Resumen de los combates Thompson-Parker y Santiago-Ruiz (16/2/2016)

Sam’s Town Hotel & Gambling Hall, Las Vegas, Estados Unidos.


En el combate de semifondo de la velada de Premier Boxing Champions organizada ayer, dos semipesados se enfrentaron en una pelea pactada a 8 asaltos sin un claro favorito, desarrollándose el encuentro tan igualado que finalmente concluyó en un resultado de decisión dividida. En un inicio el considerablemente más alto Parker controlaría las acciones, puesto que su largo jab y sus eventuales directos disuadieron e incluso neutralizaron los ataques de Thompson, que con enormes problemas para superar el alcance de su oponente se mantendría por el exterior del ring centrándose en esquivar y ofreciendo un escaso número de ofensivas. Aunque Thompson anotaría alguna derecha aislada y dejaría algunas acciones de calidad, sobre todo de carácter elusivo, el dominio de Parker se prolongaría hasta el ecuador del combate, viéndose ensanchado por un knockdown a su favor en el tercer asalto, caída sin consecuencias decisivas pero que fue clara y que se produjo cuando contragolpeó con la derecha recta un doble jab de su oponente.


Pese a la ventaja casi insalvable de Parker, éste tampoco estaba mostrándose demoledor ni siquiera excesivamente efectivo, por lo que durante la segunda mitad del encuentro, sólo con un aumento de presión y tomando la iniciativa gradualmente, Thompson comenzaría a decantar los asaltos de su lado de forma constante. Entrando y saliendo, usando el jab con más acierto y manejando en corta los ganchos con algo de frecuencia, «Lonnie B» Thompson aprovecharía la falta de precisión de su contrincante para dar la vuelta a las cartulinas y amenazar incluso la victoria de su oponente. Pero finalmente no lograría vencer, aunque podría haberlo conseguido si se le hubiese contabilizado un knockdown a su favor en el sexto episodio, round en el cual Parker cayó a consecuencia de un tropiezo pero después de un golpe que hizo confuso el incidente.

En cualquier caso, la reacción de Lionell Thompson 16(10KO)-4(1) fue tardía, ya que los jueces dieron cartulinas de 75-76 a su favor y doble 76-75 a favor de Paul «PPV» Parker 8(4KO)-1(1), que obtenía el mayor triunfo de su carrera y que por segunda vez consecutiva superaba las expectativas. Si bien ante el prospecto Shabranskyy no supo finalizar el combate cuando pudo hacerlo, dejando que su rival se recuperase y le ganara, en este segundo duelo ante un rival más experimentado y con la etiqueta de favorito lograba hacerse con el triunfo sin excesivo brillo pero sabiendo hacer valer sus ventajas físicas y gestionando adecuadamente su temprana diferencia en las tarjetas. Así, conseguía una victoria que debería permitirle próximamente una buena oportunidad y una más que decente bolsa, un duelo en el que su poco espectacular record no debería ya engañar a su adversario si éste es mínimamente avispado y si ha estudiado sus peleas recientes comprobando el grado de exigencia de Parker.

Respecto al combate estelar de la noche, a 10 asaltos y pactado algo por encima del límite del peso gallo, los contendientes Alexis Santiago y Erik Ruiz ofrecieron una sensacional e intensa batalla en la que ambos conectaron lo mejor de su repertorio con gran frecuencia y tenacidad. Tan activos de manos se mostraron los boxeadores que según el conteo computerizado lanzaron entre los dos más de 1500 puños, cifra impresionante que da una muestra de la competitividad que tuvo el enfrentamiento. En el arranque el combate ya se desarrollaría muy igualado, con ambos impactando breves combinaciones pero con Ruiz presionando fuerte y pudiendo llevar ligera ventaja en cuanto a frecuencia de golpeo. Por ello, en el segundo asalto, en el que se producirían duros intercambios de curvos sin progreso decisivo por parte de ninguno de ambos, Santiago se haría algo de espacio con un afilado jab y se apoyaría más en el contragolpe a base de hooks enlazados.

Las puntuaciones de 100-90 (muy excesivo), 99-91 y 98-92 [La de Bastión Boxeo es de 97-93] le valdrían por decisión unánime el triunfo a Alexis Santiago 21(8KO)-3-1, que por primera vez en su trayectoria llegó al 10º round  y que tuvo que emplearse a fondo ante un rival voluntarioso para poder superarlo, adquiriendo por el camino una gran experiencia de ring. De este modo, si bien el combate de por si no le servirá para escalar decisivamente en el ranking, aunque sí le valdrá para estar bien preparado para cualquier reto, las futuras actualizaciones de la lista WBO y la gran actividad del top 4 por encima de él, deberían permitirle a mediados de año quedar situado como número 1 o como número 2 y, por lo tanto, al alcance de la posición mandatoria para 2017. Por su lado, Erik Ruiz 15(6KO)-5, que ha sumado cinco derrotas en un año pero ante destacados prospectos, debería dejar de ser una piedra de toque y recibir por parte de su equipo oportunidades más sencillas para poder ascender gradualmente en los rankings, algo para lo que tiene suficiente potencial, más aún ahora que se ha fogueado con algunos de los más prometedores púgiles del peso supergallo y gallo y ha podido plantarles cara aguantando todos los asaltos

En otros resultados del evento, el peso supermedio Lanell Bellows 15(8KO)-1-1 encadenó su novena victoria batiendo por KO en cinco rounds a Antowyan Aikens 10(1KO)-1(1)-1 y el superligero Ladarius Miller 9(1KO)-1 sumó la primera derrota de su carrera al caer por decisión unánime (doble 59-55 y un 58-56) ante Rolando Chinea 12(6KO)-1-1.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios