Nuevo campeón mundial IBF del peso pesado: Anthony Joshua 16(16KO)-0

¿Hasta donde podrá llegar el formidable Joshua, de casi 2 metros de altura (6′ 6″), más de 110 Kg. (unas 245 libras), 100% de victorias antes del límite y tan sólo 26 años? A estas cualidades hay que sumarle un buen bagaje amateur, que se traduce en una solidísima base técnica y táctica y una apreciable habilidad en el desplazamiento, el corte de ring y en muchos otros aspectos. Así, y habiendo necesitado sólo dos asaltos para deshacerse del campeón Charles Martin, hay muchos quienes ven en él ya un futuro Mike Tyson, Lennox Lewis, Evander Holyfield o cualquier otro icono reciente del boxeo en el peso pesado. Por ello, y pareciendo muy precipitadas estas apreciaciones vale la pena ser deliberadamente críticos y pensar detenidamente en los puntos menos brillantes de su carrera. Hay que señalar que su condición de oro olímpico se produjo con no poca controversia, ya que muchos expertos señalaron que este encumbramiento estuvo condicionado por el hecho de que los jueces puntuasen a un británico en los Juegos Olímpicos de Londres, siendo cierto que no fueron claras algunas de sus victorias en dicho torneo. Del mismo modo, y ya hablando de su época como profesional, aunque sólo en una ocasión ha pasado del tercer episodio, la mayoría de sus oponentes han sido bastante modestos y ninguno de ellos de la élite, aunque hay que reconocer que varios eran muy resistentes. También es cierto que un Dillian Whyte, que no ocupa un papel especial en el peso pesado actual, podría haberlo noqueado cuando lo estremeció, aunque precipitado no supo aprovechar la oportunidad. Finalmente, cabe decir que Charles Martin era un púgil muy sobrevalorado que se coronó con una gran carga de azar. 


Martin, que nunca había enfrentado hasta entonces a un rival ranqueado en las listas mundiales, se alzó como campeón cuando la IBF desposeyó a Tyson Fury de su cinturón (por encarar una revancha ante Wladimir Klitschko y no afrontar al retador mandatorio) y se enfrentó por el título vacante a un Glazkov, de recorrido reciente nada brillante, que mantenía igualadas las acciones hasta que se lesionó la rodilla y tuvo que abandonar. Así, era muy previsible que Joshua pudiese batir al titular Martin con gran contundencia, como efectivamente lo hizo. Y es que el campeón no fue rival para él, puesto que, después de un primer asalto de toma de contacto, Martin sería dos veces derribado en el segundo episodio tras encajar dos contragolpes brutales con directos de derecha, el último de los cuales no le permitió responder a tiempo a la cuenta del árbitro. 

Link al análisis del combate Martin-Joshua


Por ello se debe concluir que no se puede ver en Joshua ya un boxeador entre los mejores de todos los tiempos en la categoría, como algunos alocadamente hacen, cuando sus logros hasta la fecha no han estado todavía ni cerca de este nivel. De todos modos, será inevitable dado su abrumador avance que se siga con gran interés su desarrollo y se evalúe con mucha atención como se comportará cuando enfrente a la élite real de la categoría máxima, ante la cual se podrá comprobar si está capacitado para ser la figura que muchos afirman rotundamente que ya es. El decisivo paso adelante en dificultad y prueba de fuego crucial en el que se podrá comprobar con mayor certeza cual es su potencial real le llegará supuestamente el 25 de junio, momento en el cual el promotor Eddie Hearn pretende enfrentarlo a un gran oponente en un sensacional evento en el O2 Arena. Cabe mencionar que se barajó primero la fecha del 9 de julio y el Wembley Arena (con capacidad para 80.000 espectadores) como sede, pero siendo esta fecha la del Fury-Klitschko II parece que esta opción ha sido descartada. En cualquier caso, sin que se sepa todavía quién será su siguiente oponente, aunque se barajan ya 3 posibles rivales de nivel, ya han surgido nuevas afirmaciones (que se deben tomar con precaución y cierto escepticismo) de su promotor, en las que afirma que Joshua podría enfrentarse al ganador del Fury-Klitschko II en noviembre y posteriormente a David Haye, pretendiendo con ello que en algo más de un año se haya alzado como número 1 indiscutible de la categoría, plan que de momento obvia a Deontay Wilder hasta que éste venza, si lo logra, a Alexander Povetkin.


Respecto a la defensa mandatoria, la Federación decretó una eliminatoria entre los púgiles mejor clasificados disponibles que son Carlos Takam 33(25KO)-2(1)-1 y Joseph Parker 18(16KO)-0. El ganador de este formidable choque, que se producirá el 21 de mayo en Nueva Zelanda, accederá a principios de 2017 al primer campeonato mundial de su carrera. Por otro lado, la IBF también ha aceptado sancionar como semieliminatoria por el 2º puesto en el ranking un interesantísimo combate que se disputará el 7 de mayo entre Kubrat Pulev 22(12KO)-1(1) y Dereck Chisora 25(17KO)-5(2), cuyo ganador deberá pasar una última eliminatoria final para ser nombrado retador mandatorio del año 2018.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios