Juli Giner – Miguel Román (1/4/2016)

Pabellón del Valle de Hebrón, Barcelona, España.

Eliminatoria final WBC del peso superpluma.


Aunque Román inició la pelea con cierta agresividad buscando conectar ganchos al cuerpo, lo cierto es que durante los primeros compases pareció contar con algunas dificultades para encontrar su distancia, de modo que Giner pudo mantener los espacios, impactar su derecha recta e imponerse por velocidad en los breves cruces. Esta dinámica se mantuvo con modificaciones en el segundo episodio, en el cual el mexicano aumentó un tanto su presión logrando llevar eventualmente a su rival contra las cuerdas. Pese a ello, el local respondió adecuadamente, saliendo de su encierro de forma efectiva para conectar una clara combinación hook zurdo-directo diestro.


A pesar del buen arranque del español, poco tardaría el exretador mundial en encontrar su boxeo, ya que en el tercer episodio Román iniciaría una intensa ofensiva continuada en la que desplegaría una enorme frecuencia de golpeo, conectando en corta un gran número de hooks y uppercuts con ambas manos. Si bien Giner en el cuarto round lograría sacarse parte de esa presión y podría responder con el gancho de mano adelantada repetido arriba y abajo y con el directo, «Mickey» sostuvo su tremendo ritmo de combate amenazando con desbordar. La línea ascendente en cuanto a la capacidad de réplica de Giner seguiría en el quinto asalto, cuando supo contragolpear con claridad las continuas arremetidas del visitante. Finalmente, se llegó de esta forma a un sexto round que fue el más intenso y un punto de inflexión.

«The Rock» impactaría un brutal cruzado de mano diestra a la contra, golpe seguido por un 1-2-hook, aunque Román reaccionaría y, lanzando una contundente combinación de ganchos, dejaría en cierto mal estado a su rival. Entonces, en este momento crítico, Giner volvería a contraatacar con ganchos y cruzados diestros que hicieron ceder en su empuje a Román. Terminado el asalto, aunque el excampeón de Europa había ofrecido tenaz resistencia e incluso podía haberse anotado el episodio, quedó muy claro que el combate de desgaste en el que se había convertido el choque era sumamente desfavorable para Giner, puesto que el magnífico encaje de Román y su cadencia combativa terminarían por decantar a su favor el cruce. Así, después de un séptimo episodio igualado y con durísimos intercambios en que los continuos hooks de Román se intercalaron con los cruzados y directos de Giner, se llegaría al decisivo octavo round.


Con Giner muy mermado ya en su condición, y padeciendo problemas en su oreja izquierda, varios curvos seguidos por un directo le llevaron a la lona por primera vez en la pelea, knockdown del que podría alzarse, pero sólo para ser derribado de nuevo al recibir una derecha recta próxima a su afectada oreja. Con esta segunda caída se llegaría al KO Técnico que daba el triunfo a Miguel «Mickey» Román 55(42KO)-11(1), convirtiéndose con esta victoria en retador mandatorio WBC del peso superpluma. Sin duda, Giner 18(8KO)-2(1)-1 ofreció una muy meritoria actuación, puesto que, enfrentando a uno de los máximos aspirantes de la división, con gran experiencia ante la élite y que incluso había sido retador mundial en dos ocasiones, pudo ofrecer sostenida y valerosa resistencia. Cabe recordar que Giner ni siquiera estaba ranqueado en los organismos antes de su victoria contra pronóstico ante el top 3 Romain Jacob y que no entraba en las previsiones su posible entrada en la eliminatoria superpluma, aspectos que dan más importancia todavía a su buena actuación ante Román. Con todo, el mexicano, que suma 17 victorias seguidas y que no pierde desde 2012, supo hacer valer su extraordinaria resistencia (de sus 11 derrotas sólo una fue antes del límite) y su fenomenal frecuencia de golpeo para desgastar y eventualmente quebrar a su oponente.


En cualquier caso, puede que en el asalto mundialista esto no sea suficiente para que Román pueda capturar el triunfo, dependiendo mucho sus posibilidades de éxito de que enfrente a Francisco Vargas o a Orlando Salido (ambos se medirán el 4 de junio). Mientras que con Salido podría ofrecer una igualada y terrible batalla de intercambios en la que podría imponerse, en un posible choque contra el habilidoso Vargas, sus enormes vulnerabilidades defensivas, materializas esencialmente cuando recibe contragolpes, podrían lastrarle de forma decisiva.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios