Miguel Berchelt – George Jupp (12/3/2016)

Polyforum Zamná, Mérida, México.

En juego el título interino WBO del peso superpluma.


Fuese porque no tuvo a penas tiempo para preparar el combate o porque simplemente todavía su desarrollo no es suficiente para mantenerle al nivel del top, Jupp no pudo adaptarse al ritmo exigido por su contrincante, un Berchelt que iría aumentando su intensidad hasta romper el combate a su favor. En el inicio el mexicano ocuparía brevemente el exterior del ring mientras su adversario se mantenía en el centro aunque, tras un cierto tanteo de Berchelt con su jab, ambos cruzarían algunos directos y ganchos todavía en el primer episodio. En un momento tan temprano del choque «El Alacrán» ya pondría de manifiesto la diferencia en pegada de ambos, puesto que sus ganchos zurdos al rostro impactaban con una muchísimo mayor dureza que los puños equivalentes de Jupp.

Aun así, el británico se mostró muy valiente, quizás imprudente, y erróneamente decidiría aceptar el intercambio de golpes en el segundo episodio, momento en el que se produciría un punto de inflexión en el enfrentamiento. Y es que los breves pero incesantes combos de hooks y uppercuts del local hicieron mella rápidamente en Jupp que, tras tratar sin éxito de igualar las acciones, optaría por cambiar de táctica y usar sus piernas para hacerse espacios. Con todo, Berchelt ya había desplegado su magnífico repertorio ofensivo, por lo que, no viéndose realmente amenazado por ninguno de los golpes de su rival, aumentaría todavía más su presión y empujaría contra las cuerdas a Jupp con el 1-2-hook. Llegado el combate al tercer asalto, el retador mandatorio WBO estaba ya dominando totalmente, mientras que el visitante sólo podía ya tirar de coraje para conectar ganchos diestros aislados, que no le servirían para cambiar el signo del enfrentamiento. 


Por su parte Berchelt menoscababa por momentos a su rival con durísimos hooks, uppercuts y directos encadenados con enrome fluidez y potencia, pudiendo conectar en una sola serie hook zurdo-uppercut diestro-hook de izquierda-hook de derecha. A duras penas Jupp pudo resistir en pie hasta el cuarto episodio, round en el que el temible hostigamiento al que lo sometía su oponente se materializó en una caída. Este primer knockdown, provocado por unos uppercuts al final del asalto, sería el precedente de un segundo conteo del árbitro en el siguiente episodio, ya que Berchelt con uppercut diestro-gancho zurdo al cuerpo-uppercut de izquierda doblaría las rodillas de su rival. Cabe señalar que Jupp no llegó a tocar la lona a pesar del conteo de protección del tercer hombre. 


Si bien Jupp aún haría valer su encaje y podría alcanzar el sexto episodio, Berchelt pondría final a las acciones con dos uppercuts zurdos que tumbarían de nuevo a su oponente y llevarían al árbitro a detener el choque sin cuenta. Así, Miguel «El Alacrán» Berchelt 29(26KO)-1(1) cerraba de forma perfecta una gran actuación en la que fue total dominador y no dio oportunidad a su contrincante, que merece crédito por el coraje mostrado tanto sobre el ring como por aceptar una pelea con una semana de antelación. Dejando de lado a Jupp 13(4KO)-3(1), que siendo joven y contando sólo 16 combates tendrá todavía mucho tiempo para evolucionar y verse alzado a nuevas oportunidades, Berchelt se afianza como el máximo contendiente superpluma por la WBO, ya que confirma su posición de retador mandatorio del monarca «Rocky» Martínez a la vez que abre la puerta a una posible coronación directa sin combate previo. Hay que recordar que si Martínez no puede enfrentar a Berchelt en el límite decidido por la Organización, el mexicano se verá elevado de la posición de titular interino a la de campeón absoluto.


En cualquier caso, y dando por hecho que el encuentro entre Martínez y Berchelt tendrá lugar, no se podrá contar con un claro favorito en el próximo duelo mundialista, puesto que si bien el campeón tiene mucha más experiencia (por sus combates contra la élite) y ha dejado sensacionales actuaciones incluso contra pronóstico, el aspirante cuenta con una enorme capacidad ofensiva, una contundente pegada y una gran velocidad, cualidades que sólo se ven penalizadas por eventuales descuidos defensivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *