Óscar Valdez – Matías Rueda (23/7/2016)

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos. 

Campeonato mundial WBO del peso pluma.


Cuando un insigne prospecto logra cumplir con las expectativas y coronarse campeón mundial, en la mayoría de ocasiones es inevitable preguntarse si simplemente es un buen púgil que sucumbirá ante los aspirantes más peligrosos o si podrá convertirse en una gran estrella. Pues en el caso de Valdez esta pregunta no parece demasiado necesaria, dado que su boxeo, con tan solo 25 años, es tan sumamente bueno que parece capacitado para quebrar la división, dominarla y hacer historia, todo ello con un estilo combativo tan técnico como potente y espectacular.

Después de haber arrollado al excampeón Evgeny Gradovich, el combate por el mundial vacante ante el noqueador imbatido Rueda parecía el test definitivo para conocer si sus cualidades eran tan magníficas como parecían, algo que fue confirmado con una nueva abrumadora victoria. Como señalamos en la previa del duelo, Valdez cedió inicialmente la iniciativa y se centró en contragolpear con sus terribles hooks, dejando presionar a un Rueda que probaría suerte con su 1-2 anotando una buena derecha. Con todo, la voluntad del argentino en su primer campeonato sería rápidamente diluida por los ganchos al rostro recibidos al contragolpe, uno de los cuales, en concreto uno de mano adelantada, lo estremecería y lo llevaría a las cuerdas, donde sería alcanzado por poderosas series de hooks que le pusieron en apuros.


Con el primer asalto terminado así, Valdez saldría muy cómodo y agresivo al segundo episodio, realizando entradas con un tensísimo jab, esquivando perfectamente los rectos de su oponente y descargando durísimos y peligrosísimos hooks, que abrirían el hueco a un gancho zurdo al hígado que llevó a la lona al coaspirante. Éste se alzaría durante la cuenta pero en la reanudación encajaría fuertes hooks al rostro y un nuevo curvo al cuerpo que le mandaría al suelo nuevamente y llevaría al árbitro a parar el encuentro, cosa que suponía la victoria de Óscar Valdez 20(18KO)-0 y su encumbramiento como monarca mundial WBO del peso pluma.


Las críticas dadas a Matías Rueda por su actuación 26(23KO)-1(1) no son nada justas, porque su derrota fue sufrida ante un púgil que podría suponer un antes y un después para la división y que en unos años podría ser parte indiscutible del top 5 libra por libra. Así que caer ante una figura tan brillante y en un ascenso tan acusado ofreciendo ante él una valiente contienda no es un demérito. Y es que Valdez ahora mismo está a un nivel boxístico extraordinario, pudiendo acabar con sencillez con la casi totalidad de retadores, pareciendo estar a su alura en el peso pluma (y sin contar los superplumas que se rumorean como futuros rivales) solamente los monarcas Santa Cruz, Russell y Cuellar, púgiles a los que ya está cuestionado su hegemonía en la categoría. Porque el mexicano Valdez no sólo tiene una demoledora pegada con 90% de triunfos antes del límite, sino que cuenta con una precisión, un dominio táctico y un control de la distancia verdaderamente apabullantes y esplendidos. Por ello, y dejando de lado las pequeñas dudas del pasado, parece evidente que se está fraguando una nueva estrella del boxeo mundial que podría ser sumamente difícil de batir y que podría ser en breve un nombre destacadísimo en los eventos de pago por visión.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios