Resultados de los mejores combates del sábado (28/5/2016)

Tal y como se esperaba, y a pesar de que no es precisamente uno de los 10 mejores pesos welter, David «Ava» Avanesyan 22(11KO)-1-1 logró vencer con cierta solvencia a los puntos por decisión unánime y cartulinas de doble 117-111 y 114-113 al veterano extop libra por libra «Sugar» Shane Mosley 49(41KO)-10(1)-1, que debe afrontar la realidad y optar por el retiro, puesto que ya no puede rendir al nivel de la cumbre de la división. En cualquier caso, y esperando que Mosley haga lo más sabio y no ponga en riesgo su salud inútilmente, por lo que respecta a Avanesyan la jugada le ha salido relativamente bien, ya que logra sus objetivos de darse a conocer en Estados Unidos (aunque a costa de ganarse bastante antipatías), retener su título WBA interino y afianzar su posición como retador mandatorio de Keith Thurman, al que podría medirse en el último cuarto del año alcanzando la mayor pelea de toda su carrera.


El británico Ricky «Rickster» Burns 39(13KO)-5-1 se convirtió en campeón en tres divisiones al derrotar al italiano Michele «The King» Di Rocco 40(18KO)-1(1)-1 y capturar el cinturón mundial vacante WBA del peso superligero.

Link al análisis del combate Burns-Di Rocco


Quizás por el recuerdo de las dificultades pasadas ante Ramón García, el número 1 del peso minimosca Donnie «Ahas» Nietes 38(22KO)-1-4 ofreció gran parte de lo mejor de su repertorio boxístico para no dejar margen a Raúl «Rayito» García 38(23KO)-4(1)-1 (hermano gemelo del arriba citado), a quien venció por abandono en el quinto episodio. Así, y a pesar de que se esperaban notables dificultades para el campeón, Nietes demostró porque se le considera como uno de los cinco mejores boxeadores de las cinco categorías de peso más ligeras. Tras resolver exitosamente la novena defensa de su cinturón, para Nietes se abren sólo dos opciones: o medirse en el mes de septiembre (probablemente en Estados Unidos) al retador mandatorio Moisés Fuentes y completar la trilogía de peleas contra él o ascender al peso mosca para buscar un choque trascendental ante «El Gallo» Estrada o «Chocolatito» González.


Peleando algo por encima del límite superligero, el excampeón mundial ligero Miguel «El Títere» Vázquez 36(13KO)-5 ofreció una actuación mucho mejor de lo que se preveía e incluso evitó utilizar su tedioso boxeo elusivo en su victoria sobre Erick Bone 16(8KO)-4(1), que se produjo a los puntos por decisión unánime de los jueces y tarjetas de 96-94, 97-93 y 99-91. De este modo, Vázquez logra una importante victoria para recuperar la moral tras su tropiezo ante Argenis Méndez, demostrando a la vez que puede ofrecer un mejor boxeo en el peso superligero en el que ahora se plantea militar. En cualquier caso, es poco probable que su idea de enfrentar a Adrien Broner se lleve a cabo, dado que éste tiene objetivos más ambiciosos en el peso welter, de modo que Vázquez se tendrá que conformar con medirse próximamente a un rival del top superligero en lucha por el acceso al mundial.


Pareciendo que su tropiezo ante Drozd y su larga inactividad han permitido a Krzysztof «Diablo» Wlodarczyk 51(37KO)-3-1 replantear su carrera y recuperar gran parte de su habilidoso boxeo, éste sólo necesitó cuatro asaltos para batir por KO Técnico al duro Kai Kurzawa 37(25KO)-5(2). Contando que es 8º WBC (además de 13º en los otros tres organismos) y que sus oponentes han seguido una clara línea de aumento de dificultad, es posible que Wlodarczyk quiera verse puesto seriamente a prueba en su siguiente pelea, que debería producirse probablemente en septiembre u octubre y en la que podría medirse a un top 15 asequible o a un buen púgil no ranqueado, si es que no logra un deseado combate ante un púgil de la élite.


Entrando en un periodo de crisis notable en su carrera después de haber fallado en la báscula por más de 4 libras y de tantear la posibilidad del retiro, el filipino minimosca Milan «El Metódico» Melindo 34(12KO)-2 consiguió el triunfo por decisión técnica y cartulinas de 67-66, 68-65 y 69-64 ante un Maximino «Max» Flores 19(13KO)-3(2) alejado de la parte alta de los rankings. Ahora mismo el futuro de Melindo es una gran incógnita, dado que ni siquiera se sabe si desea permanecer en el boxeo activo. Si es que decidiese seguir boxeando, como parece que sucederá, las grandes preguntas son si podrá mantenerse en el peso minimosca o si la IBF le conservará su ranking de 4º si asciende al peso mosca, todo ello sin olvidar que su rendimiento no está siendo brillante, demasiadas cuestiones que sólo se podrán resolver aguardando a la decisión calmada que Melindo y su equipo tomen en las próximas semanas.


En la que es la primera defensa de su corona británica del peso superligero y una de las mejores victorias de su trayectoria, el prospecto Tyrone Nurse 33(7KO)-2-1 derrotó por KO Técnico en nueve asaltos a Willie Limond 39(11KO)-4(3), encaminándose ahora a una pelea ante el retador mandatorio Jack Catterall. Será ante este insigne e imbatido prospecto británico de sólo 22 años, cuando Nurse pueda demostrar definitivamente si todo el potencial que se asegura que tiene es una realidad, si está listo para pelear por una corona continental o si puede ostentar una clasificación mundial sin riesgo de ser borrado de ella con facilidad.


Finalmente, cabe mencionar la derrota del extravagante Nery «Pantera» Saguilán 37(13KO)-6(2)-1 ante su compatriota Marcos Villasana Jr. 19(11KO)-6(1) en una pelea de revancha en la que el segundo de ambos se impuso por decisión unánime y puntuaciones de doble 118-109 y 117-110. Por ello, 14 meses después de ser batido ante este púgil de forma unánime, Villasana lograba desquitarse y obtenía indudablemente el mayor triunfo de toda su carrera hasta la fecha. Y es que hay que recordar que Saguilán era 4º WBC antes de este combate, algo que permitirá ahora a Villasana irrumpir en el top 10 del Consejo en la categoría del peso ligero y apuntar a peleas que hasta hace unos meses parecían impensables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *