Leo Santa Cruz – Carl Frampton (30/7/2016)

Barclays Center, Nueva York, Estados Unidos.

Campeonato mundial WBA del peso pluma.


En el arranque Santa Cruz se mostró bastante agresivo, tratando de avanzar sobre su doble jab para posteriormente probar con su directo y su hook, aunque estos golpes, pese a ser más numerosos que los lanzados por su rival, no incomodaron especialmente a un Frampton que controlaba bastante bien la distancia y usaba su afilado jab. Tan pronto como en el segundo asalto la pelea dio paso a durísimo intercambios de ganchos y rectos, de los cuales Frampton saldría irremediablemente reforzado al desequilibrar a Santa Cruz con un hook zurdo a la sien que puso al campeón en algunos apuros. Quizás por la dudas generadas por este incidente, el mexicano perdería un tanto el ritmo de la pelea, permitiendo que Frampton desplegase su mejor boxeo.

Así, en el tercer round «The Jackal» conectaría potentes hooks de mano adelantada, un durísimo uppercut diestro y fuertes directos entrando y saliendo que, acompañados por magníficas esquivas, dejaron en parte neutralizado a un Santa Cruz demasiado precipitado en sus ofensivas. En los siguientes episodios Frampton no se impondría con tanta ventaja, pero si establecería un dominio en líneas generales con sus buenos contragolpes en hook y directo a la vez que usaba bien sus piernas para mantenerse en la distancia media-larga. Habría que esperar hasta el sexto episodio para que de nuevo «El Terremoto» entrase seriamente en la pugna, round en el que los intensos cruces de golpes que se produjeron beneficiaron claramente a un Santa Cruz más insistente y con una superior frecuencia.


Aun así, a pesar de que se empezaron a emparejar un tanto las acciones, Frampton no se vio sobrepasado, manteniendo hasta la recta final un cierto control a base de astucia, cualidad que le servía para encontrar el mejor momento para lanzar sus puños cuando Santa Cruz avanzaba, bajaba una mano o erraba un ataque. De todos modos, aunque Frampton tomó momentáneamente la iniciativa, el campeón, boxeando al contragolpe, en el décimo asalto logró anotar un gran número de manos, siendo el onceavo episodio un muy buen round para Santa Cruz. Puede que por el cansancio o por la voluntad de romper a su rival, Frampton cometiese el error de intercambiar nuevamente golpes en corta, haciendo con ello que su adversario conectase durísimos directos y hooks. En esto se vio ayudado Santa Cruz por su ventaja en alcance, dado que al disminuir la velocidad de Frampton con el paso de los asaltos comenzó a resultar más complicado para éste realizar sus entradas y salidas.


Finalmente, tras un último asalto muy intenso en el que ambos buscaron la victoria con valentía pero en el cual Frampton se mostró algo más preciso y claro con sus manos, se llegó a la lectura de cartulinas. Dando los jueces puntuaciones de 117-111, 116-112 y 114-114, se otorgó el triunfo por decisión mayoritaria a Carl «The Jackal» Frampton 23(14KO)-0, que conservaba su record invicto, se coronaba campeón WBA del peso pluma y lograba, sólo cinco meses después de proclamarse monarca unificado supergallo batiendo a Scott Quigg, la mayor victoria de su carrera en una pugna entre la mejores del año. A pesar de la cartulina que dio empate, el triunfo de Frampton fue claro aunque no tan amplio como para merecer un 117-111. Con todo, su astuto, oportunista y técnico boxeo le sirvió para evitar que el agresivo Santa Cruz pudiese desbordarlo, usando precisamente la acometividad de su oponente para encontrar brechas que decidieron las acciones a su favor de forma prolongada, todo ello dejando rounds de un boxeo especialmente plástico y efectivo.


Antes del combate se hablaba ya del choque que Santa Cruz 32(18KO)-1-1 realizaría después de batir a Frampton, rumoreándose tanto una unificación ante Gary Russell como ante Lee Selby. Pues bien, ese objetivo de momento deberá esperar, siendo más que probable que Frampton y Santa Cruz vuelvan a enfrentarse en una revancha, reclamada por el ahora excampeón desde el final de la contienda y vista con buenos ojos por el nuevo titular. En cualquier caso, no se puede descartar que Frampton pueda intentar buscar antes una unificación ante otro de los monarcas del peso pluma, sin poder olvidar tampoco una orden de defensa mandatoria ante Jesús Cuellar que debería llegar para inicios de 2017.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios