Resultados de los mejores combates del sábado (27/2/2016)

En un combate decepcionante, Carl «The Jackal» Frampton 22(14KO)-0 derrotó por decisión dividida al hasta entonces imbatido Scott Quigg 31(23KO)-1-2, convirtiéndose así en campeón unificado del peso supergallo WBA e IBF. 

Link al análisis del Frampton-Quigg


Aunque el campeón WBA del peso pluma Leo «Terremoto» Santa Cruz 32(18KO)-0-1 pareció encaminarse a un rápido triunfo derribando dos veces al excampeón mundial Kiko «La Sensación» Martínez 35(26KO)-7(3) en el primer asalto, el retador se mostró valiente y pudo ofrecer batalla durante varios rounds más hasta que fue batido por KO Técnico en el quinto episodio. De este modo, Santa Cruz defendía por primera vez su cinturón de forma solvente a la vez que quedaba emplazado a un mayor combate durante la temporada. Si bien el mexicano apuntó al ahora titular unificado supergallo Frampton como posible siguiente rival, no cabe desechar las posibilidades de que Santa Cruz se pueda enfrentar tanto al campeón regular Jesús Cuellar como al titular WBC Gary Russell entre otros destacados boxeadores.


Tal y como se esperaba, el semifondo del Santa Cruz-Martínez fue también espectacular y emocionante, aunque se resolvió de forma mucho más rápida de la prevista, puesto que el campeón WBC supergallo Julio «Pollito» Ceja 30(27KO)-2(1) fue derribado y batido por KO Técnico en el primer asalto por parte de su compatriota Hugo «Cuatito» Ruiz 36(32KO)-3(2), que se convertía en monarca mundial por primera vez en su carrera y se desquitaba de la derrota sufrida en cinco rounds hace sólo seis meses. Quizás muchos quieran ver un tercer choque entre Ceja y Ruiz que resuelva su competencia, pero éste no parece que pueda tener lugar a medio plazo, teniendo que esperar hasta que el ahora excampeón se pueda recuperar de una posible lesión de rodilla sufrida en la caída. Por ello, es posible que Ruiz tenga que centrarse en una defensa mandatoria contra el número 1 Rey Vargas, que podría verse aplazada si el Consejo le permitiese al nuevo campeón una defensa voluntaria antes.


Quien si cumplió totalmente los pronósticos fue el invicto campeón superligero WBO Terence «Bud» Crawford 28(20KO)-0, que necesitó cinco asaltos para batir por KO Técnico a un Henry «Hank» Lundy 26(13KO)-6(2)-1 que se mostró inicialmente bastante competente. En cualquier caso, habiendo sido duramente criticado Crawford por esta elección de rival, difícilmente contentará a los críticos y aficionados a pesar de su contundente victoria, por lo que para lograrlo deberá buscar una unificación o al menos batirse a un rival de la élite de la categoría. Con todo, puede que esta posibilidad, que se ha visto aplazada en el tiempo constantemente, tenga que esperar esta vez no por estrategia o por los fracasos en las negociaciones sino porque hacia mitad de año debería llegarle la orden de defensa obligatoria, siendo actualmente los mejor clasificados Jason Pagara y Ruslan Provodnikov.


Por decisión unánime y triples cartulinas máximas de 100-90 se impuso la número 1 libra por libra del boxeo femenino, Cecilia «First Lady» Braekhus 28(7KO)-0, a la retadora uruguaya Chris «El Bombón Asesino» Namús 21(8KO)-4(1), pudiendo retener sus cuatro cinturones unificados del peso welter por segunda vez de forma conjunta. Según señaló previamente al combate, Braekhus (que ha hecho 17 defensas del cinto WBC) pretende disputar una enorme pelea en Estados Unidos durante este año, pero, contando que el nivel de la división welter femenina es relativamente bajo, para encontrar una oponente de la suficiente calidad probablemente tenga que solicitar a una púgil superligera (categoría muchísimo más disputada) que ascienda de división para enfrentarla.


Llegando ambos a su cuarto combate en una situación dispar, parecía posible que el excampeón crucero WBO Marco «Käpt’n» Huck 39(27KO)-3(2)-1 se pudiese ver sorprendido por el afán de revancha y el buen momento de su oponente, pero Ola «Kryptonite» Afolabi 22(11KO)-5(1)-4 no pudo por cuarta ocasión imponerse a su archirival, quien esta vez logró la victoria más solvente de la saga de peleas al vencer por abandono en el décimo asalto. Por lo tanto, y aunque muchos, de forma lógica, dudaban de la capacidad de Huck para rehacerse tras su última dura derrota, éste lograba una importantísima victoria seis meses después que le podría llegar a situar a medio plazo el primero o el segundo clasificado de todos los organismos. Por ello, será inevitable que Huck se vea alzado a un mundial en unos meses, aunque  la unificación Lebedev-Ramírez y los requerimientos mandatorios de los restantes monarcas le apartarán del campeonato hasta el último cuarto del año.


No se encuentra mucho más lejos del mundial el insigne prospecto del peso ligero Félix «Diamante» Verdejo 20(14KO)-0 que por decisión unánime y cartulinas de doble 100-90 y 99-91 superó al brasileño William Silva 23(14KO)-1. Así, resolvía exitosamente una de las numerosas peleas que disputará en este crucial año para su carrera, puesto que, según señaló Bob Arum, la intención es que Verdejo dispute cinco combates en 2016 intentando que el último de ellos sea mundialista. En cualquier caso, y antes de ello, Verdejo deberá superar dos pruebas de fuego el 16 de abril y en el mes de junio para seguir adelante con un plan que podría verse acelerado por cualquier oferta voluntaria de parte de uno de los campeones.


En una eliminatoria WBC del peso supergallo, el británico Gavin McDonnell 15(4KO)-0-2 salió con el brazo en alto al vencer por decisión unánime de los jueces al panameño Jorge «El Búfalo» Sánchez 15(9KO)-1, a quien derribó en el segundo episodio del combate. De este modo, el hermano gemelo del campeón regular WBA gallo Jamie McDonnell se situará en el top 3 y a la espera de que el Consejo designe al retador mandatorio, ya que esta eliminatoria difícilmente pueda ser valorada como final teniendo en cuenta el posicionamiento y recorrido de los participantes.


Después de lograr una decisiva victoria en julio ante Rico Ramos, Claudio Marrero 20(14KO)-1 venció solventemente a los puntos por decisión unánime al duro Jonathan «Lil’ Thund’r» Arellano 16(4KO)-7-2, dando las tarjetas de los jueces un triple 60-53 en el que se contempla una caída de Arellano en el tercer episodio. En principio el nuevo triunfo podría permitir a Marrero situarse en la pugna por el top 3 WBA en el peso pluma, aunque no es descartable que sea ranqueado en otros organismos en breve ni que su nombre sea valorado como posible rival para una defensa voluntaria con un Leo Santa Cruz con el que compartió velada.


Finalmente, cabe mencionar la victoria del filipino Albert «Prince Albert» Pagara 26(18KO)-0, prometedor boxeador que derribó en el séptimo episodio a Yesner Talavera 15(4KO)-4-1 pero que terminó imponiéndose de forma unánime por amplísimas cartulinas de doble 120-107 y un 119-108. Albert Pagara, al igual que su hermano mayor Jason, se encuentra situado como 2º del mundo, posicionamiento que sostiene en la WBO y en la IBF, aunque estando ya designados los retadores mandatorios en ambos casos parece que su muy elevado lugar en las listas no le servirá para la disputa del primer campeonato de su carrera hasta probablemente 2017.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios