Resultados de los mejores combates del sábado (19/3/2016)

En la que es una de las mayores sorpresas de la división en los últimos años, el campeón mundial WBA del peso mínimo Hekkie «The Hexecutioner» Budler 29(9KO)-2, considerado por muchos como el número 1 de la categoría, fue vencido en un disputado combate por el joven nicaragüense Byron «Gallito» Rojas 17(8KO)-2-3, que se impuso a los puntos por decisión unánime y cartulinas de triple 115-113. Así, Rojas se convierte en titular mundial por primera vez en su carrera, logra su mejor victoria y lleva su trayectoria a un nuevo nivel de exigencia, en el que deberá hacer frente a la élite de la división. Por ello, tendrá difícil sostener un largo reinado, sobre todo no contando con un gran apoyo económico y viéndose obligado a pelear como visitante en países tan complicados como Tailandia, lugar al que probablemente tenga que ir en unos meses a combatir para enfrentar al retador mandatorio y máximo aspirante mundial Knockout CP Freshmart.


Por lo que se refiere al ahora indudable número 1 del peso mínimo, el campeón WBC Wanheng Menayothin, éste enfrentará también en unos meses a un complicadísimo aspirante obligatorio como Saúl «Baby» Juárez 23(12KO)-4(1)-1, púgil mexicano que se impuso en eliminatoria final a su compatriota Oswaldo «El Gallito» Novoa 14(9KO)-7(2)-3. La victoria de Juárez se produjo a los puntos y por decisión unánime de los jueces, que dieron tarjetas de 99-91, 98-91 y 97-92. Sumando este importantísimo triunfo a los cosechados ante el excampeón mundial Adrián Hernández, no cabe duda de que Juárez pasa por un extraordinario momento de forma y de que su hábil boxeo podría dar grandes dificultades al monarca Menayothin. De todos modos, contando éste con una enorme resistencia y tenacidad, el campeón seguirá partiendo como favorito para este futuro combate que es uno de los mejores posibles en la división.


El destacado prospecto del peso crucero Micki Nielsen 21(14KO)-0 se impuso al exretador mundial Mirko Larghetti 24(16KO)-2 con una solvente actuación y por decisión unánime, aunque a punto estuvo de perder por knockout técnico en el último round.

Link al análisis del combate Nielsen-Larghetti


Por lo que se refiere a los dos campeonatos mundiales femeninos de este pasado sábado, la mexicana Ibeth «La Roca» Zamora 25(10KO)-5 retuvo por sexta vez su cinturón WBC del peso minimosca batiendo a la durísima excampeona japonesa Mari Ando 12(5KO)-9(1) por KO Técnico en el sexto episodio. Así, tras superar con tanta contundencia un combate que era presumiblemente muy complicado, no cabe duda de que Zamora está lista y al máximo rendimiento para afrontar en breve un gran objetivo, que puede ser tanto una unificación de coronas como un ascenso al peso mosca para buscar un tercer choque con la campeona «Kika» Chávez.


El en otro choque mundialista femenino los pronósticos también se cumplieron y la argentina Anahi Esther «La Indiecita» Sánchez 13(6KO)-0 batió por abandono en el sexto asalto a la coaspirante al título Areti «The Master» Mastrodouka 9(2KO)-1(1), capturando así el cinto IBF del peso superpluma. Habiéndose hecho con su primer cinturón absoluto a los 24 años, Sánchez parece contar con una enorme proyección, pudiendo incluso aspirar a largo plazo a la hegemonía en la categoría. De momento, y apuntando a una necesaria consolidación, Sánchez podría realizar una primera defensa voluntaria pasado el ecuador del año, aunque probablemente la prueba decisiva a su continuidad no le llegará hasta que tenga que hacer frente a sus requerimientos mandatorios, estando ahora como mejor clasificadas Jennifer Salinas y la destacada prospecta Angelique Duchemin.


No todo fueron decepciones para los aficionados sudafricanos ayer, puesto que en la misma velada del Budler-Rojas, el boxeador más prometedor del circuito nacional (aunque es originario del Congo), el peso welter Paul Kamanga 19(10KO)-0, venció por decisión unánime al muy competente Roman «The Lion» Belaev 15(10KO)-2. Por ello, Kamanga, de 22 años, certificaba su progresión, conservaba su record imbatido, retenía el título WBA panafricano y conseguía la mayor victoria de su carrera hasta la fecha, que debería servirle para clasificarse entre los 10 primeros de la Asociación y los 30 primeros del Consejo en la disputa división welter.


En racha de cuatro victorias desde su derrota por descalificación ante Terry Flanagan se encuentra el correoso peleador irlandés Stephen «The Rock» Ormond 21(11KO)-2,que venció a los puntos por decisión unánime a Marcos «El Tigre» Jiménez 21(14KO)-7(3). Dado que el nivel en el peso ligero es bastante bajo actualmente, sólo encontrándose un puñado de púgiles de élite en la parte más alta de los rankings mundiales, debería ser sencillo para Ormond escalará de nuevo hasta la cumbre de las listas, pudiendo ayudarlo en su cometido el título IBF Intercontinental que ganó en su victoria sobre Jiménez.


Otro resultado contra pronóstico de esta jornada llegó con la derrota del prospecto puertorriqueño Jonathan «Bomba» González 18(12KO)-2(2)-1 por KO Técnico en seis asaltos ante el filipino Joebert «Little Pacman» Álvarez 14(6KO)-1-1, púgil competitivo pero de recorrido bastante poco brillante y que sólo tenía como hito destacable en su record un combate contra «El Gallo» Estrada, contra el cual perdió ampliamente a los puntos. En cualquier caso, Álvarez, que logra un triunfo crucial en su trayectoria, se hace con el título WBO NABO del peso mosca que le ranqueará en el top 15 del mencionado organismo, por lo que, habiendo demostrado que puede plantar cara a los púgiles del máximo nivel, no es para nada descartable que su nombre siga sonando notablemente en el futuro.


Finalmente, cabe mencionar el regreso a los cuadriláteros del excampeón mundial unificado del peso ligero Juan «Baby Bull» Díaz 41(20KO)-4(1), que 18 meses después de su último combate se enfrentó y venció por KO Técnico en nueve asaltos a Fernando «Cuervito» García 30(18KO)-8(6)-2. De este modo, se reanuda la carrera de un Díaz que, tal y como se ha mencionado antes, en la floja categoría del peso ligero no debería tener problemas para batir a un puñado de boxeadores de nivel medio o medio-alto  y alcanzar un combate decisivo contra un púgil de la élite, en el que se podrá comprobar cuánto le queda por ofrecer al boxeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *