Luis Vidales – Shoki Sakai (6/8/2016)

Arena Coliseo, Ciudad de México, México. Peso Superligero.


En los primeros asaltos quedó de manifiesto que la potencia de pegada de Vidales era eminentemente superior, del mismo modo que Sakai contaba con una mayor velocidad y frecuencia. Esto se traduciría, por un lado, en potentísimos hooks y uppercuts a la contra del mexicano, que utilizaba también con enorme tensión su jab. Por otro lado, el japonés, que hacia valer una gran variedad de golpeo, se apoyaba básicamente en su rapidez para impactar el 1-2 enlazado con curvos de mano adelantada en hook o uppercut junto a algunos otros puños aislados como el cruzado diestro. De todos modos, era Vidales el que lograría decantar de su lado las acciones y anotarse los dos primeros asaltos, consiguiendo incluso en el segundo episodio estremecer a su oponente con un hook diestro, aunque no pudo conectar posteriormente manos decisivas.


Con todo, después de un tercer asalto de transición en el que Vidales impactó bien al ataque y a la contra sus hooks y el visitante seguiría insistiendo a base de velocidad, la pelea vería modificada su estructura a partir del cuarto asalto. Desde ese round, el combate perdería intensidad combativa, permitiéndole a Sakai hacerse espacios y pelear en la distancia media-larga, logrando por ello marcar la diferencia con su 1-2 y sus rápidas arremetidas con el gancho o el uppercut, a veces encadenados. El cambio de tendencia se afianzó en un quinto round, en el cual Sakai sorprendió y estremeció a su rival con un cruzado diestro al mentón seguido por otros buenos puños, como los conectados repitiendo su mano izquierda abajo y arriba. Así, el dominio del japonés residente en México se hizo evidente, mientras que Vidales, que tenía muchas dificultades para acortar la distancia, no podía utilizar una cadencia de golpeo suficiente como para romper la dinámica del choque.

De todos modos, en los últimos dos asaltos el enfrentamiento se igualó, con Vidales, condicionado por verse cerca de la derrota, anotándose el octavo y último episodio con un buen uso de los curvos. Aun así, cuando el combate finalizó parecía obvio que Shoki Sakai 21(13KO)-6 se había impuesto por estrecho margen, siendo la puntuación de Bastión Boxeo de 77-75 a favor suyo. A pesar de que los comentaristas vieron también el triunfo de Sakai al igual que la mayor parte del público mexicano, los jueces le otorgaron a Vidales un controvertido triunfo por decisión mayoritaria y tarjetas de 76-76, 77-75 y 78-74. Dejando al margen el hecho de que dar sólo dos asaltos a Sakai es una injusticia evidente, este púgil entrenado por Nacho Beristáin puede estar nuevamente orgulloso de la actuación ofrecía, puesto que, a pesar de no ser el favorito, generó una buena pelea y mereció el triunfo ante un rival en buena racha y peligroso, demostrando por ello que tiene cierta proyección y la capacidad para lograr algún importante triunfo en el futuro próximo.


Sea como sea, aunque Sakai lo hizo bien, los resultados son lo que cuenta, por lo que Luis Vidales 10(5KO)-4(1) encadena su tercer triunfo consecutivo, consigue (sobre el papel) una de sus mayores victorias y sigue adelante en la lucha por mejores oportunidades y bolsas. Con todo, la floja segunda mitad ofrecida y algunos problemas para acortar la distancia ponen de manifiesto que todavía le queda un largo recorrido por delante para poder encumbrarse entre los mejores púgiles de la división en el ámbito mexicano. 

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios