Nuevo campeón WBA del peso mínimo: Byron Rojas 17(8KO)-2-3

De forma similar al actual campeón WBC mínimo José Argumedo, el nicaragüense Rojas era un púgil desconocido en gran medida fuera de su país y al que casi nadie le daba posibilidades de triunfo en su asalto mundialista como visitante. Incluso el caso de Rojas era todavía más extremo, puesto que nunca había batido a un rival de la élite y encima se enfrentaba al considerado por muchos como número 1 de la división. Pero, rompiendo los pronósticos, el joven «Gallito», de 25 años, batiría por decisión unánime al sudafricano Hekkie Budler y lograría coronarse por primera vez en su carrera, marcada hasta la fecha exclusivamente por éxitos boxeando en su país. Debutando en agosto de 2010, Rojas tendría un inicio de trayectoria profesional complicado, sumando en sus 11 primeras peleas tres empates y dos derrotas, aunque sus dos únicos tropiezos serían a los puntos de forma dividida y ante oponentes duros como Luis Ríos y Roger Collado (a este último lo había batido con anterioridad por KO Técnico  en cuatro asaltos). Después de esta primera fase, Rojas despuntaría definitivamente como un boxeador a tener en cuenta en la categoría mínima, ya que desde diciembre de 2012 hasta la actualidad se mantendría imbatido, cosechando diez victorias que le llevaron al top 15 WBA y, a largo plazo, a la oportunidad voluntaria del entonces campeón Budler. Entre los triunfos de Rojas logrados en este tramo perfecto de su carrera cabe destacar los obtenidos ante el citado Luis Ríos y otros prospectos muy exigentes como Ricardo Pérez, Eduardo Martínez u Omar Ortiz.


Tras este recorrido por el peso mínimo brillante pero poco apreciable por los analistas que no atienden a penas las categorías bajas, Rojas se presentaba como un oponente muy difícil para el supercampeón WBA Hekkie Budler, que le había elegido para esta defensa voluntaria a modo de intenso rodaje para preparar seriamente su defensa voluntaria ante el excelente Knockout CP Freshmart. Pero la pelea de preparación superó las expectativas más osadas y Budler fue sobrepasado por la agresividad y frecuencia de golpeo del visitante, que terminó haciéndose con un triunfo por decisión unánime (triple 115-113) reconocido tanto por el púgil sudafricano como por su promotor.


Así, el campeón nacional de Nicaragua se convertía en monarca mundial y truncaba los planes inmediatos y a medio plazo que tenía su batido rival, objetivos y retos que en parte serán heredados por Rojas. Y es que según la orden de la Asociación, el supercampeón está obligado a medirse al titular interino y retador mandatorio Knockout CP Freshmart 12(6KO)-0, considerado como el mejor aspirante actual de la categoría. Por ello la continuidad del nuevo monarca se verá puesta a prueba de forma decisiva en los próximos meses, aunque antes no es descartable que se le pueda permitir una defensa voluntaria en virtud a un permiso especial de la WBA. En cualquier caso, parece que el futuro de Rojas va seguir ligado en cierto modo a Sudáfrica, país en el que se coronó y cuya promotora más destacada (Golden Gloves, que representa a Budler) se ha asegurado participar en la organización de las dos próximas peleas del nicaragüense. A consecuencia de este acuerdo Rodney Berman, dirigente de Golden Gloves, se reunirá próximamente con Rojas y su manager para organizar un plan de actuación, en el que tratarán de llevar la defensa ante Knockout CP Freshmart a Sudáfrica (algo difícil contando el apoyo total que cuentan los púgiles tailandeses por parte de sus promotoras) y abordarán una posible defensa voluntaria ante el duro sudafricano y exretador mundial Simphiwe Khonco 15(7KO)-5(3), también perteneciente a Golden Gloves.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios