McJoe Arroyo – Jerwin Ancajas (3/9/2016)

Jurado Hall of the Philippine Marine Corp, Taguig, Filipinas.

Campeonato mundial IBF del peso supermosca.


Sin duda, Ancajas no brilló como en sus enfrentamientos ante púgiles modestos, a los cuales abrumó totalmente con un boxeo realmente plástico, y ni tan siquiera logró continuar su racha de 11 knockouts, pero igualmente pudo obtener como se esperaba la primera corona mundial de su carrera, consiguiendo el triunfo de forma incuestionable. 


Con ambos, púgiles zurdos, conectando sus jabs y buscando el 1-2, sería Ancajas quien tomaría inicialmente ventaja, puesto que su superior velocidad de manos y sus eléctricas combinaciones de rectos culminadas con hooks al cuerpo llegarían clara y repetidamente contra un Arroyo que no se mostraba preciso en la misma medida. Los hooks diestros impactados eventualmente por el campeón no compensarían el buen trabajo de Ancajas que, dando muestras de sus sensacional habilidad al contragolpe, conectaría directos zurdos a la vez que su rival trataba de conectar su mejor golpe.

Compensando el despliegue ofensivo de su rival con un mayor desplazamiento lateral, Arroyo lograría momentáneamente disminuir el peligro del boxeador filipino, a quien alcanzaría con algunas notables series de ganchos en el tercer y cuarto asalto. Aun así, la ruptura del combate no tardaría en llegar, puesto que en el sexto round uno de los temibles 1-2 de Ancajas estremecería al monarca, que incluso caería a la lona poco después aunque sin recibir cuenta. Fuese o no causada esta visita a la lona por puño, lo cierto es que a partir de entonces la pelea se decantaría claramente a favor del local, que ahora podría anotar manos con mayor facilidad, habiendo cometido anteriormente un considerable número de fallos por las esquivas de su oponente.


Si bien a partir de entonces podría dominar más claramente con sus directos, Ancajas se encaminaría hacia el triunfo principalmente gracias a un excelente golpeo al cuerpo, que se traduciría en nuevos apuros de Arroyo en el séptimo asalto. Finalmente, sería en el octavo round en el cual el puertorriqueño sufriría su primer knockdown, cuando cayó a la lona al tratar de apoyarse en las cuerdas dolido por un nuevo puño al torso. A pesar de que es difícil recuperarse del desgaste sufrido por los golpes al cuerpo, Arroyo optaría por usar su valentía y buscar los hooks en corta, pero eso no evitaría que el castigo siguiese acumulándose y que por ello visitase la lona, sin cuenta otra vez, en el noveno asalto.


El visitante trataría de evitar la derrota buscando el cruce de golpes ante un Ancajas que también empezaba a mostrarse cansado. Con todo, aunque así Arroyo 17(8KO)-1 podría capturar uno o dos asaltos más, no le bastaría para dar la vuelta a la pelea, que llegaría a la lectura de tarjetas, dando los jueces puntuaciones de 118-109, 117-110 y 115-112, todas a favor de Jerwin Ancajas 25(16KO)-1-1. Así, por decisión unánime y ante su público, el filipino lograba capturar el cinturón mundial IBF supermosca, surgiendo como una posible futura estrella en un momento en el que la división se encuentra en un situación de enorme interés. Y es que el boxeo habilidoso pero agresivo de Ancajas, que cuenta con una pegada realmente peligrosa (casi tanto como su sensacional velocidad de manos), encaja perfectamente para posibles cruces ante las figuras de la categoría supermosca, división en la que despunta el formidable Naoya Inoue, en la que se disputará el Cuadras-«Chocolatito» y en la que hay un gran número de boxeadores desacados como el nuevo campeón Luis Concepción. Por ello, es evidente que Ancajas llega en el momento idóneo a la cumbre del peso, cuando éste se halla en la posición de generar cruces a la altura del top libra por libra, teniendo el joven filipino la posibilidad, sino de llegar a la cúspide del boxeo, de darse a conocer como un espectacular púgil y de disputar las mayores peleas por las mejores bolsas.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios