron más acordes a lo sucedido (al contrario de lo que pasó en el primer duelo). Y es que si bien el empate parece que debió ser el veredicto de los jueces, tanto la victoria de uno como de otro por un punto puede ser perfectamente aceptable teniendo en cuenta el desarrollo del enfrentamiento.


En cualquier caso, esta revancha permite extraer dos conclusiones: La primera es que el tailandés Kiatniwat tendrá realmente complicado vencer al campeón regular Kazuto Ioka, púgil para el que es retador mandatorio y contra el cual, a sus 18 años y con escaso bagaje, parece no estar preparado a pesar de su innegable proyección. La segunda conclusión es que un Lebrón 13(11KO)-4(1) desconocido y de mal record antes de sus combates contra Kiatniwat ha aparecido como un boxeador tremendamente capaz que podría batir a muchos de los ranqueados en el top 15 de la división mosca, pudiendo aguardarle en un futuro próximo importantes victorias si le enfrentan a rivales adecuados.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios