Kubrat Pulev – Dereck Chisora (7/5/2016)

Barclaycard Arena, Hamburgo,  Alemania.

Campeonato de Europa y semieliminatoria IBF del peso pesado.


Aunque tras la derrota ante Klistchko muchos pasaron a considerar precipitadamente a Pulev como un boxeador de bajo nivel y por ello dieron la condición de favorito a Chisora en este combate, lo cierto es que al final, como se podía prever, el búlgaro hizo valer su superior destreza, precisión y condición física para imponerse muy solventemente y lanzarse a la lucha por el título mundial. Desde el inicio y hasta el final del enfrentamiento los excelentes golpes rectos de «The Cobra» marcarían  la diferencia, puesto que con su potente jab y su demoledor 1-2 podría controlar a un Chisora que no lograría, como necesitaba, acortar la distancia. Aun así, inicialmente no le faltó empeño al británico, que lanzaría arremetidas buscando conectar golpes curvos, aunque estas embestidas serían neutralizadas por las repetidas (incluso en exceso) entradas en clinch de su rival.

Además de los agarres, Pulev utilizaría también en la primera mitad de forma poco numerosa pero decisiva un contragolpe en uppercut de derecha que impactaría brutalmente contra el agresivo Chisora, que insistía en su avance a pesar de que sólo lograría conectar eventualmente breves combinaciones de hooks antes de los clinches de su oponente. Si bien Chisora intentaría compensar su falta de acierto golpeando el cuerpo y la cabeza de su rival mientras se producían los agarres (algo que hacia también Pulev en menor grado), era cuestión de tiempo que los durísimos puños recibidos terminasen desgastándolo y condicionándolo en su planteamiento. 


Así, a la vez que quedó claro que «Del Boy» no podía acortar la distancia de forma efectiva y prolongada y que sólo basaba sus posibilidades de éxito en golpes aislados, como el cruzado diestro abierto, Pulev comenzaría a desbordar repetidamente con su insistente 1-2, con el cruzado zurdo y con este mismo puño enlazado con el recto diestro, golpes que terminaron ya en el cuarto asalto por empujar contra las cuerdas a Chisora. Quizás por el recuerdo del knockout ante Klitschko, Pulev no se lanzaría agresivo a por el desenlace, sino que se mantendría cauteloso escogiendo los golpes y hostigando calmadamente. Por ello, esto no desembocaría ni en un knockdown ni en una quiebra de la resistencia de Chisora, que se repondría e incluso amenazaría seriamente, aunque de forma muy salteada, a un Pulev alcanzado por un par de salteados cruzados diestros abiertos.


De todos modos, cuando se alcanzó el último tramo del choque, Chisora pasaría por verdaderos apuros, siendo conducido repetidamente de espaldas al ensogado, donde recibiría potentísimos cruzados y directos que le hincharon su ojo derecho y llegarían a ponerlo en un preocupante mal estado antes de que se llegase al final del combate. Cuando éste se produjo y se llegó a la lectura de cartulinas parecía inevitable que Kubrat Pulev 23(12KO)-1(1) se anotase una victoria unánime muy amplia, dado que su dominio había sido solvente. La puntuación de Bastión Boxeo es de 118-110 a favor de Pulev. Pero, aunque dos de los jueces vieron la victoria de Pulev por tarjetas 118-110 y 116-112, el restante de forma verdaderamente incomprensible (o irregular) vería el triunfo del hostigado y casi roto Chisora 25(17KO)-6(2) con una tarjeta de 115-113, que de todos modos no podría evitar el triunfo del púgil búlgaro. 


Dejando de lado la controversia por las injustificables cartulinas que se producen en todo el mundo en cada jornada, tema que es tan negativo como inalterable, resulta evidente que Pulev ha recuperado buena parte de su mejor boxeo, aquel que le valió para, después de noquear a Ustinov y Dimitrenko, llegar a ser considerado como el máximo aspirante al título mundial pesado. Ahora, sobre todo por una posible merma en su capacidad de encaje, Pulev no puede ser tenido en cuenta como el mejor retador de la categoría, aunque no cabe duda de que su simple pero efectivo boxeo debería permitirle medirse con buenas posibilidades de éxito a cualquier púgil de la élite o incluso ofrecer elevadas complicaciones a un campeón mundial. De momento el futuro de Pulev debería pasar por afrontar rodajes a la espera de que se produzca la eliminatoria final IBF de 2017, aunque se han rumoreado tanto un posible enfrentamiento con el monarca Anthony Joshua en noviembre como otros posibles duelos decisivos ante destacados aspirantes en fechas similares.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios