Resultados de los mejores combates del viernes (25/3/2016)

Si ya en sus peleas más exigentes hasta la fecha había cumplido y con cierto margen, el prospecto británico del peso superwelter Gary «Hellraiser» Corcoran 15(6KO)-0 todavía rindió a un mejor nivel en el combate más difícil de toda su carrera, en el que no tuvo dificultades para vencer al fogueado Danny Butler 25(9KO)-6(1) por decisión unánime y amplísimas tarjetas de 99-90 y 100-90. Con este resultado Corcoran se hacia con el título menor WBO Intercontinental del peso superwelter, que le valdrá el acceso al top 15 de dicho organismo y le encaminará a un mayor reto en la segunda mitad de la temporada.


Aunque la victoria de Corcoran fue muy solvente no lo fue tanto como la obtenida por Regis «Rougarou» Prograis 17(14KO)-0 que también sacó su mejor boxeo en la pelea más importante de su trayectoria y arrolló por KO en un asalto al duro mexicano Aaron «La Joya» Herrera 29(18KO)-5(2)-1. De este modo, si ya eran pocas las dudas de su enorme evolución y su gran proyección, Prograis envía un mensaje muy claro a sus promotores en el que señala que sólo los oponentes del nivel más alto pueden ayudarle ya a desarrollarse como púgil. En cualquier caso, Prograis es 15º superligero, por lo que si confirma su magnífico estado con un par de victorias más importantes la disputa del mundial o su participación en un gran evento no debería quedarle nada lejos.


De un modo tan abrumador como el de Prograis, por KO en el primer asalto, también se impuso el top 3 Antonio «Relentless» Orozco 24(16KO)-0 al peligrosísimo Miguel «Aguacerito» Acosta 29(23KO)-9(4)-2 que, al margen de que su encaje se haya podido ver mermado por sus duras batallas recientes, pagó el precio de enfrentar a un boxeador listo para el mundial pero acechado por las críticas. Así respondió a los reproches un Orozco que no pudo ser lo suficientemente sólido en su triunfo contra Humberto Soto pero que de ningún modo debe dar ya pasos atrás en su carrera. Por ello, es probable que su próximo combate, que podría ser ya en septiembre, sea una eliminatoria final si es que no recibe una oportunidad voluntaria por parte de alguno de los monarcas superligeros.


En el semifondo del Orozco-Acosta, Andrew «El Chango» Cancio 17(13KO)-3-2 no dio margen al excampeón Hugo Fidel «El Increíble» Cázares 40(27KO)-9(4)-2 para que éste pudiese tener un retorno triunfal, ya que lo batió por knockout en el tercer asalto para afianzar la sensacional racha por la que pasa su renovada carrera. Tras haber batido en su regreso a los rings por KO Técnico a un René Alvarado que no había perdido nunca antes del límite, Cancio logra con este triunfo demostrar que tiene mucho que decir en la cumbre del ranking pluma, que debería rozar en la próxima actualización de la lista WBC. Por otro lado, el veterano Cázares, que suma su segunda derrota consecutiva en pocos rounds (aunque espaciadas por casi dos años de inactividad), tiene dos opciones en su futuro que son o encarar su retorno a los rings calmadamente y con una dificultad ascendente mucho más gradual o pensar seriamente en el retiro.


El argentino superwelter Guido Nicolás Pitto 21(8KO)-3(1)-1, que arrebató el record invicto al titular interino Jack Culcay en 2013, confirmó el buen momento por el que pasa derrotando al complicado Darío Fabián «El Gallo» Pucheta 20(11KO)-4(1) por decisión unánime de los jueces y cartulinas de 98-94, 98,5-94,5 y 98,5-96,5. Desde que perdió ante el excampeón mundial Baysangurov en 2014, duelo en el que ofreció una gran actuación, Pitto no ha vuelto a caer derrotado, logrando tres victorias y un empate (ante el muy competente José Paz) que deberían llevarle a medio plazo a buenas oportunidades. Del mismo modo, si los comités que deciden los rankings en los organismos se dejasen llevar sólo por el rendimiento de los púgiles y no por factores externos, Pitto debería estar posicionado en las listas, algo que inevitablemente logrará de seguir esta cadena de éxitos.


Una buena sucesión de triunfos también es la que sostiene el jovencísimo Javier José «El Heredero» Clavero 17(5KO)-1, púgil que desde una derrota en su tercer combate no ha vuelto a perder y que consiguió su 15ª victoria consecutiva al vencer a Mauricio Javier «Chucky» Muñoz 31(14KO)-8(2), haciéndose con el título de Sudamérica del peso ligero. Con todo, este triunfo fue por decisión dividida (117-116,5, 117,5-115,5 y 118,5-115,5 ), el segundo que cosecha de forma consecutiva, precisamente en los dos combates más complicados de su carrera, algo que puede indicar que no resulta apropiado un aumento de dificultad inmediato y excesivamente arriesgado. Así, su equipo deberá elegirle un siguiente oponente de forma cuidadosa para equilibrar su evolución y sus intereses a largo plazo. 


Finalmente, y por lo que se refiere a otros resultados del evento encabezado por el Prograis-Herrera, el prospecto de buen bagaje amateur Ivan «the Volk» Golub 11(9KO)-0 se impuso por abandono a Marlon «La Furia Negra» Aguas 9(6KO)-1(1), aunque tuvo que reponerse de una caída en el segundo round. Aun así, su progresión sigue adelante y no sería conveniente que en los dos o tres combates que le restan en esta temporada fuesen más asequibles, al menos si quiere aparecer en el ranking welter a medio-largo plazo. Mejor resultado obtuvo en el mismo evento Ivan Baranchyk 10(9KO)-0, prometedor superligero que sólo necesitó un asalto para deshacerse del invicto Nicholas Givhan 16(10KO)-1(1)-1 y capturar un título menor que le ranqueará entre los 40 primeros WBC. Por último, cabe mencionar la derrota del imbatido Dillon Cook 16(6KO)-1(1) que fue noqueado en cuatro asaltos por Justin DeLoach 14(8KO)-1(1), que encamina definitivamente su prometedora carrera tras perder contra pronóstico su invicto el pasado año ante César Vila.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios