Luis Ortiz – Tony Thompson (5/3/2016)

DC Armory, Washington, Estados Unidos. Peso Pesado.


Después de los combates ante Vidondo y Jennings, en los que Ortiz se mostró imparable y ganó su condición de máximo aspirante mundial por la WBA, es difícil no pensar que su enfrentamiento ante Thompson se lo tomó poco en serio. Y es que, sosteniendo un ritmo combativo realmente bajo, permitió que un Thompson dos veces derribado antes de la caída final consumiese rounds a pesar de estar desdibujado, quebrado y sin respuesta. En cualquier caso, y más allá de la posible voluntad de no terminar el combate en los primeros compases, Ortiz dominó totalmente el enfrentamiento del inicio hasta el final. Como no se podía esperar otra cosa después de la nefasta actuación de Thompson ante Malik Scott, el destacado boxeador cubano sólo tardó unos instantes en anotar a su cuenta el primer knockdown.

Después de un cierto tanteo con los jabs por parte de ambos, el zurdo Ortiz conseguiría con la primera izquierda impactada derribar a su oponente, que sólo podría terminar en pie el primer asalto gracias a que «King Kong» no se mostró agresivo en su hostigamiento y sólo impactó contra él unos pocos ganchos y algún recto. Si ya se podía esperar que Thompson se mostrase lento y tosco en su actuación, estos negativos condicionantes se verían confirmados y agravados tras la caída, por lo que en el segundo episodio se desplazaría por el ring torpemente a la vez que lanzaba sin convicción algunos jabs, que eran totalmente superados por los ganchos diestros y los 1-2 lanzados por un Ortiz permisivo. A pesar de su bajo ritmo y su nula voluntad de terminar pronto el choque, Ortiz no podría evitar derribarlo por segunda vez en el tercer episodio, cuando un amago con su izquierda abriría la puerta a otro 1-2 que derrumbaría al altísimo Thompson.


Con el final de round coincidiendo con la caída, «The Tiger» tuvo unos instantes al alzarse para descansar y salir a reanudar su tedioso combate en el cuarto episodio, en el que ambos parecieron tomarse la pelea a modo de broma cuando empezaron a hacer gestos chulescos. Más allá de la pobre imagen dada, el aburrido combate y la falta de seriedad comenzaba a parecer una falta de respeto a los espectadores, sobre todo para los que habían pagado la entrada por ver ese espectáculo. Igualmente, Ortiz tardaría unos instantes más en acabar al fin el combate, dejándose alcanzar por algún directo zurdo claro que en nada lo incomodó. Después de unos rectos de izquierda repetidamente conectados por Ortiz y con los que desequilibraba un tanto a su oponente, finalmente en el sexto episodio contestaría un jab de su rival con un directo zurdo que por tercera vez derribó a Thompson, que pese a alzarse nuevamente vería detenido el combate por el árbitro.


Así, por KO Técnico en el sexto round, terminaba una pelea que no se debería haber realizado y que cumplió con las malas expectativas. Y es que si Luis Ortiz 25(22KO)-0 con su escasa combatividad y su poca frecuencia de golpeo pretendía demostrar que controlaba con comodidad el encuentro y que era netamente superior, logró un resultado un tanto diferente, puesto que quienes no hayan visto peleas suyas con anterioridad pueden pensar que es un boxeador aburrido y apático. No cabe descartar la posibilidad, señalada por algunos, de que Ortiz no terminó el combate estelar de la velada rápidamente para no dejar en mal lugar al matchmaker, que hizo nefastamente su trabajo más allá del rechazo a pelear por parte del rival original Alexander Dimitrenko y de la dificultad de encontrar rivales a la altura del excelente púgil cubano. Por lo demás, habiendo realizado un gran combate en diciembre y pudiendo concretar su pelea mandatoria ante Alexander Ustinov para finales de mayo o principios de junio, no era estrictamente necesario un combate de rodaje. Por lo que se refiere al veterano Thompson 40(27KO)-7(3), su futuro no debería pasar por otra cosa que por el retiro, ya que con cada combate y cada knockdown pone en peligro su integridad física. Con todo, y lamentablemente, no es descartable que podamos seguirlo viendo en los rings durante bastante tiempo, sobre todo si los organismos siguen ranqueandole por encima de lo debido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *