Nuevo campeón WBC del peso superwelter: Jermell Charlo 28(13KO)-0

De forma bastante injusta pero inevitable, los hermanos gemelos Charlo han sido comparados constantemente desde su debut profesional, análisis en el que casi siempre ha salido perjudicado Jermell Charlo. Y es que dicho boxeador no cuenta con la gran pegada de su hermano y no ha logrado por ello ser tan sólido y convincente en sus triunfos, que han llegado a ser bastante controvertidos. Así, a pesar de que posee innegables cualidades, principalmente una gran técnica y una apreciable velocidad, una vez que superó su periodo de adaptación al boxeo profesional (después de una buena carrera amateur en la que llegó a ser bronce en la Olimpiadas Juveniles), con una veintena de victorias, y se midió a púgiles más cercanos al top empezaron las dificultades. Primero, ante el exretador Demetrius Hopkins sólo pudo capturar un triunfo controvertido (con un asalto de margen) y posteriormente sufriría muchas más complicaciones de las esperadas ante Charlie Ota, que llegaría a derribarle. Finalmente, un polémico triunfo a los puntos ante Vanes Martirosyan terminó por frenar en seco su proyección.


De todas formas, tras mantenerse invicto en 27 combates y lograr sobre el papel éxitos ante oponente destacados, Jermell Charlo consiguió situarse como número 1 en el ranking WBC, por lo que, cuando el Consejo decidió organizar su torneo en el peso superwelter, accedió al combate por el cinturón vacante. Su oponente fue un John Jackson que partía muy por detrás en las apuestas pero que, aun así, utilizó su mayor envergadura y un elusivo boxeo para dominar la mitad de la pelea y asegurarse el empate en las cartulinas de los jueces. Entonces, inesperadamente, un 1-2 de Charlo en el octavo asalto quebraría la resistencia de un Jackson con poco encaje y que, tras recibir dos hooks zurdos, terminaría perdiendo por KO Técnico.

Link al análisis del combate Charlo-Jackson


Por ello, si bien lograba coronarse por primera vez en su carrera, su actuación dejó muchísimo que desear, puesto que, aunque se esperaba que Charlo se pudiese imponer con bastante solvencia, no pudo arrebatarle el dominio de la pugna a Jackson, sólo evitando la derrota con algo similar a un «golpe de suerte». Es por este motivo que ahora mismo su continuidad como monarca es más que una incógnita, sobre todo teniendo en cuenta que le espera un complicado calendario de dobles defensas mandatorias. Hay que recordar que cuando un púgil se corona en la WBC capturando un cinturón vacante debe afrontar dos defensas obligatorias, que en virtud al torneo superwelter ya están fijadas. En la primera deberá medirse al imprevisible Charles Hatley 26(18KO)-1(1)-1, capaz de ofrecer flojas actuaciones ante oponente modestos y brillantes combates ante boxeadores exigentes. Posteriormente, Charlo deberá afrontar una enorme prueba de fuego, puesto que deberá batir al ganador del cruce entre el invicto excampeón Demetrius Andrade 22(15KO)-0 y el durísimo Willie Nelson 25(15KO)-2-1. Así, si Charlo logra durante el próximo año y medio seguir venciendo habrá confirmado que es un excelente púgil y merecedor de la corona mundial, aunque ahora mismo parece posible que no termine por cumplir con las expectativas en sus próximos y trascendentales retos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *