Mark Magsayo – Chris Ávalos (23/4/2016)

Cebu City Sports Complex, Cebu City, Filipinas.

En juego el título WBO Internacional del peso pluma.


El Magsayo-Ávalos era un duelo que pasaba desapercibido en la jornada del último sábado, siendo además superado en atención por el Donaire-Bedak con el que compartió velada. Con todo, finalmente, el choque entre el prospecto Magsayo y el exretador Ávalos resulto ser una pelea muy espectacular y entretenida en la que ambos visitaron la lona. Pero no fue sólo emocionante por los cambios de tendencia sino porque el joven Magsayo, de sólo 20 años, tiene un boxeo verdaderamente vistoso, sobre todo por su tremenda velocidad y su desbordante agilidad. Con estas cualidades pudo contragolpear con gran dureza a un Ávalos que arrancaría muy agresivo y buscaría la distancia corta para conectar combinaciones de hooks.

Los ganchos de ambas manos impactados al contraataque por parte de Magsayo, que se deslizaba por el ring mientras atacaba con un equilibrio formidable, ya desestabilizarían al visitante en el primer asalto. Cabe mencionar también en este periodo las magníficas esquivas de cintura del local así como sus ataques semiagachados, similares a los que realiza su compatriota Donnie Nietes. En cualquier caso, tan pronto como en el segundo asalto pareció necesario que el árbitro interviniese para detener las acciones, puesto que Ávalos fue totalmente desbordado y estremecido primero por las explosivas combinaciones de directos y curvos del filipino y posteriormente por ganchos zurdos y uppercuts diestros verdaderamente brutales. Aun así, el tercer hombre erróneamente no intervino, dando tiempo a que «The Hitman», que insistió en los agarres, se recuperase y pudiese incluso replicar con combos de hooks.


Alcanzado el tercer asalto, el hostigado Ávalos lanzó un intenso ataque que provocaría inesperadamente un knockdown a su favor: Magsayo trataría de agarrarlo para frenar su ofensiva en corta, por lo que Ávalos retrocedería haciéndose el suficiente espacio para conectar un gancho zurdo repetido que derribaría a su rival. No acabaron aquí los problemas para el invicto prospecto, que en la reanudación se vería llevado contra las cuerdas, donde, a pesar de sus esquivas y bloqueos, recibiría un buen números de hooks. A pesar de los apuros pasados, Magsayo alcanzó el final del round, pudiendo en el quinto asalto reordenarse y volver a contragolpear con terrible acierto ante un Ávalos en búsqueda del knockout. Así, llegaría un gancho de mano adelantada de Magsayo que desequilibraría a su adversario, olbigándolo nuevamente a desplazarse para tratar de aguantar en pie, aunque aun así sería totalmente desbordado  por durísimos hooks zurdos, ganchos diestros y cruzados de esta misma mano.


Si bien milagrosamente Ávalos 26(19KO)-5(3) logró terminar el quinto round y salió a combatir en el sexto, Mark Magasayo 14(11KO)-0 no dejó escapar la oportunidad de finalizar el combate, de modo que, con un hook de mano adelanta seguido por una rapidísima combinación de izquierdas y derechas, obligaría al árbitro a intervenir a la vez que volaba la toalla desde la esquina del estadounidense. No sin dificultades, Magsayo capturaba así el mayor triunfo de toda su carrera y demostraba porque algunos le consideran como el boxeador más prometedor del boxeo filipino, siendo innegable que tiene gran proyección y que podría llegar incluso a participar en destacados eventos próximamente. Y es que, para bien o para mal, la única forma que el imbatido prospecto tiene de combatir es sumamente arriesgada, espectacular y atrayente para las grandes televisiones; bajando las manos y exponiéndose con tal de poder impactar sus velocísimos y tensos golpes, Magsayo resulta un boxeador imprevisible que ofrece siempre combates emocionantes. 


En cualquier caso, aunque su toma de riesgos y sus descuidos defensivos terminaran costándole muy caros a la larga, su capacidad para dar la vuelta a las acciones en un instante le hacen un boxeador peligrosísimo en la muy interesante división pluma, de cuyo top 15 WBO formará parte en la próxima actualización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *