Leo Santa Cruz – Kiko Martínez (27/2/2016)

Honda Center, Anaheim, Estados Unidos.

En juego el cinturón mundial WBA del peso pluma.


No pudo empezar la pelea de mejor forma para el campeón ni peor para el aspirante, puesto que con 25 segundos transcurridos del primer asalto Martínez ya había recibido una cuenta del árbitro. A esta situación se llegó tras un comienzo agresivo del retador que, avanzando sobre su gancho zurdo, buscaría la distancia corta a la vez que Santa Cruz contragolpeaba con sus golpes curvos, dos de los cuales derribarían al excampeón. Cuando éste se alzó y se reanudaron las acciones, el enfrentamiento desembocaría en un duro intercambio de golpes, ya que el valiente Martínez plantaría cara con hooks y directos a la ofensiva lanzada por el actual monarca pluma. A pesar de ello, la superior frecuencia de golpeo ofrecida por Santa Cruz, así como su mayor precisión, jugaron un papel clave y, aprovechando la casi nula defensa ofrecida por su rival, volvería a derribarlo todavía en el primer asalto con un un hook zurdo encadenando a un contundente directo diestro.

Ante de que terminase este espectacular primer asalto, del que restaba un minuto, «El Terremoto» todavía impactaría repetidas y durísimas derechas directas, pero Martínez podría soportar el castigo a pesar de no hacer valer recursos defensivos. Con todo, y una vez que terminó este emocionante primer asalto, el español no sólo se mostraría recuperado en gran parte sino que, lleno de coraje, podría incluso anotarse el segundo round. Aplicando una elevada presión y una innegable acometividad, Martínez avanzaría sobre su rival buscando el cruce de golpes en la distancia corta, algo que lograría con buenos resultados conectando con potencia ganchos al rostro con ambos puños así como efectivos uppercuts entre la guardia del campeón, que se vería llevado a las cuerdas eventualmente pese a su tenaz resistencia y demoledor uso del directo. Cabe mencionar que Santa Cruz caería a la lona sin recibir cuenta en el citado episodio cuando un golpe zurdo de su rival combinado con un tropiezo le llevaron a tocar el suelo, siendo estimado por el árbitro que había sido causada la caída por un empujón.


En cualquier caso, la pelea se estaba desarrollando llena de acción por sus continuos intercambios de golpes, en los cuales, en el tercer episodio, un Santa Cruz que trataba de hacerse espacio no se mostraba ya tan efectivo, siendo hostigado por el buen trabajo en directo, hook y uppercut por parte de «La Sensación». Teniendo que ofrecer un mayor trabajo del que muchos críticos esperaban y teniendo la cara también enrojecida como su adversario, el mexicano, aconsejado por su esquina acertadamente, cambiaría su táctica de forma decisiva y con inmediatos resultados en el cuarto episodio, round en el que aplicaría una mayor movilidad y no se quedaría ya a intercambiar golpes, saliéndose de las cuerdas y haciendo valer su largo alcance para mantener a a raya a su contrincante con los golpes rectos. Éste sería un punto de inflexión definitivo, ya que en el quinto episodio, y con Martínez todavía intentando entrar valiente con el gancho zurdo, Santa Cruz desbordaría a su retador al contragolpe.


Con un uppercut combinado con un directo de mano adelantada, Santa Cruz estremecería un tanto a su oponente, a quien empujaría contra el ensogado con un 2-1, logrando finalmente la victoria por KO Técnico tras una larguísima combinación de directos sin respuesta. Así, Leo «Terremoto» Santa Cruz 32(18KO)-0-1 conseguía retener por primera vez su cinturón (adquirido el pasado agosto) con una buena actuación y en una entretenida y espectacular pelea, en la que supo hacer valer su mayor alcance y su mejor técnica y frecuencia para superar a su voluntarioso contrincante. Y es que gran parte de la responsabilidad por lo intenso y emocionante del combate fue debida a un Kiko Martínez que trató de superar sus enormes limitaciones defensivas, y un pronto revés, con arrojo y gran valentía, materializados en numerosos intercambios de golpes incluso cuando estaba en las peores condiciones.


Sea como sea, Santa Cruz se afianza en su posición de monarca batiendo contundentemente a uno de los pocos boxeadores exigentes del flojo ranking WBA pluma, encaminándose ahora probablemente a una pelea de mucho mayores proporciones. Al finalizar el combate, Santa Cruz no dudó cual debería ser su próximo objetivo, apuntando al ahora campeón unificado supergallo Carl Frampton. De todas maneras, si éste, todavía con buenas opciones en la división inferior, decidiese aplazar su ascenso a la categoría pluma, Santa Cruz no tendrá dificultades para enfrentar a un gran rival, pudiendo buscar la unificación de coronas, rumoreada ante Gary Russell, la revancha ante Abner Mares o cumplir su defensa mandatoria ante el campeón regular Jesús Cuellar.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios