Resultados de los mejores combates del sábado (9/4/2016)

El filipino Manny «Pac Man» Pacquiao 58(38KO)-6(3)-2 firmó una buena actuación y consiguió un solvente triunfo unánime ante un Timothy «Desert Storm» Bradley Jr. 34(13KO)-1-1 a quien derribó dos veces en la pelea, imponiéndose así en la trilogía de combates ante este púgil y apuntando a un retiro de los rings que pone fin a una etapa en la división.

Link al análisis del combate Pacquiao-Bradley III


Los pronósticos se cumplieron en el campeonato mundial IBF del peso pesado entre Charles «Prince Charles» Martin 23(21KO)-1(1)-1 y Anthony Joshua 16(16KO)-0, ya que el aspirante británico se impuso por KO en el segundo episodio después de derribar dos veces con su brutal derecha directa al campeón Martin. Quizás el árbitro podría haber dejado algo más de margen antes de detener la pelea, pero el estadounidense no respondió a tiempo a la cuenta y no puede ser reprochada la decisión del árbitro. En cualquier caso Joshua, con 100% de victorias antes del límite, deja de ser el mayor prospecto de la división para convertirse en un formidable campeón mundial que está llamado a disputar enormes y trascendentales combates en la categoría. Es de preveer que en los próximos meses Joshua afronte una defensa voluntaria que prepare su defensa mandatoria ante el ganador de la eliminatoria Parker-Takam.


Ofreciendo una actuación realmente mala, el campeón mundial WBO supermedio Arthur «King Arthur» Abraham 44(29KO)-5(1) cayó derrotado ante el retador obligatorio Gilberto «Zurdo» Ramírez 33(24KO)-0, que dominó constantemente las acciones y estremeció repetidamente a su rival para capturar un abrumador triunfo por decisión unánime (triple máximas tarjetas de 120-108)  y coronarse por primera vez en su carrera. Lo cierto es que Abraham no ofreció más resistencia que Khatchikian o Edwards (anteriores rivales del mexicano), por lo que, a pesar de que Ramírez parece surgir como nombre a tener muy en cuenta en la categoría, habrá que verlo enfrentado ante boxeadores ágiles, veloces, con recursos y ambición de victoria para comprobar si su prometedora carrera puede cumplir con los brillantes éxitos que se le auguran.


Si bien el británico Lee «Lightning» Selby 23(8KO)-1 pudo retener por segunda vez su corona IBF del peso pluma, lo cierto es que su actuación ante el retador obligatorio Eric «The Outlaw» Hunter 21(11KO)-4 fue incluso peor que la ofrecida ante Fernando Montiel, siendo cuestionable su triunfo. Sea como sea, los jueces le dieron una victoria por decisión unánime y cartulinas de 115-111 y doble 116-110 (en las que se cuenta un knockdown sufrido por Selby y el descuento de un punto a Hunter) que le sirven al campeón para mantenerse al alcance de grandes combates en los que tendrá bajísimas posibilidades de éxito si se mantiene a este nivel.


Quien si convenció con su actuación, y mucho, fue el prospecto imbatido del peso pluma Óscar Valdez 19(17KO)-0, que con enormes destellos de calidad, y emparejando veloces esquivas con contundentes puños, demolió en el cuarto round por KO Técnico al excampeón mundial Evgeny Gradovich 21(9KO)-2(1)-1. De esta forma, el mexicano, que es 1º WBO, se encamina a la disputa del primer mundial de su carrera, que debería producirse ante el campeón Vasyl Lomachenko, reeditándose un combate que ya se produjo en la etapa amateur de ambos (ganando el ucraniano), que ahora sería totalmente diferente en su desarrollo y que sería una de las mejores peleas posibles en la división.


Mejorando su rendimiento reciente, el campeón regular WBA del peso gallo Jamie McDonnell 28(13KO)-2-1 venció por KO Técnico en el noveno episodio a Fernando Vargas 29(20KO)-10(4)-3, a quien martilleó con el jab durante toda la pelea antes de quebrarlo con combinaciones de curvos en corta. En principio, tras superar esta pelea de rodaje en la que Vargas se mostró muy valiente, McDonnell está emplazado a un combate mandatorio con el supercampeón WBA Juan Carlos Payano, aunque la realización de esta u otra pelea ante otro de los monarcas de la categoría se verá condicionada a las ofertas económicas que reciba el británico.


Por lo que se refiere al joven ruso Konstantin «Talant» Ponomarev 30(13KO)-0, éste conservó su record invicto y venció a Brad Solomon 26(9KO)-1, pero no lo pudo lograr de forma incontestable, teniéndose que conformar con una victoria dividida con tarjetas de 96-94 y 98-92 a su favor y 94-96 a favor de Solomon. En cualquier caso, con esta victoria Ponomarev, que era 5º WBC antes de este triunfo, se verá probablemente lanzado a la mayor pelea de su carrera, una prueba decisiva en la que tendrá que demostrar, ya sin dejar dudas, su evolución y si merece la oportunidad mundialista de la que por puestos tan cerca está.


Evitando el retiro de los cuadriláteros, algo que afirmó que haría si perdía, el británico Matthew «Mack The Knife» Macklin 35(22KO)-6(4) batió a  su compatriota Brian «The Lion» Rose 28(8KO)-4(3)-1 por ajustada decisión mayoritaria y cartulinas de doble 115-111 y un 113-113, en los que se tiene en cuenta el descuento de un punto a cada púgil. Este no es el mejor de sus triunfos, ni aclara si el top 15 superwelter podrá clasificarse de nuevo en el ranking del peso medio (categoría en la que boxeó ante Rose), aunque lo más importante para Macklin es que su carrera se mantiene en pie y que, tras una adecuada preparación, tendrá en el futuro próximo una nueva oportunidad, probablemente como local, para tratar de despuntar.


También por decisión mayoritaria se impuso el prospecto francés del peso superwelter Maxime Beaussire 21(5KO)-0-1 al excampeón de la Unión Europea Roberto «El Tigre de Benidorm» Santos 23(13KO)-9(2)-3, siendo las puntuaciones de 97-94 y 96-95 a favor de Beaussire y la restante de empate 95-95. Así, y dejando al margen lo controvertido que pueda ser el resultado, Beaussire, de 24 años, recibirá previsiblemente un avance esencial en las listas, ya que Santos era un rival directo en el ranking WBC (en el cual el francés escalará hasta el top 30) y un púgil bien situado en las clasificaciones de Europa y de la Unión Europa (6º en ambos casos). De este modo es de esperar que Beuassire se vea inmerso a medio plazo en una pelea decisiva en el ámbito continental, aunque sus posibilidades de triunfo no serán demasiadas si no aprovecha la experiencia adquirida y evoluciona rápidamente.


Finalmente, cabe mencionar la victoria por decisión unánime del prometedor peso superligero José Carlos Ramírez 17(12KO)-0 que, en una dura batalla en la que hizo valer su gran frecuencia de golpeo, se impuso a Manuel Pérez 25(6KO)-12(2)-1 por decisión unánime (97-93, 98-92, 99-91), reteniendo el título WBC Continental de las Américas. Puede que el nivel mostrado, elevado pero con vulnerabilidades claras, no sea suficiente todavía para pelear contra la élite, pero es innegable que su progreso es muy bueno y que cuenta con grandes probabilidades de éxito en caso de batirse a varios de los componentes de un top 15 WBC superligero en el que se debería ver incluido en próximas actualizaciones.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios