Liam Smith – Predrag Radosevic (4/6/2016)

Echo Arena, Liverpool, Reino Unido.

Campeonato mundial WBO del peso superwelter.


Si se combina en una misma pelea mundial la participación de un campeón en excelente estado de forma y un aspirante entre los más asequibles de los que componen el top 15, el resultado es una pelea breve y de un sólo lado, tal y como sucedió en el Smith-Radosevic. El británico arrancaría, como siempre, portando muy cerrada su guardia y tratando de establecer su jab, aunque pronto pasaría a desplegar un contundente trabajo con el gancho zurdo al cuerpo. A pesar de que Radosevic trataba de conectar, un tanto desordenado, algunas series de directos, Smith sabría primero contrarrestarlas con buenos contragolpes con el recto de derecha y el hook de izquierda para posteriormente pasar a un tenaz ataque. Todavía en el primer episodio Radosevic sería perseguido y hostigado por un Smith que pretendía conseguir una rápida victoria y que alcanzaría la distancia corta impactando el uppercut zurdo y el gancho de mano adelantada repetido.

Llegada la pelea al segundo episodio, Smith se impondría con gran solvencia en los cruces de golpes que plantearía su oponente, pasando a intensificar su uso del gancho al cuerpo, que empezaba a menoscabar claramente al retador. Esto no pasó desapercibido para el astuto Smith, que aceleraría sus acciones y conectaría una combinación de curvos culminada por un hook de izquierda al hígado que obligó al montenegrino a poner la rodilla en la lona. Inicialmente pareció que Radosevic podía responder perfectamente a la cuenta pero, apreciándose de forma clara la duda en su rostro, finalmente optaría por permanecer en el tapiz, de modo que el árbitro decretó el KO Técnico en el segundo asalto dando la victoria a Liam «Beefy» Smith 23(13KO)-0-1. Es obvio que Radosevic 30(11KO)-2 dejó bastante que desear ofensiva y defensivamente, sufriendo de nuevo una rápida derrota, como le sucedió en su anterior y única pelea ante un púgil destacado, el campeón Felix Sturm. De todas maneras, no se debe infravalorar la victoria del campeón WBO superwelter, que realiza su segunda defensa dejando la sensación de que está muy cerca del punto culminante de su rendimiento si no es que lo ha alcanzando ya.


Es por ello, no sabiéndose nunca cuánto tiempo se puede mantener un púgil al máximo de sus capacidades y cuándo podrá sobrevenirle una crisis de rendimiento, que su promotora quiere aprovechar su sensacional estado de forma para situar a Smith en una enorme pelea que le pueda dar el acceso al estrellato. Así, Frank Warren pretende integrar a su boxeador en octubre o noviembre en el mayor combate de su carrera ante un oponente muy destacado como «Canelo» Álvarez, Miguel Cotto o los actuales monarcas Erislandy Lara y los gemelos Charlo. Dado que Smith no es todavía un gran nombre, su posición en unas negociaciones con los dos primeros no debería ser demasiado buena, aunque aun así la ganancia potencial resultaría igualmente enorme. 


Del mismo modo, es obvio que Álvarez y Cotto apuntan a mayores nombres, pero quizás piensen que no deben desaprovechar la oportunidad de volver a coronarse en la categoría superwelter, para lo cual podrían enfrentar al considerado como más asequible entre los actuales monarcas. Con todo, sería un error infravalorar las opciones de Smith ante cualquiera de los púgiles mencionados, puesto que es solidísimo en todos los aspectos de su boxeo, poseyendo tanto velocidad de manos como precisión, capacidad de contragolpe y un gran control de los tiempos cuando pasa a la ofensiva. Es por estas cualidades y muchas otras que Smith podría dar en los próximos meses una gran sorpresa con una victoria brillante ante un gran rival, sobre todo si se midiese en unificación a un Jermell Charlo (campeón WBC) ante el cual sus posibilidades de victorias serían sumamente elevadas.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios